Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa

TOUR DE FRANCIA | ETAPA 10

Landa se complica el Tour: Barguil le tiró a 19 km de meta

El alavés, mientras marchaba en cabeza en plenos abanicos, se fue al suelo después de que Barguil chocara con él. Perdió 2:09 en la meta de Albi.

Mala suerte para Mikel Landa. Como en el Tour de 2018, cuando se fisuró una vértebra después de superar el pavés al comerse una alcantarilla. O igual que en el Giro de 2017: una moto causó su accidente en el Blockhaus. En la ronda italiana de este 2019, rumbo a Frascati, el alavés sorteó una montonera a seis kilómetros de la meta… y Simon Yates le tiró en una rotonda posterior, cuando se encontraba en el grupo de cabeza. Camino de Albi, Warren Barguil hizo el afilador con Julian Alaphilippe, se desequilibró, soltó el pie derecho de la cala y, para recuperar la posición, empujó a Landa con el hombro y le tiró a 19 km de la llegada. De nuevo, mientras el vasco rodaba en el primer grupo tras permanecer atento a los abanicos. Una maniobra instintiva y sin mala intención de Barguil, pero que costó a Landa sus opciones en este Tour.

Afortunadamente, no ocurrió nada grave. Landa pudo chocar con un coche y un poste, pero impactó contra unos espectadores. Cedió 2:09 respecto a Geraint Thomas, Egan Bernal, Steven Kruijswijk, Enric Mas, Adam Yates y Nairo Quintana. José Luis Arrieta, director del Movistar, señaló a “Bardet”. Aunque acudió a ver el vídeo de la acción junto a los comisarios, el Movistar no presentó ninguna reclamación. Romain Bardet usó Twitter para confirmar que él no había tenido nada que ver con el incidente. Julian Alaphilippe reveló en su conferencia lo que sucedió: “Barguil tocó mi rueda y en el contrapeso colisionó con Landa”. El implicado se disculpó: “Lo siento por Mikel y deseo que se reponga, no fue voluntario”.

Landa, visiblemente cabreado, no habló en Albi. Golpeó el manillar al entrar y se dirigió directo al bus. Tampoco sufrió lesiones serias. El Movistar facilitó unas declaraciones: “Supuso un shock. Tan pronto estaba de pie, como entre gente y por el suelo. Por suerte, no padezco consecuencias físicas”. “Chapa y pintura”, como definió Imanol Erviti. “Lo malo, para él y para nosotros, el dolor, la pena y la rabia por una pérdida de tiempo provocada por otro, sin buscarlo”, concluyó el navarro. A Alejandro Valverde le pilló por sorpresa: “Me llevé un susto cuando dijeron por la radio: ‘¡Caída de Mikel!’. Venía a mi rueda, muy bien ubicado. No supe nada de lo sucedido. Joder, menuda lástima”. El murciano llegó junto a Nairo en el primer pelotón. Marc Soler, Nelson Oliveira, Andrey Amador y Erviti trataron de minimizar las pérdidas de Landa, a 3:03 de Thomas en la general a falta de la crono de Pau, Pirineos y Alpes.