‘Cruzando Fronteras’, la hazaña ya es documental

MOUNTAIN BIKE

‘Cruzando Fronteras’, la hazaña ya es documental

El estreno de Cruzando Fronteras, en el Palacio de la Prensa de Madrid.

Jesús Rubio

DIARIO AS

La película, de 36 minutos, fue presentada en el Palacio de la Prensa ante 430 personas, con Elena de Borbón como invitada de honor.

Madrid

La Powerade Madrid-Lisboa MTB Nonstop es una carrera por relevos con un recorrido de 770 kilómetros en un máximo de 55 horas, sin pausas. Los participantes deben correr por turnos, todo el día, toda la noche. Esta es la historia de uno de esos equipos”. Así empieza el documental Cruzando Fronteras, que habla de cómo Antonio, Simón, Julio y Josué vivieron en septiembre un de las grandes experiencias de su vida. Estos cuatro chicos, con discapacidad intelectual, acompañados de un equipo de bikers expertos y otro de la empresa Tressis, lograron concluir esta carrera extrema de mountain bike por relevos. Un reto llevado a cabo por la colaboración entre la empresa Tressis, la Fundación Madrid por el Deporte y A la Par.

La película, de 36 minutos, fue presentada en el Palacio de la Prensa ante 430 personas, con Elena de Borbón como invitada de honor. El éxito fue total. En la pieza se ve cómo conviven los cuatro ciclistas en el macroequipo ‘Cruzando Fronteras’, que se entrenaron en 120 días para la prueba con Santi, el técnico que los convirtió en superbikers. “Fue muy emocionante ver la película, se te ponen los pelos de punta”, cuenta José Antonio González de la Rosa, gerente de la Fundación Madrid por el Deporte, que reconoce: “Pensábamos que íbamos a ayudarles a ellos y al final te ayudan a ti en cosas”.

Momentos de alegría, momentos difíciles. “Las cuestas, las piedras, la dureza del camino, las etapas de noche, fueron peligrosas”, relataban los cuatro magníficos, que lucharon contra el reloj por evitar el fuera de control. “En la primera etapa hubo percance, se pasó mal. Fue agónico, porque Antonio se quedó vacío. Pero al final se rehízo y llegó con un minuto”, sigue De la Rosa. Jaime, el hermano de Antonio, le esperaba entre lágrimas.

Es sólo uno de las emotivas situaciones que se viven en este documental, que apunta a festivales de cine. Mejor verla: “Sabíamos que el tema iba a ser de calidad, pero cuando lo vi en la pantalla de cine me emocioné”, cierra De la Rosa, que vivió con pasión el preestreno: “Había situaciones simpáticas, otras tensas y sobre todo el hecho de reflejar que con esfuerzo, disciplina, trabajo y organización se puede conseguir todo”.

0 Comentarios

Mostrar