Las notas de la Vuelta 2017: Froome, Contador, Superman...

VUELTA A ESPAÑA 2017

Las notas de la Vuelta 2017: Froome, Contador, Superman...

 Alberto Contador, Chris Froome y Miguel Ángel 'Superman' López, protagonistas de la Vuelta a España 2017.

La 72ª edición de la ronda española tuvo de todo: despedidas, épica, exhibiciones... En AS hacemos balance y ponemos nota a corredores y equipos.

3.324 kilómetros, 21 etapas y un ganador: Chris Froome. El británico logró su ansiado triunfo en España y se apuntó el doblete Tour-Vuelta, algo que no había conseguido nadie desde que se corren en este orden. También fue la despedida de Contador del ciclismo profesional, el mejor vueltómano, junto con Indurain, que ha dado España. Hubo de todo: exhibiciones, épica, caídas... En AS hacemos balance y ponemos nota a corredores y equipos. ¡Comenzamos!

Chris Froome - Matrícula de Honor

Qué decir sobre Froome que no se haya dicho ya. El número 1, el mejor vueltómano del último lustro. Este año –si era posible- ha dado un paso más hacia la leyenda: doblete Tour-Vuelta. El primero que lo consigue desde que se corren en este orden. Un hito más en su carrera. Ganó sobrado, a su estilo. Arropado por su equipo (qué grandes estuvieron Nieve y Poels) y por su fiel potenciómetro. Además, sumó dos triunfos de etapa: Cumbre del Sol y la crono de Logroño. Sin palabras. Su anhelada Vuelta llegó a la sexta participación. Esperemos que vuelva para intentar revalidar el título.

Quick-Step - Matrícula de Honor

El equipo total. Seis victorias añadió a su palmarés el conjunto belga. 16 etapas en grandes (5 en Tour y 5 en Giro) y, por ahora, 49 en total en lo que llevamos de temporada. Buena parte de culpa de esta nota tiene Matteo Trentin, conquistador del póquer de victorias en Madrid. El rey de las volatas de la Vuelta y ganador ya en las tres grandes. Dará mucho que hablar en los embalajes de la próxima campaña, sin duda. Mencionados también merecen ser Lampaert, Alaphilippe y David de la Cruz. El primero se llevó el triunfo en Gruissan (menudo viento aquel día); el francés destrozó a Rafal Majka en las durísimas rampas del Xorret de Catí; y el catalán fue el más fuerte de la general. Un top-10 si no hubiese sido por el abandono en la penúltima jornada. No se les puede pedir más. Un año para enmarcar.

Alberto Contador - Sobresaliente

Por culpa de la tercera etapa con final en Andorra –quizá- no tiene mayor nota. Pero qué Vuelta has hecho, Pistolero. Una última Vuelta para el recuerdo y con un final soñado: el disparo en el Angliru. Diana. Acabó quinto en la general, pero quizá –eso- le importara poco. El madrileño llegó a la ronda española con un objetivo claro: disfrutar y hacernos vibrar. Y lo consiguió, vaya si lo consiguió. Atacó en 11 de las 21 etapas: 101 km batallando en fuga y 38 de ellos en solitario. Estratosférico. Se despidió por la puerta grande. ¡Gracias por tanto!

Lotto-Soudal - Sobresaliente

La gran sorpresa de la Vuelta a España. La clara demostración de cómo hacer mucho, con poco. Y es que ni en sus mejores sueños el equipo belga se imaginaba lograr cuatro triunfos. El boss: Tomasz Marczynski, un polaco con alma granadina que llegó a España en guagua con un único objetivo: ser ciclista profesional. Era su segundo año con Lotto y, la Vuelta, su última oportunidad para renovar. Y brilló. Logró dos triunfos que se suman a los del combativo De Gendt y Sander Armée. Cuatro. Un equipo limitado, pero voluntarioso. Tanto que no había etapa sin uno de los suyos en fuga. Qué mérito.

Superman López - Sobresaliente

La Vuelta le debía una oportunidad. Y no la desaprovechó. El colombiano comenzó con ciertas dudas (no es para menos, llevaba un año de lesión en lesión), pero rápidamente las disipó. Conquistó dos etapas y dos cimas míticas de la Vuelta: Sierra Nevada y Calar Alto. Voló como nunca. Se sintió otra vez ciclista de élite. 23 años solo, recuerden. Para Pesca (localidad natal) viajó el premio al mejor joven de la Vuelta que entregó AS. El año pasado se despidió de España por la puerta de atrás. Este 2017, dándose a conocer al mundo. ¡Viva Colombia!

Vincenzo Nibali - Notable

Tener al Tiburón en tu equipo es garantía de éxito. Terminó en segundo lugar, su segundo podio del año en una grande tras el tercer puesto del Giro. Nibali, además, sumó un triunfo de etapa en Andorra. Hubo momentos que apretó a Froome en la general y le hizo temblar por su reinado, pero llegó al final muy castigado y a punto estuvo de abandonar tras la caída que sufrió en la etapa del Angliru. Capo y dueño del Bahrain en su primera temporada, demostró que no se equivocaron con su fichaje. Siempre en mi equipo. Lo Squalo.

Ilnur Zakarin - Notable

Ya era hora, dirán sus seguidores. Con la vitola de gafe se presentó en la Vuelta. Algunos le daban como opción para el podio, otros llamaban locos a esos mismos. Hizo un gran Giro, y todavía mejoró su rendimiento en la ronda española. Terminó tercero, solo por detrás de dos colosos como Froome y Nibali. Palabras mayores. No tiene más nota –quizá- porque le faltó algo de ambición, hacer vibrar al público. Va a cumplir 28 años (15 de septiembre). ¿Cotas más altas? Todo se andará.

Movistar Team - Aprobado

Tenía un duro examen por delante. Y lo superó al límite. A la Vuelta llegó sin Nairo ni Valverde, sus dos principales espadas. Y claro, no iba a ser tarea fácil. La responsabilidad cayó en un jovencísimo Marc Soler y en Rubén Fernández. El primero fue de menos a más y al final cumplió con nota, solo le faltó el triunfo. El murciano, sin embargo, no repitió su gran actuación del 2016. Parte de culpa tuvieron las caídas. Otro que sufrió una dura caída en la Vuelta fue Carlos Betancur pero, hasta ese momento, que le obligó a abandonar, estaba cumpliendo mejor de lo esperado. Cumplir -y bien- también lo hicieron un combativo J. J. Rojas y el ecuatoriano Richard Carapaz. Junto a Soler, la mejor noticia para el equipo telefónico. Hay futuro. Una Vuelta dura para Movistar, sin opción de victoria. Pero el año que viene será diferente: Landa, Valverde y Nairo... Un trío de lujo. Solo queda esperar.

Orica-Scott - Suspenso

Orica es un equipo que gusta, eso es innegable. Ofensivo por naturaleza, siempre lo intenta. Pero no siempre vale para salvarse. A la Vuelta llegó con los gemelos Yates, la incógnita de Chaves y un sprinter como Magnus Cort llamado a dominar las volatas. Y el resultado: ningún triunfo ni ningún top-10. Bien es cierto que Chaves fue muy protagonista en el primer tercio, pero luego se desvaneció. La buena noticia, la única, fue el jovencísimo Jack Haig. Y gracias. Toca hacer autocrítica.

Sunweb - Suspenso

Si bien es cierto que en el Tour se mereció una M.H. como una catedral, en la Vuelta se merece un suspenso, también como una catedral. Y eso que se adjudicó la cuarta plaza en la general de Wilco Kelderman. Pero no vale todo. Sus corredores no han sido protagonistas ni un solo día. Ausentes en carrera, desapercibidos. También hay que recordar el caso Barguil, que se saldó con la expulsión del francés por desobedecer las órdenes de equipo. Kelderman, lo único salvable, fue cuarto. Pero dos aspectos a tener en cuenta: tenía el podio en sus manos, y lo perdió en el Angliru con Zakarin. Y dos, no atacó en toda la Vuelta. El ciclismo también se trata de eso. Suspenso.

0 Comentarios

Mostrar