Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Champions League

El BMC triunfa y Dennis viste el maillot rojo que era de Samuel

Etapa

Nimes - Nimes (crono 13 Km)

  • Crono equipos

ASTV

VUELTA A ESPAÑA 2017

El BMC triunfa y Dennis viste el maillot rojo que era de Samuel

El equipo del asturiano, suspendido por dopaje, dominó la contrarreloj de Nîmes. Jungels, Barguil y Froome fueron los gallos más favorecidos.

“Cuando aterricé en Marsella, creí que había vuelto al Tour un mes después”. Las palabras son de Alberto Contador, pronunciadas en una zona hotelera y comercial a las afueras de Nîmes. Los autobuses y los coches de los equipos ciclistas, en los aparcamientos exteriores, recuerdan cualquier salida o jornada de descanso de la Grande Boucle. Si miras la lista de dorsales, también te transporta a la ronda francesa: con el 1, Contador; con el 15, Jungels; con el 21, Froome; con el 41, Chaves; con el 62, Barguil; con el 71, Majka; con el 81, Bardet; con el 101, Zakarin; con el 111, Kruijswijk; con el 131, Aru; con el 151, Nibali…

Este atípico aroma a Tour lanzó la Vuelta a España de 2017 con una contrarreloj por equipos que exhibió las excelencias de Nîmes, candidata a Patrimonio Mundial de la UNESCO. La foto de las formaciones atravesando el anfiteatro romano, hoy plaza de toros, ilustra el arranque de la carrera, en un escenario que nos evoca gladiadores y toreros, nos lleva desde el tracio Espartaco al matador José Tomás… En los alrededores fue testigo la estatua de Nimeño II, que se quitó la vida porque no pudo soportar la lesión medular que le impedía volver a torear.

Los nuevos gladiadores del Siglo XXI no empuñan ni lanzas ni espadas. Se agarran al manillar de sus bicicletas, como si fueran cuadrigas, y muestran la polivalencia de las Arenas, actualmente utilizado para espectáculos de todo tipo. Por la puerta grande salió el BMC-Tag Heuer, equipo estadounidense de patrocinio suizo, doble campeón del mundo de la especialidad (2014 y 2015), que dominó la contrarreloj que abría la carrera, como ya hiciera hace dos años en Marbella.

El equipo BMC cruza el anfiteatro romano de Nîmes durante la contrarreloj por equipos.

El BMC-Tag Heuer ya había sido involuntario protagonista de la ronda dos días antes por el anuncio del positivo de Samuel Sánchez. Sin el asturiano en sus filas, sustituido por el belga Loic Vliegen, la escuadra mantuvo potencial para lograr la primera victoria de esta edición y para vestir de rojo al australiano Rohan Dennis. Ahí hubiera estado seguramente Samuel, en el podio inaugural. Ese honor y esa foto se ha perdido.

Más allá de la lucha por la etapa, que Daniel Oss celebró con gestos taurinos, estaba el combate de fondo: la clasificación general. Como estaba previsto, el mejor de los gallos fue Froome, que aventajó en 22 segundos a su teórico gran rival, Nibali, y en 26 a Contador, que se pegó un primer homenaje en la Vuelta de su despedida. Hay otros capos, a los que conviene no descartar sobre todo al inicio de la carrera, así que tomen nota: 8 segundos a Chaves y los Yates; 12" a Majka; 24” a Zakarin; 31” a Kruijswik; 32” a Aru, 37” a Bardet… Aunque si tomamos como referencia a Jungels y Barguil en lugar de Froome, debemos sumar tres segundos más y serían ambos los que partirían como líderes virtuales. La carrera pondrá a cada uno en su sitio, tiempo al tiempo, pero de momento merecen esa mención. Jungels, por cierto, recogió el primer trofeo de AS como Mejor Joven.

El Movistar, huérfano de líderes, llegó a 24 segundos del BMC. Mejor que el Bahrain de Nibali o el Trek de Contador. Una buena noticia para sus aspirantes Rubén Fernández y Marc Soler, acompañada de otra mala: la aparatosa caída de Jorge Arcas.

0 Comentarios

Normas Mostrar