VUELTA A ESPAÑA | ETAPA 17

Dumoulin ya es maillot rojo pero la Vuelta está que arde

Tras la crono de Burgos, Aru se queda a tres segundos del holandés y Purito, a 1:15. La Quesera, este jueves y la sierra de Madrid este sábado serán decisivas. Vuelta a España: etapa 5 en directo

Dumoulin ya es maillot rojo pero la Vuelta está que arde
JESUS RUBIO DIARIO AS

Tom Dumoulin venció, pero no sentenció. Como estaba previsto, el neerlandés dominó a sus rivales escaladores sobre los 38,7 kilómetros de la contrarreloj de Burgos y reconquistó un maillot rojo que ya vistió durante tres jornadas. Pero el guión no se siguió al dedillo. Fabio Aru cedió 1:53 minutos, lo que le sitúa a sólo tres segundos del líder a falta de dos complicadas etapas: hoy en Riaza y el sábado en la Sierra de Madrid. Dumoulin no tiene equipo y Aru cuenta con el poderoso Astana. Hay terreno. Y hay Vuelta.

Las primeras referencias fueron rotundas a favor de Dumoulin, que en el kilómetro 13,5 aventajaba en 1:11 a Purito Rodríguez; 1:00 a Majka, y 44 segundos a Aru. El segundo paso, en el km 27,5, ofreció ya otras conclusiones. Purito y Majka seguían acumulando tiempo ante el rodillo holandés, a 2:11 y 2:38, pero el italiano mantenía el tipo a 1:44, una diferencia que le colocaba incluso como virtual maillot rojo.

Los tiempos de la meta confirmaron la tendencia: Aru no recuperó la prenda, pero sigue vivo. Mientras, Purito perdió 3:06 minutos y se queda a 1:15. Su diferencia no es insalvable, pero sin llegadas en alto o en repechones, el catalán baja su rendimiento. Los ataques lejanos no son precisamente su especialidad. Además, no tiene un solo enemigo por delante al que batir, sino a dos. Sus posibilidades son escasas, como ratificaba su rostro en la meta. Peor todavía lo tiene Majka, que perdió 2:38, está a 2:22 en la general y a 1:07 del podio que cierra Purito.

Una mención aparte merecen también los ciclistas del Movistar, que se marcaron una buena contrarreloj: Alejandro Valverde fue tercero (a 1:08 de Dumoulin) y Nairo Quintana acabó sexto (a 1:33). El colombiano se coloca a 2:53 en la general y el murciano a 3:15. A estas alturas la remontada parece una utopía, pero el hecho de poder jugar dos bazas implica que todavía pueden ser jueces de la Vuelta y, de paso, sacar algún beneficio en forma de etapa o en forma de podio.

Curiosamente, antes de comenzar la contrarreloj había un runrún en el entorno de la Vuelta que apuntaba a Aru como ganador final, siempre que no cediera un tiempo excesivo en la contrarreloj. El equipo Astana derrochó optimismo durante el día de descanso y había contagiado a los seguidores de la carrera: periodistas, organizadores... El comentario martilleaba durante la jornada matinal: “Si Aru no pierde más de medio minuto, va a ganar la Vuelta, porque con Mikel Landa va a machacar a Dumoulin en la Quesera (hoy) y en la Sierra de Madrid”. Algunos incluso le daban un colchón de un minuto.


Resumen - Etapa 17 (Burgos / Burgos) - La... por la_vuelta

El razonamiento era sencillo: Dumoulin no tiene equipo para afrontar el terreno de este jueves, con la Quesera antes de desembocar en Riaza, y sobre todo para la etapa del sábado en la Sierra de Madrid con cuatro puertos y mucha leyenda. Seguramente sus compatriotas del Lotto-Jumbo podrán echarle una mano por aquello del paisanaje, pero, aun así, el poderío de la escuadra kazaja es superior. El comentario parecía más un deseo de no querer dar por sentenciada la Vuelta que un pronóstico real, pero con el paso de los minutos y de los kilómetros ha tomado forma. Tres segundos no son nada: la bonificación de tercer clasificado en una etapa es de cuatro, por ejemplo. La Vuelta está que arde.