Aru se desquita y Contador fue una lapa a rueda de Landa

GIRO DE ITALIA | 19ª ETAPA

Aru se desquita y Contador fue una lapa a rueda de Landa

El italiano conquistó la etapa en Cervinia. La maglia rosa se dedicó a marcar al vasco del Astana, que cedió la segunda plaza en favor de su compañero.

Si Alberto Contador ajustó cuentas con Mikel Landa en el Monte Ologno, al aprovecharse de su avería y devolverle la jugada del Mortirolo, en Cervinia le castigó. El líder del Giro sólo marcó al alavés durante la ascensión. Debía favores a Hesjedal y Kruijswijk, y les dejó marchar. Tampoco saltó en pos de Urán… ni de Fabio Aru. Pese a que el sardo se encontraba tercero, el madrileño se limitó a controlar los movimientos de Landa. Así que Aru logró su triunfo de etapa, adelantó a su compañero en la segunda posición provisional y celebró con entusiasmo después de sufrir varias crisis y sinsabores. Las lágrimas asomaron cuando se abrazó con la familia, su novia y sus lugartenientes: “Me siento muy feliz, gracias a todos fue posible”.

Contador, virtual vencedor del Giro, lo dijo en Verbania y lo repitió en la llegada: “Aru ha sido más valiente que Landa. Lo ha luchado muchísimo, ha sacado una merecida recompensa y ha subido al segundo puesto. Veremos qué sucede en Finestre y Sestriere”. Landa guardó la cara a su jefe y no hizo nada cuando atacó en Cervinia, pero tampoco se mordió la lengua: “Alberto quiere generar el caos entre Fabio y yo. Si se ha picado por las jornadas anteriores, peor para él. Por mi parte, estoy contento por lo bien que salió la estrategia en Astana”.

Casi 4.800 metros de desnivel, 236 kilómetros y tres puertos de primera suponían exigencia, distancia y terreno suficiente para probar cosas. En San Pantaleón, segunda cumbre del día, Astana llevaba a siete ciclistas, mientras a Contador sólo le quedaban Rogers y Kreuziger. Sin embargo, y aunque la etapa se presentaba como la reina de esta edición, el equipo kazajo le facilitó la carrera a la maglia rosa. “Contador ha tenido 17 escuderos estas tres semanas: los ocho suyos y los nueve de sus rivales”, se malician en el pelotón. Sin más ambiciones que la victoria parcial, como aseguró Landa, simplemente se produjo el intercambio de plazas que deseaba su director, Martinelli: el italiano, segundo, y el español, tercero.

Andrey Amador, ganador en Cervinia en 2012, se dejó sus opciones de podio en esta ocasión, pero se agarra al cuarto de la clasificación. No obstante, Giovanni Visconti se enfundó el jersey azul de la Montaña tras coronar primero en San Bartolomé y San Pantaleón. Movistar le blindó al enviar a Intxausti detrás de Kruijswijk.

Este sábado, última jornada alpina con la Finestre, Cima Coppi de 2015 con 2.178 metros de altura, 18,5 kilómetros al 9,2% y 7,8 km de sterrato, y la meta en Sestriere, de 9,2 km al 5,4%. Amenaza lluvia, así que habrá que comprobar cómo responden los corredores en los tramos de tierra apisonada, sin asfaltar. Será el último gran puerto del Giro, el que defina los puestos finales en el cajón de Milán. El pique Contador-Landa puede vivir un nuevo capítulo.

0 Comentarios

Normas Mostrar