VUELTA A ESPAÑA

Matthews vence en el repecho de Arcos y es nuevo maillot rojo

Katusha hizo duro el tramo final y Purito fue tercero en la etapa. Pero se impuso el australiano, que es el líder con 4 segundos sobre Nairo y 11 sobre Valverde, que se cayó.

0

El Orica-GreenEdge cargó con el trabajo principal durante la tercera etapa de la Vuelta a España, Cádiz-Arcos de la Frontera (198 km), y obtuvo su recompensa con premio doble: el australiano Michael Matthews conquistó la victoria en el repecho final al seis por ciento y se enfundó el maillot rojo, que ya tiene tres dueños distintos en los tres primeros días.

La etapa discurrió lenta, con una acumulación de 35 minutos de retraso sobre el horario previsto, pero la llegada sí fue eléctrica y vibrante. El Katusha tomó la cabeza a un kilómetro, con Kolobnev como lanzador de Caruso. El italiano tomó unos metros de ventaja, pero la cuesta se le hizo larga, aunque endureció la subida para una posible acción posterior de su líder Purito. Luego arrancó el irlandés Dan Martin, especialista en este tipo de repechones como demuestra su triunfo en la Lieja-Bastoña-Lieja 2013 (en la edición de este año se cayó en la última curva). Rozó la gloria con los dedos, pero Matthews tomó su rueda y le remontó.

La llegada también tuvo incidencias en la lucha de los favoritos. Purito Rodríguez entró tercero y arañó cuatro segundos de bonificación. Nairo Quintana es ahora segundo de la general, a 4 segundos de Matthews, porque Valverde quedó ligeramente cortado, quizá por las secuelas de una caída anterior, y ahora se encuentra a 11”. Silenciosamente, Rigoberto Urán sigue a 15”, pero ya es cuarto. Contador y Froome también entraron en el grupo de Nairo.

Los ciclistas habían disfrutado de lo lindo en la salida de la etapa desde el buque insignia de la Armada: el Portaaeronaves Juan Carlos I. Y como si de aviones se tratara, los primeros escapados partieron lanzados nada más arrancar la etapa (km 6): Cousin (Europcar), Mas (Caja Rural), Fumeaux (IAM), Wyss (BMC) y el repetidor Van Rensburg (MTN Qhubeka). La aventura llegó a tener 8:15 minutos de ventaja (km 50).

Fiel a su filosofía, el Caja Rural volvió a meter a un corredor en la fuga. El debutante Lluís Mas Bonet, mallorquín de 25 años de Ses Salines, se quedó en solitario en la ascensión al Alto del Camino (a 72 km). No llegó, claro, pero recolectó otros premios: el combativo de la jornada, igual que su compañero Aramendia el domingo, y el maillot de líder de la Montaña.

Los últimos kilómetros depararon algunos sustos, como una avería de Warren Barguil en el Puerto del Boyar, que le supuso un calentón para volver a enlazar. El francés cedió luego siete segundo en la meta. También hubo una caída en el avituallamiento, patrocinada por la valla de Skoda, de los ‘movistar’ Adriano Malori y Jonathan Castroviejo, en la que se vio implicado Alejandro Valverde, que pudo levantarse rápido para reincorporarse al ritmo ya encendido del pelotón. Aparentemente, sin consecuencias para ninguno.