GIRO DE ITALIA | 2ª ETAPA

Kittel no tiene rival en Belfast y Matthews se viste de rosa

El velocista alemán, que hoy cumple 26 años, tiene etapas en las tres grandes. El australiano del Orica arrebató el liderato por tres segundos a su compañero Tuft.

Debut en el Giro, primera ocasión de ganar al sprint y primera victoria. Como un francotirador, Marcel Kittel no pudo apuntar mejor para completar su colección en las tres grandes. El alemán no tuvo rival en la llegada de Belfast, de nuevo en Donegall Square, al lado del edificio del Ayuntamiento, como la crono y la presentación de los equipos. Su triunfo significa el quinto de la temporada, después de tres parciales en el Tour de Dubai y la Scheldeprijs.

El velocista del Giant, nacido en Arnstadt, hace 26 años hoy. Si el Orica le regaló a Svein Tuft la maglia rosa el sábado, en el mismo día de su cumpleaños, Kittel puede darse un homenaje con un doblete en Dublín, ya que la jornada de esta tarde se presenta ideal para otra volata. Con el poderío que mostró, la bicicleta de ventaja que sacó a Bouhanni y la inestimable ayuda que le brindan sus compañeros, parece probable que se hinche en esta edición. En el Tour de 2013 ya se apuntó un póquer. Inauguró su casillero en las grandes rondas en la Vuelta, en 2011.

Por su parte, Michael Matthews, octavo en la línea de meta, le birló el liderato a Tuft por los tres segundos que se picaron entre los primeros clasificados y el resto del pelotón. La cosa quedó en Orica, e incluso el australiano, muy aficionado a los tatuajes y los adornos de todo tipo, puede emplear el cuadro tuneado de rosa que lució el canadiense, porque los auxiliares sólo tendrían que adecuarlo para su bici.