BeTech: noticias de tecnología

Estás leyendo

Sarahah, la polémica app 'de la honestidad' que ha superado a WhatsApp

Sarahah, la polémica app 'de la honestidad' que ha superado a WhatsApp

Sarahah, la polémica app 'de la honestidad' que ha superado a WhatsApp

La aplicación bate records de descarga, pero también de críticas por fomentar el acoso anónimo.

A principios de este año, el programador saudí Zain Alabdin Tawfiq tuvo una idea para una aplicación con fines laborales que serviría a negocios y empresas para saber el feedback de sus empleados de forma honesta. Sí, honesta, porque la clave de la app estribaría en que los empleados podrían enviar mensajes anónimos, y en ese anonimato se podrían escudar para enviar un mensaje honesto. Dicho y hecho, en febrero de 2017 se estrenaba en Android e iOS Sarahah, una app que esta semana está en boca de toda la red por ser el último fenómeno digital.

 

Sarahah, la polémica app 'de la honestidad'

Como es habitual en este sector, de vez en cuando sale una aplicación que arrasa en muy poco tiempo y vuelve a ser olvidada con la misma rapidez. En este caso las cifras y el ascenso de Sarahah han sido impresionantes, porque habiéndose estrenado hace sólo 5 meses, logró despuntar en bajadas en Africa y Oriente Medio, y posteriormente la app consiguió el pasado mes de julio un total de 3,88 millones de descargas sólo en Estados Unidos, lo que se traduce en haber sido descargada más veces que el Messenger de Facebook, Netflix y hasta la todopoderosa WhatsApp y copando el primer puesto de ventas en la App Store de Apple en 30 países. Todo bajo un aspecto gráfico ultra sencillo y un equipo de apenas tres personas desarrollándola.

Interfaz en árabe de la app Sahara

¿Cómo funciona? Bajas la app, la instalas, te haces una cuenta y ahora cualquier persona a la que le des el enlace de tu cuenta te puede enviar un mensaje anónimo, un comentario. Y ya está, la lógica simple y práctica al poder para “ayudarte a descubrir tus puntos fuertes y zonas en las que mejorar recibiendo el feedback honesto de tus empleados y amigos de una manera privada”.

Así sobre el papel suena bien estando en un ambiente laboral y constructivo. Pero el problema es que el uso de Sarahah, que en árabe significa ‘Honestidad’, ha derivado en algo totalmente distinto fuera del ámbito para el que fue creada. Pero antes, ¿cómo una app así de pequeñita y enfocada a un grupo concreto ha conseguido semejante éxito? ¿Qué factor ha contribuido al éxito de locos que ha tenido en 5 meses? La respuesta es Snapchat, una de las redes sociales más populares y que permite a todo el que tenga una cuenta en Sarahah compartirla a través de su Snapchat entre todos sus contactos.

Adiós Honestidad, hola Racismo y Acoso

Imaginad esto: Dada la increíble mala leche, cabreo y malrollismo que hay en sitios como Twitter, una red social en la que el acoso y el Bullying es una realidad y sus creadores se confiesan tan desbordados que es campo abonado para trolls, pensad en qué pasaría si se pudieran enviar mensajes anónimos, sin posibilidad de descubrir quién lo ha enviado y sin poder contestarle. Esto es lo que sucede en Sarahah, que no permite conversaciones y por tanto quien recibe los mensajes sólo puede leerlos y fastidiarse con lo que digan.

Con el impulso de Snapchat, Sarahah se ha convertido en una app ideal para enviar mensajes de acoso, para amenazar, insultar, etc, y todo desde el anonimato y la imposibilidad de contestar, motivo por el que las quejas a la app no se han hecho esperar y se pueden leer ya en sitios como la App Store. Sarahah es, básicamente, un caldo de cultivo enorme para el bullying anónimo, y la enésima app que nace como algo positivo y acaba convertido en algo destructivo, igual que la extensión de Facebook Honesty Box de mensajes anónimos, o el sitio web Askfm que sus autores intentan limpiar tras casos incluso de suicidios.

Una de las muchas duras reviews que la app está recibiendo en todo el mundo

Una de las muchas duras reviews que la app está recibiendo en todo el mundo

Fecha de caducidad reciente

Webs como el Financial Times señalan cosas buenas como que la app no permite que se envíen fotos ni mensajes de forma pública, y también que se puede bloquear a los usuarios ofensivos a través de su IP aunque no estén registrados. Su creador, Tawfiq, deja claro que incluso un sólo caso de acoso es intolerable y están implementando medidas para ‘limpiar’ su app, entre las que se incluyen el citado bloqueo por IP o un filtro de mensajes, de cara a crear un espacio positivo y asegurar su futuro.

Aunque la realidad es que la obsesión de muchos jóvenes por el qué dirán, por saber si los que les rodean o simplemente sus ‘followers’ de sus canales de YouTube, Instagram, etc, los ven como buenas personas, ha contribuido al éxito de Sarahah sin duda, pero esto es el arma de doble filo, ya que compartir la cuenta con millones de usuarios que no conoces de Snapchat le ha dado alas para ser usada de la peor forma posible. La duda ahora es tanto saber si Zain y los suyos conseguirán limpiar de trols su app, como cuántas semanas/meses le quedan a Sarahah antes de pasar de moda y caer en el anonimato, cosa que suele pasar con estas apps que suben como la espuma en muy poco tiempo por ser el trending y caen igual de rápido en el olvido.

0 Comentarios

Mostrar