BeTech: noticias de tecnología

Kuvée, la botella de vino inteligente que cuenta las copas te quedan por servir

GADGETS

Kuvée, la botella de vino inteligente que cuenta las copas te quedan por servir

Kuvee

Su pantalla táctil te dirá la información del vino que almacena y lo que queda por servir.

Algo que nunca falta en las mesas de cualquier casa, sobre todo en las celebraciones, es un vino para acompañar. Con la llegada del calor no es extraño echar un poco de gaseosa para hacerse un tinto de verano, que refresca algo más. Los más puristas degustan la bebida sola para apreciar los contrastes, aunque estos se pierden poco a poco después de descorchar la botella. Para todos ellos existe Kuvée, una botella electrónica para cargar tu vino preferido.

 

Carga de vino tu botella electrónica

Tener varios vinos en una comida puede resultar un problema. Se corre el riesgo de no acabar la botella, haciendo que el líquido pierda sus propiedades más características. Puede sonar muy dramático, pero los entendidos en enología saben que un buen vino debe ser degustado una vez abierto el recipiente.

Para eso llega Kuvée. Se trata de un gadget con el aspecto de una botella que está hueco por dentro. Funciona como un dispensador, es decir, colocas una carga en su interior y el dispositivo se encarga de servirlo cuantas veces sea necesario. Cada recipiente tiene un seguro en el cuello que evita que se caiga cuando lo sostienes y almacena en perfectas condiciones su contenido 30 días.

Además, cuenta con una pequeña pantalla táctil en su parte frontal donde puedes ver la etiqueta del vino. También muestra otra información interesante como la historia del vino que degustas, recomendaciones, el número de copas restantes o la valoración que le das, si es que todavía aciertas en los botones táctiles.

 

Pide tus botellas en desde Kuvée

Otra característica interesante de esta botella inteligente es que puedes pedir más recambios directamente desde su pantalla. Mediante su conexión WiFi puedes hacer el pedido en el momento, pero hay quien prefiere hacer su propio plan de gasto. Los vinos suelen costar desde unos 12 euros el más barato a los 55 euros, aunque hay paquetes especiales que combinan varios para encontrar el que más te gusta. Si elijes esta opción, tienes opiones de comprar desde cuatro 12 vinos, los cuales costarán siempre de 200 a unos 380 euros al cambio, siempre con el dispensador incluido.

0 Comentarios

Mostrar