NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DALLAS MAVERICKS

Kidd: “Doncic ya es mejor que Nowiktzi y está en la atmósfera de Jordan”

Jason Kidd se rinde a su jugador, asegura que ya es el mejor de la historia de los Mavericks y lo sitúa junto a los más grandes: Jordan, LeBron, Kobe...

Actualizado a
Jason Kidd se rinde a su jugador, asegura que ya es el mejor de la historia de los Mavericks y lo sitúa junto a los más grandes: Jordan, LeBron, Kobe...
Jerome MironUSA TODAY Sports via Reuters Con

Luka Doncic está de dulce. El jugador esloveno se encuentra en su sexta temporada en la NBA y, si bien el desarrollo de los Mavericks es intermitente y muchas veces deja que desear, la evolución de la estrella está siendo espectacular. Candidato de forma constante al All Star, los Mejores Quintetos de la NBA y un MVP del que todavía está algo lejos, el ex del Real Madrid consigue unos números espectaculares y promedia 34,7 puntos (máximo de su carrera), 8,6 rebotes y 9,6 asistencias (máximo de su carrera). Además, roza el 49% en tiros de campo (su segundo mejor registro), supera el 37% en triples (otro tope) y el 78% en tiros libres (también su mejor registro). Mientras que los 1,4 robos y los 0,6 tapones igualan sus mejores marcas. Todo un logro para un hombre que sigue evolucionando en la pista, maximizando sus datos como profesional y poniendo rumbo directo hacia el Olimpo del baloncesto.

Y no sólo por eso: Doncic ha batido también récords esta temporada. En la cima de todos ellos, los 73 puntos (con 10 rebotes y 7 asistencias) anotados en Atlanta ante los Hawks, la cuarta mejor marca de la historia igualada con David Thompson y el tercer jugador de la historia que llega a esa cifra junto a Thompson. Antes que él, solo lo consiguieron Wilt Chamberlain (el hombre de todos los récords) y Kobe Bryant. En el siguiente encuentro, ante los Kings, sumó 28 puntos, 10 rechaces y 17 asistencias, convirtiéndose en el primer jugador de la historia de la NBA en llegar a los 50 tantos de promedio durante dos partidos con triple-doble. Y, dos noches después, hizo otro partido para la posteridad: 45+9+15 en la remontada de los Mavericks ante los Magic. En total, 48,7 tantos y 13 asistencias, una producción total de 79,7 tantos generados. Sólo Chamberlain (otra vez) ha superado dicha cifra: en dos ocasiones estuvo por encima de los 80, en 1962.

Los datos de Doncic son históricos, pertenecientes a los albores del ascenso de la competición, algo inusitado e inédito en el baloncesto. Y confirman al base como uno de los más grandes, un jugador que juega 37,5 minutos por noche (otro tope en su carrera) y que causa sensaciones contrapuestas por sus constantes quejas y problemas a los árbitros, pero cuyo talento escapa de cualquier tipo de duda. Eso sí, la situación de los Mavs no termina de ser la mejor: las finales de la Conferencia Oeste disputadas en 2022 han quedado en el olvido, el fichaje de Kyrie Irving no ha salido del todo bien y los texanos están en mitad de tabla, siempre tonteando con el play in y con una imposibilidad manifiesta para acercarse de forma definitiva a los primeros puestos. El que debería ser el objetivo, una ventaja de campo en primera ronda y hacer avanzar el proyecto. Algo que, de todas formas, es más fácil decir que hacer. Como todo.

Eso sí, del nivel de Doncic se está hablando mucho y el último en opinar ha sido Jason Kidd, un entrenador que causa sensaciones ambivalentes, pero que no ha dudado en alabar al esloveno en declaraciones recogidas por la ESPN y en situarle como el mejor jugador de los Mavericks de la historia por delante de Dirk Nowitzki: “Es mejor que Dirk, Está en la atmósfera de Michael Jordan. Está a la altura de LeBron y Kobe”, ha dicho, aludiendo también a la precocidad el base, de tan solo 24 años. Y ha insistido en la comparativa con el alemán: “Hace cosas que Dirk nunca podría hacer, y ahora tenemos la oportunidad de conseguir que los jugadores adecuados le rodeen para finalmente ganar un campeonato”, asegura Kidd, miembro del Salón de la Fama al ser una estrella como jugador y compañero de Nowitzki en los Mavericks campeones, en 2011.

El que fuera jugador franquicia de los Mavericks durante 21 años es uno de los más grandes de siempre. Referente en la selección alemana, Mark Cuban lo potenció hasta convertirle en una auténtica estrella. Primer europeo en conquistar el MVP de la temporada en 2007, estuvo en las Finales de 2006 (los Mavs cayeron 4-2 ante los Heat) y ganó el título cinco años después, la joya de la corona de una carrera extraordinaria. Se retiró en 2019, tras disputar su última temporada al lado de un Doncic que por entonces estaba en su primera temporada y ganó el Rookie del Año. Y sigue vinculado a su equipo de siempre, siendo habitual verle presenciando los partidos. Y también siendo testigo de como Luka Doncic hace historia. Un baloncestista único que ahora mismo no tiene techo. El cielo es el límite.

Normas