NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN

Formación a la Absoluta

Los 22 convocados por Sergio Scariolo suman 40 medallas en categorías inferiores. Solo Salvó y el nacionalizado Lorenzo Brown tiene su currículum en blanco.

Actualizado a
04/08/22 JUAN NUÑEZ HECTOR ALDERETE SELECCION ESPAÑOLA ESPAÑA 
BALONCESTO 
ENVIADORAQUELGONZALEZ
alberto nevadoDiarioAS

Hace menos de dos semanas Juan Núñez y Héctor Alderete se colgaban en Podgorica (Montenegro) el oro en el Europeo Sub-20. Hoy se entrenan con la absoluta y ayer tuvieron que preparar el bolsillo para la cena de matrícula. “El inicio de verano en las categorías de formación es ilusionante y nos asegura el futuro”, comentaba el día de la presentación Jorge Garbajosa, presidente de la FEB. Por ahora, y a falta de los júniors, que juegan este sábado la semifinal de su Europeo, España ha disputado todas las finales en juego hasta el momento. Ha sido oro continental en las dos Sub-20 (masculina y femenina) y ha cosechado dos platas mundiales en categoría Sub-17.

La Selección actual se nutre de los éxitos en formación. Los 21 jugadores que trabajan en Madrid más Garuba, que se incorporarán en los próximos días, acumulan 40 medallas en categorías inferiores: 17 oros (cinco en Sub-20, cinco en Sub-18 y siete en Sub-16), 14 platas (once, uno y dos) y nueve bronces (cinco, tres y uno). Sólo Miquel Salvó y el recientemente nacionalizado Lorenzo Brown no suman ningún metal a esta cuenta.

Juan Núñez, por ejemplo, lleva un cien por cien de efectividad en Europeos de formación. En 2019, antes de la pandemia, se colgó el oro cadete con España y este verano ha repetido con la Sub-20 aunque, por edad, debería estar disputando el torneo júnior. En cambio, él trabaja ahora con los ‘mayores’. “Estar aquí es el sueño de cualquier chico joven, el poder aprender de todas estas leyendas”, dice el madrileño que, con 18 años recién cumplidos, es el benjamín del grupo, aunque su adaptación “está siendo más fácil” porque en la concentración ha coincidido con tres compañeros de equipo: Sergio Llull, Rudy Fernández y Alberto Abalde. “Aquí conozco a poca gente, pero ellos me abren un poco el camino. Se están portando muy bien conmigo”. De carácter más bien tímido, el base reconoce que cuando no conoce mucho a la gente le cuesta hablar, aunque en la Selección se está soltando “poco a poco”.

Núñez también conocía a Héctor Alderete, compañero en el oro de la Sub-20, que es otra de las caras nuevas de esta Selección. “Tenemos que ir sin presión, porque si nos ponemos ladrillos encima será un peso muy difícil de quitarse. Querer ponernos al nivel de los Gasol, de Calderón, de toda esa generación, es imposible”, dice el ala-pívot del Movistar Estudiantes que, cuando recibió la llamada de la Selección, pensaba que alguien le estaba vacilando. La adaptación, reconoce, “va por buen camino”. “Son todos muy majos e intentan que estemos lo más cómodos posibles”. Además, es el único que ‘juega’ en casa, porque España estrena estos días en el Magariños.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?