NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Movistar EstudiantesEST
89
Zunder Palencia
62
Finalizado

FINAL FOUR LEB ORO

El Estudiantes destroza al Palencia para alcanzar la final

Los colegiales no dan ninguna posibilidad a los castellanos (89-62) en las semifinales de la Final Four de ascenso. Beirán estuvo mayúsculo. Girona o Lleida, su rival.

Actualizado a
18-06-22 Estudiantes - Palencia Final Four Liga LEB Oro
18-06-22 Estudiantes - Palencia Final Four Liga LEB OroEddy KeleleDIARIO AS

Golpe de autoridad del Movistar Estudiantes para dejar el ascenso a la Liga Endesa a tan solo una victoria. De equipo grande, superior, mayúsculo. De gigante dormido que despierta en el momento adecuado, en el instante preciso, cuando la segunda plaza para volver a la élite se pone en juego. El mejor Estu de la temporada, en el mejor partido de la temporada surgió cuando los nervios más podían atenazar, cuando la caída no tenía red. Y lo hizo contra el rival que más problemas le había creado esta temporada, al margen del campeón Covirán Granada: el Zunder Palencia. Los castellanos, que ganaron los dos encuentros del curso a los colegiales (133-139 en el global), sucumbieron por 89-62, aunque llegaron a perder por 34 (79-54). Ahora toca esperar rival: el Bàsquet Girona de Marc Gasol o el IGC Lleida de Michael Carrera.

Se derrumbaron sin contemplaciones. Sin dar guerra. Ya desde el primer cuarto se vieron desbordados por una defensa asfixiante que neutralizó todas y cada una de sus ideas. El que más lo pagó fue Prince Ali. El escolta, que destrozó a los madrileños en el último partido en el WiZink Center, estuvo desaparecido: solo 6 puntos y 4 pérdidas en 18 minutos en pista. Dee le ahogó de salida y no se recuperó. Su ausencia junto a la del rebelde Allen (se desvinculó del club antes de viajar a Girona) fue mucho para unos palentinos que ya se encontraban 10 abajo a finales del primer cuarto.

RESUMEN

89 - Movistar Estudiantes (19+17+33+20): Faggiano (4), Dee (14), Beirán (10), Durisic (13), Larsen (7) -cinco inicial-, Sola (9), Urtasun (14), Dos Anjos (10), Arroyo, Martín (5), Domínguez (3) y Emilov.

62 - Zunder Palencia (11+13+19+19): Speight (6), Prince Ali (6), Ortega (12), Blumbergs (2), Barro (2) -cinco inicial-, Rubio (11), Fall (8), Rodríguez (10), González (1) y Nicholas (4).

Árbitros: Zafra, López y Ávila. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a las semifinales de la Final a Cuatro de la LEB Oro, disputado en el pabellón de Fontajau.

El castigo en ataque también lo sufrieron en defensa. Y de qué manera. Johnny Dee continuó con la versión extraordinaria de los cuartos y se disparó a los 14 puntos. El estadounidense tuvo que salir en el tercer cuarto por un golpe que hizo temblar a más de un aficionado madrileños, pero no resiste gravedad. Kevin Larsen, por su parte, fue un todoterreno: 7 tantos, 7 rebotes y 3 asistencias para 16 de valoración y un +28 con él sobre la cancha.

Pero, por encima del resto, Javier Beirán. El madrileño sacó la varita, su navaja suiza para dominar cada centímetro de la pista, cada segundo del minutero. No solo fueron números, que también (10 tantos -5/5 de dos-, 7 capturas y 2 pases de canasta para 18 de valoración), fue un lectura espectacular del duelo y de su rival, tanto como alero como de base por la acumulación rápida de faltas de Lucas Faggiano.

Dos Anjos estiró la renta al +12 (23-11) en los albores del segundo cuarto. El Palencia aún resistía con jugadas aisladas, puntuales, pero no encontraba ritmo, ni acierto con un 2 de 13 desde el perímetro y se vieron avasallados en el rebote. Al descanso, un escandaloso 9-25 para los colegiales, que apilaron 12 ofensivos. La labor de Djurisic en la carga del rebote fue importante. Y el partido estaba en el precipicio (36-24), o los palentinos se agarraban o caían al abismo.

Fue la segunda. Sin ningún tipo de posibilidad de redención, los de Pedro Rivero se abandonaron tras un parcial de 20-6 (56-30) que dio medio pase a los ramireños a la final con Urtasun haciendo diabluras con la penetración y el tiro exterior, y Beirán encontrando huecos imposibles para sus compañeros ante una defensa que ya estaba de vuelta en casa. El otro medio fue un arreón importante (69-43), que dejó el último periodo para los reservas y una diferencia máxima de +34 (79-45). Una dolorosa forma para los palentinos de cerrar una temporada que ha sido de sobresaliente y una genial forma para los estudiantiles para coger confianza de cara a la final de este domingo. La ACB espera. Ahora solo falta atrapar la oportunidad.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?