NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SUCESOS

Brittney Griner ya está en libertad

La jugadora estadounidense ha sido liberado de la durísima cárcel rusa en la que cumplía una condena de nueve años. El presidente Joe Biden lo ha confirmado.

Actualizado a
AStv

Se acabó la pesadilla, por fin: Brittney Griner, la jugadora texana de 32 años (una de las mejores pívots de la historia del baloncesto) ha sido liberada de la cárcel rusa en al que cumplía una condena de nueve años por tráfico de drogas. La excelente noticia, que fue anunciada por CBS y AP y confirmada por el presidente Joe Biden (“acabo de hablar con Brittney Griner. Está a salvo. Está en un avión. Está volviendo a casa”) ha sido posible gracias a un intercambio de prisioneros negociado por ambos gobiernos: Rusia ha liberado a Griner, Estados Unidos al traficante de armas Viktor Bout. Las conversaciones se habían alargado durante semanas, y hace unos días llegó el ‘ok’ definitivo del presidente Biden. El intercambio, según CBS, se ha realizado en Emiratos Árabes.

Biden habló con Griner desde el Despacho Oval, en la Casa Blanca, donde estaba acompañado por Cherelle Griner, esposa de la jugadora de 2,06, dos veces campeona olímpica y dos del mundo con el Team USA. También estaban a su lado la vicepresidenta Kamala Harris y el secretario de estado Antony Blinken. En cuanto se cerró el acuerdo, Griner pasó un reconocimiento médico, el procedimiento estándar que siguen en casos así las autoridades estadounidenses.

Bout, cuya liberación ha facilitado el trueque, estaba condenado a 25 años en una prisión federal estadounidense. Finalmente no se ha incluido, como se había especulado, al marine retirado Paul Whelan, que seguirá encarcelado en Rusia, donde cumple condena desde hace más de cuatro año por cargos de espionaje que el gobierno de EE UU ha rechazado.

Griner fue detenida en un aeropuerto ruso en febrero después de que se encontrara en su equipaje dos cartuchos de vapeo que contenían 0,25 y 0,45 gramos de aceite de cannabis. Posteriormente fue juzgada y condenada a nueve años de cárcel. Desde el gobierno estadounidense se consideró “injusta” la detención de la deportista, que jugaba en Phoenix Mercury y, en Rusia, en el Ekaterimburgo.

En noviembre, el gobierno de EE UU aseguró que Rusia “no negociaba de buena fe”. Blinken había dejado claro que por su parte, no había problema en negociar el intercambio: “La otra parte también tiene un voto en esto, no es solo lo que queramos hacer nosotros. Pero de una manera u otra, un día u otro, lo conseguiremos”. Finalmente se logró con Bout como moneda de cambio. El traficante de armas estaba en una prisión en Marion, Illinois. Había sido detenido en 2008.

La situación de Griner era de extrema dureza, y desde luego fue un hándicap que complicó su caso la coincidencia con la invasión rusa de Ucrania y la tensión diplomática que se generó entre rusos y potencial occidentales, EE UU a la cabeza. Como estadounidense, afroamerica y homosexual, se temía por su situación en un centro penitenciario ruso, donde no se dan las garantías que sí son habituales en otros países en cuanto a condiciones de vida y seguridad de los internos. Además, Griner había sido trasladada a IK-2, un temible recuerdo de la Rusia de Stalin y los gulag, ubicado en medio de la nada en la República de Mordovia.

Hoy es un día feliz para mí y para mi familia, pero hay muchas familias que no están completas. Brittney y yo seguiremos comprometidas con la labor de traer de vuelta a todos los estadounidenses. Como Paul Whelan, cuya familia está en nuestro corazones ahora que celebramos el regreso de Brittney”, aseguró Cherelle Griner desde la Casa Blanca, donde compareción junto a Joe Biden y Kamala Harris.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?