NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BCL

Cinco equipos de la ACB, al asalto de la Champions League

El Tenerife defiende su corona y busca el tercer título en el palmarés de un torneo que encara la séptima edición. Unicaja, Bilbao, Manresa y Murcia parten con ambición.

Actualizado a
Cinco equipos de la ACB, al asalto de la Champions League
DIARIO ASDiarioAS

La Basketball Champions League, un torneo joven que impulsó la FIBA para competir con la Euroliga, encara su séptima edición con ganas de comprobar si se mantiene el dominio de los equipos españoles, que han levantado el título en cuatro de las seis ediciones disputadas. La BCL se ha puesto al nivel de la Eurocup como segundo torneo continental tras la Euroliga. Tenerife, Murcia, Manresa, Bilbao y Unicaja son los representes de la ACB. Los premios que reparte la FIB son jugosos. De entrada, cada uno de los 32 equipos tiene una asignación de 50.000 euros. La clasificación para los octavos de final conlleva una asignación de 70.000, los cuartos valen 100.000 y el broche de oro está en la Final Four. El último se lleva 140.000, el tercero 200.000, el subcampeón 400.000 y el ganador, un millón.

El Tenerife defiende su corona, conquistada en mayo en la Final Four de Bilbao ante el Manresa. Va a por la tercera, tras la que levantó en 2017. En caso de repetir en años consecutivos, lograría el mismo éxito que el Burgos en 2020 y 2021. Los insulares son uno de los cinco equipos que han participado en todas las ediciones de la BCL, junto a AEK de Atenas, Nymburk, Oostende y Strasbourg. Los canaristas acumulan un total de 106 partidos en la competición y son el club con más victorias en la historia del torneo (81). Vidorreta es el entrenador con más triunfos (68), todos ellos al frente del banquillo insular. Tras sumar dos victorias en las dos primeras jornadas de Liga Endesa, ha realizado una buena puesta en escena que se ha visto lastrada solo por las bajas de su juego interior y es que de momento Shermadini y Guerra no han podido vestirse de corto.

Las pruebas realizadas esta semana indican que el georgiano podrá participar este miércoles si no hay ningún contratiempo en el entrenamiento previo al partido, si bien la baja de Guerra se prolongará un poco más. Otro interior, Diagne, no pudo realizar el entrenamiento del lunes con normalidad debido a un golpe sufrido en la rodilla ante el Girona, que obliga a situarlo como duda para la cita europea. Sobre el Rytas, Vidorreta ha destacado que se trata de un equipo “con mucho físico, con buenos manejadores de balón, un gran anotador como es Marco Foster y buenos aleros tiradores que hacen daño a campo abierto”. Por dentro, el entrenador aurinegro cree que el principal peligro rival se centra en Masiulis (ex de Bilbao Basket) y en el nuevo fichaje de Echodas, que añade polivalencia en el juego interior con respecto al curso pasado.

Para el Unicaja han llegado nuevos tiempos, de olvidar la Euroliga y pensar que su sitio es la BCL. Ibon Navarro llevó al UCAM Murcia a la Final Four en 2018. Tiene la oportunidad de repetir eso con Unicaja ahora. Primero tuvieron que pasar el trago del Patrioti Levice. Está en el Grupo G, con JDA Bourgogne Dijon, Dinamo Banco di Sardegna Sassari y PAOK Mateco. Juega el miércoles, como el Tenerife y está muy pendiente del partido del domingo contra el Madrid, en el que el Carpena prepara un ambiente de gala. El conjunto malagueño inaugura en Cerdeña su segunda presencia consecutiva en la BCL, tras ganar el pasado 25 de septiembre su fase previa ante otros cinco equipos, y tiene puestas muchas esperanzas en esta competición y en mejorar su rendimiento de la pasada campaña, en la que perdió en los cuartos de final ante el BAXI Manresa. Con una plantilla muy remodelada respecto al último curso, con hasta nueve fichajes, el Unicaja llega a este choque con el ánimo reforzado y la dosis de optimismo y confianza necesarios para afrontar un duelo de estas características, sobre todo tras remontar 14 puntos el pasado domingo ante el Gran Canaria (70-63) y lograr su primer triunfo en la Liga Endesa.

A pesar de perder el pasado fin de semana en la primera jornada de la LEGA contra el Openjobmetis Varese (87-81), el Sassari dirigido por Piere Bucchi es uno de los más potentes de la competición italiana y cuenta en sus vitrinas con un título de liga, dos Copas de Italia, dos Supercopas y una FIBA Eurocup, en 2019. La pasada temporada alcanzó las semifinales de su liga, en las que sucumbió ante el Armani Jeans Milán, que, a la postre, fue el campeón, y para la actual ha hecho tres incorporaciones: el pívot estadounidense de origen nigeriano Onuaku (mejor jugador de la liga de Israel) y otros dos estadounidenses, el base Dowe -ex del Prometey ucraniano-; y el alero Jamal Jones, procedente del Bahçesehir. El Unicaja y el Dinamo Basket Sassari se han enfrentado antes en dos ocasiones, en la fase regular de la Euroliga 2015-16 y con sendas victorias de los malagueños, por 65-77 en Cerdeña y por 80-62 en el Martín Carpena.

El Baxi Manresa se estrena en la histórica cancha del Limoges francés (20:30h), el Palacio de los Deportes de Beaublanc. La aventura europea empieza con un partido exigente. Afronta la competición con media plantilla nueva respecto al curso pasado, aunque algunos de los fichajes tienen experiencia en esta misma BCL. Es el caso del base Jerrick Harding, que jugó la temporada pasada la competición con el Nymburk o el escolta Giordano Bortolani que la disputó con Treviso y además fue reconocido como el mejor jugador joven del torneo. Los del Bages llegan a la cita tras lograr la primera victoria de la temporada en la Liga Endesa, frente al Granada (84-87). Los franceses, por su parte, vienen de perder contra el Pau Orthez (81-62) y de hecho han empezado muy mal la temporada en su liga, con tres derrotas en otros tantos partidos. El jugador más destacado de los franceses es el alero Desi Rodríguez, autor de 14,3 puntos y 7,3 rebotes por encuentro en la liga francesa. Olomuyiwa sigue con fascitis plantar en el cuadro español.

El UCAM Murcia llega crecido tras vencer de forma rotunda por 64-81 en la pista del Casademont Zaragoza. Recibe al Tofas Bursa turco y recupera a Sadiel Rojas, sancionado hasta ahora en ACB. El encuentro del Palacio de los Deportes supondrá el regreso del club grana a la competición europea casi cuatro años y medio después, concretamente desde que se hizo con la medalla de bronce en el curso 2017-18 en Atenas tras ganar por 85-74 al MHP Riesen Ludwigsburg alemán. De aquel equipo sólo queda en la plantilla universitaria el dominicano Rojas, capitán del equipo. McFadden, a sus 35 años, debe ser el que tire del carro. Cumple su segunda campaña en Murcia, ciudad a la que llegó en 2021 precisamente desde Burgos, meses después de levantar la BCL con los castellanos.

El Surne Bilbao Basket ha cambiado mucho la situación este año. En 2021 arrancó la Liga con 0-5 y ahora luce con orgullo un 2-0. Está de dulce y se ve con un viejo conocido, el Nymburk, al que más veces se ha medido en su historia en competición europea junto al Lietuvos Rytas lituano: seis. con cuatro victorias y dos del cuadro checo. Completan su grupo el BC Igokea bosnio y Bahçesehir Koleji turco. La trayectoria de los ‘hombres de negro’ en estas lides es más que notable. Han jugado Euroliga, Eurocup y Champions en tres recintos: La Casilla, BEC y Miribilla. Llegan a la décima participación en un torneo por el Viejo Continente: Eurocup en 2008-09, 2009-10, 2012-14, 2013-14, 2015-16, 2016-17 y 2017-18; Euroliga en la 2011-12 en la inauguración de Miribilla tras el subcampeonato ACB; y la Champions en la 2020-21, en plena pandemia con eliminación en la fase de grupos. Acumulan 125 partidos, con 73 victorias y 52 derrotas. Tras la gran victoria ante el Betis, el Surne se ha desplazado a Chequia vía Múnich y el equipaje se ha quedado por el camino, así que ha tenido que trabajar con indumentarias prestadas con los colores azul y blanco de la República Checa, prestadas por el Nymburk. Un viaje de esos de antes, cansado y caótico.

El Nymburk lleva ganando su liga desde la temporada 2003-04. Este curso ha jugado un solo partido y ganó al Opava a domicilio (61-69) con una buena actuación de sus extranjeros. Dispone de cinco estadounidenses (Stokes, Simmons, Lockett, Wattson y Gibbs), un lituano (Ivanauskas) y un eslovaco (Novak). El escolta Simmons defendió el año pasado los colores del Alicante en la LEB Oro y sus buenas actuaciones le hicieron marcharse en febrero al Apollon Patras griego. De ahí dio el salto al Nymburk. Este está huérfano de Hruban, máximo anotador histórico de la BCL y con mudanza a Londres, y Harding, su mejor hombre, que se ha ido a Manresa. El partido no se podrá ver más que por el Youtube de la Champions. No se juega en Pardubice, su antiguo cuartel general, sino en Kralovka Arena de Praga. El Igokea se ha anotado siete de las diez últimas ligas de Bosnia y el Bahçesehir es sobre el papel el rival más fuerte del grupo tras proclamarse campeón de la FIBA Europe Cup, la segunda categoría continental del máximo organismo mundial.

Esta temporada se reunieron en la BCL 52 clubes, incluida la fase previa, 18 de los cuales han sido campeones de la pasada liga y 35 alcanzaron las semifinales de sus competiciones domésticas. Hay representantes de hasta 29 países. En esa ronda preliminar que encumbró al Unicaja cayeron el Breogán y todo un Brose Bamberg alemán, con pasado reciente en Euroliga. Los nombres más sonoros son el Galatasaray de Dylan Ennis, Dee Bost y Caloiaro; el Dijon, con Nenad Markovic, exjugador y entrenador en ACB, al mando; el Hapoel Holon de Erick Green, ex de Valencia y Betis; el Daroussafaka de Brodziansky y Blazic; el Strasbourg del ex de Zaragoza y Granca Okoye y de Matt Mitchell; el Peristeri del exManresa Sylvain Francisco y que está dirigido por la leyenda Spanoulis; el Pinar Karsiyaka de Errick McCollum; el Sassari de Chinanu Onuaku; el Tofas Bursa del exhombre de negro Khyri Thomas; Limoges; y AEK. Nakic, que jugó el año pasado en el Andorra tras formarse en la cantera del Madrid, está ahora en el Igokea y aspira a ser uno de los mejores jóvenes de la competición.

Se mantiene el sistema de competición, con una fase regular de 32 equipos repartidos en ocho grupos de cuatro. Los ocho campeones de cada uno se clasificarán para el Top 16; mientras que los segundos y terceros se cruzarán con los de otros grupos en un playin al mejor de tres partidos. Una vez definidos los cuatro grupos de cuatro del Top 16, los dos primeros de cada uno, pasarán al playoff de cuartos, que se jugará al mejor de tres choques; y de ahí saldrán los cuatro equipos que jugarán la Final Four en una sede única. El Benfica se estrena con ganas de ser el mejor debutante. El pistoletazo de salida lo han dado Hapoel Jerusalem y Darussafaka (69-67).

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?