NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Musa cae de pie: “Va a marcar una época en el Real Madrid”

Musa debuta a lo grande en la Supercopa. Chus Mateo lo elogia. Título y 40 puntos, récord merengue en cualquier edición.

Actualizado a

La quinta Supercopa seguida del Madrid se cerró con Tavares marcando territorio: MVP tres meses después de serlo en la final de Liga. El más determinante, pero eso ya lo sabía el club, que lo renovó por cinco campañas hace tres veranos. Y él ha respondido con trabajo y progresión constante, también ante el Barça, contra el que sufrió (Brandon Davies, Sanli…) y ha sabido aguantar el tipo hasta invertir la balanza. Un valor seguro en una Supercopa que ha confirmado que Dzanan Musa es un cañón de jugador.

El escolta-alero bosnio, incluso base, ha irrumpido con fuerza en la ACB, de MVP con el Breogán en su primer año a muy importante con el Madrid en el éxito de Sevilla, donde ha promediado 20 puntos, 5 asistencias y 26,5 de valoración en 30 minutos. El mejor debut de un fichaje merengue en años, tantos, que desde este domingo tiene el récord de anotación del equipo en una edición de la Supercopa. Sus 40 puntos (21 al Betis y 19 al Barça) son la mejor marca por encima de los 38 de Mirotic en 2013, los 37 de Llull en 2014 y los 33 de Fernando Martín en 1985 (este último en solo un partido: ver tabla).

AñoSupercopa: los mejores anotadores blancos en una ediciónPuntos totales
2022Dzanan Musa40
2013Nikola Mirotic38
2014Sergio Llull37
2004Louis Bullock34
1985Fernando Martín*33
2012Rudy Fernández32
2018Sergio Llull32
2020Facundo Campazzo30
2019Facundo Campazzo28
2016Sergio Llull*27
*En un solo partido en lugar de en dos.

Más allá de números, ha encajado, se le ve cómodo en la pista y contento fuera, su incorporación inmediata tras la eliminación de Bosnia, cuando podía haberla retrasado por unos días de vacaciones, fue un gesto de implicación que le ha venido bien para sumar algún entrenamiento más y acelerar su integración. A los dos días le hizo 30 puntos al Unicaja y luego 19 al Zalgiris y 23 al UCAM Murcia. En cinco encuentros (dos oficiales) lleva 22,4 de promedio. Sin precedentes cercanos.

El perfil de Musa lo demandaba el Madrid casi desde la salida de Doncic en 2018, y más aún con la marcha de Campazzo en diciembre de 2020. Ni Prepelic ni Williams-Goss son ese tipo de jugador, y Laprovittola no se encontró en Madrid como ahora en Barcelona. A los blancos les faltaba un gran anotador, alguien capaz de generar juego que estuviera arropado por los Llull (24 títulos ya), Rudy, Causeur y compañía, alguien que pudiera liderar en ataque y crear ventajas con el balón (y él crea muchas por calidad y envergadura, un manejador por encima de los dos metros). Eso también puede hacerlo Mario Hezonja, con otras características, y Sergio Rodríguez, que no ha estado fino en la Supercopa, pero que se le ha visto bien en la pretemporada.

Una carencia que ha tratado de subsanar el Madrid este verano con una apuesta atrevida, incluso a costa de perder algo de defensa. Pero la presencia de Hanga y, ojo, de Williams-Goss ayudará a suplir el adiós de Jeff Taylor. De hecho, Goss de base con misión defensiva y Musa con balón en ataque pueden tener buen encaje. “Dzanan posee un grandísimo talento para el bote y el pase, genera muchas cosas. Será un recurso muy importante. Estoy absolutamente convencido de que va a marcar una época en el Real Madrid”, asegura Chus Mateo.

“La mejor decisión de mi vida”

En enero de 2021, tras abandonar la NBA, firmó con el Efes. Solo disputó 11 minutos en la Euroliga en el año del primer título de Ataman. Rescindió el contrato, pese a restarle dos temporadas, para ir a Lugo. Un paso atrás para coger impulso. “La mejor decisión de mi vida”. Y luego tomó otra, fichar por el Madrid, esa llegó antes de acabar la fase regular de la Liga, aunque no se anunciara hasta meses después.

Un Musa que mantiene una buena amistad con Doncic y que ha vivido rápido. Dejó su localidad natal, Bihac, en Bosnia, muy cerca de la frontera con Croacia y un enclave importante durante la Guerra en los Balcanes, para trasladarse a Sarajevo con 11 años. Y de ahí a Zagreb, al Cedevita, con el que debutó como profesional con 15 años y en la Euroliga con 16. Surgieron las comparaciones con Doncic y ambos llegaron a la NBA el mismo año (2018) y con la misma edad (19). La gente de Yugoslavia tiene una gran autodisciplina. Somos niños de la guerra. Yo cuando nací (1999) ya había terminado, pero la sentí porque mi padre estaba en el ejército. Él era el responsable de 2.000 soldados. Cuando ves a gente morir, es lógico luchar por algo y tener las emociones a flor de piel. El horror de la guerra nos hizo más fuertes, contaba en una entrevista en Sports Illustrated. Ahora, tras coger impulso en Lugo, ha caído de pie.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?