NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VALENCIA BASKET

Mumbrú: “Revolución no hubo pero era necesario cambiar las caras”

El técnico del Valencia Basket atiende a AS antes de comenzar la temporada el próximo viernes, ante el Coosur Real Betis. Firma por tres años.

Actualizado a
Álex Mumbrú.
ALBERTO IRANZODiarioAS

Álex Mumbrú (Barcelona, 1979) es el técnico elegido por el Valencia Basket para dirigir su futuro deportivo los próximos tres años. Si cumple su contrato será el entrenador que dirija al equipo en su debut en el Casal España Arena, el nuevo megapabellón que estará listo en 2024, una cuestión que no es baladí.

Mumbrú no vende humo. Ni se pone un objetivo palpable para esta temporada en la que su equipo competirá en Euroliga y Liga Endesa. Su misión es “construir un equipo” con muchísimas caras nuevas pese a que la columna vertebral taronja se mantiene.

-¿Cómo se llega a un equipo nuevo, con muchos nuevos, con un goteo de jugadores que van llegando... e inculcar sus ideas?

-Repitiendo mucho. Ha habido un flujo continuo de llegadas. Hicimos una pretemporada con los que estaban y los que habían descansado más, como por ejemplo Webb, que llevaba mucho tiempo parado porque no jugó playoff el año pasado... Y los demás han ido llegando con cuentagotas. El pasado jueves, cuando llegaron Pradilla y Arostegui, aún no habíamos entrenado todos juntos. Tenemos que cohesionarnos lo antes posible porque esto arranca y ya no para.

-¿Cómo lleva su adaptación personal: la ciudad, el club...?

-Te adaptas a todo. La ciudad me ha tratado muy bien. Es cómoda, con buen clima... Es una ciudad muy buena para vivir pero como me he pasado más horas en el pabellón que fuera pues la ha disfrutado más la familia que yo. Y luego en el club pues adaptándome también a la manera de hacer las cosas para ir poniendo poco a poco mis reglas.

-¿Qué plantilla tiene el Valencia tras una revolución en la confección de la misma?

-Más que una revolución, aquí había un núcleo de jugadores y otros que llevaban un tiempo en el club y acababan contrato. Yo creo que era necesario, tanto para ellos como para el club, cambiar un poco las caras. El club lo decidió así y buscamos los mejores jugadores que podíamos fichar. Hay caras nuevas, hay un equipo que esperemos ser competitivos. Esperemos ser un equipo, no sólo unos cuantos jugadores. Queremos ser un buen grupo y jugar bien al baloncesto.

-Muchos de los fichajes tienen ahora mismo sobre sí el cartel de incógnita...

-Lo que me gustaría es que si algún aficionado tiene alguna incógnita, que venga a La Fonteta y que los vean. Yo creo que eso sería importante. Uno de los objetivos es llenar La Fonteta, que esté a tope, que la gente se enganche al equipo, a la manera que jugamos, luchamos, nos sacrificamos... Es uno de los primeros objetivos. Es como el dicho: ‘Mejor verlo que contarlo’. Si alguien tiene duda de un jugador que venga a verlo a La Fonteta y seguro que se las despeja él mismo.

-¿Hay equipo para pelear en la Euroliga?

-La Euroliga es un regalo a una trayectoria de un club bien hecha durante muchos años. El club no se ha vuelto loco. El club quiere un equipo que sea capaz de ganar a cualquiera pero sabiendo que es necesario mucho esfuerzo y que cualquiera te puede ganar. Ser competitivos en las dos competiciones es el objetivo. La Euroliga es muy dura y ahora más que nunca con un nivel físico muy alto, con muchos partidos... que a veces nos levantaremos y no sabremos ni dónde estamos pero nos habremos preparado para ello.

-¿Cuál es el objetivo real en la Euroliga?

-No podemos hacer la cuenta de la lechera. Eso será al final. Tenemos que empezar por el principio. Y eso es preparar al equipo para aguantar una Euroliga tan dura como esta. Y luego ver dónde nos colocamos. Somos ambiciosos pero tenemos cautela. Porque al final nos han invitado a la Euroliga. Si empezamos a pensar que podemos estar por encima de algunos equipos que llevan muchos años, sería pretencioso. Hay que hacer un buen grupo, jugar bien a baloncesto y ser competitivos.

-A día de hoy no se sabe qué tendría que hacer el Valencia para repetir en Euroliga. ¿Cómo se afronta una competición de este calibre sin objetivos claros?

-Trabajando. Y mucho. El objetivo primordial es ganar todos los partidos. ¿Qué quieres que te diga? Nos gustaría ganar la Euroliga, la liga ACB y la Copa. La ambición es máxima pero no solo estamos nosotros. En la Euroliga hay 18 equipos top. Y no vamos a poder ganar todos los partidos. Eso sí, al menos hay que ser competitivos en todos. El objetivo lo vamos a ver a lo largo de la temporada. Cuánto más trabajemos será más fácil estar arriba. Si trabajamos poco y no somos un equipo, está claro que no llegaremos a donde está la cima del equipo.

-Históricamente en el Valencia al técnico sólo se le ha firmado por un año. A usted le han firmado tres. ¿Cómo metaboliza esa decisión?

-No me planteo mi llegada como que tengo tres años. Es un club ambicioso que lucha por hacer las cosas bien. Si piensas que tienes tres años lo único que consigues es acomodarte. Y eso es lo último que yo quiero en el plano personal. El deporte es el día a día. Ahora mismo, Xabi y Jaime son campeones de Europa pero en un mes ya nadie se acordará de esto. El pasado no sirve. Solo sirve lo que va a llegar. No pienso en los tres años sino en el siguiente partido.

-¿Lo que se ha encontrado en Valencia es parecido a lo que le vendieron?

-No me tuvieron que vender nada porque ya lo conocía. Todo el mundo sabe que Valencia Basket tiene una de las mejores instalaciones de baloncesto de Europa. Es importante entender que hay más de 600 niños trabajando aquí para llegar un día al primer equipo y tenemos que abrir la puerta y mirar a L’Alqueria para ser capaces de poder integrarlos dentro del primer equipo.

-¿En Liga Endesa se moja con un objetivo más claro?

-No es cuestión de mojarse. El objetivo es construir un buen equipo. Está claro que todo se valorará por las victorias pero ese es el objetivo final. Antes hay que dar muchos pasos intermedios.

-¿Y tiene mimbres para construir un equipo?

-Yo creo que sí. Estoy contento con el equipo que tenemos. Tenemos jugadores polivalentes que pueden jugar en varias posiciones. Esto es importante cuando vas a tener más de 70 partidos. Esto significa que los jugadores tendrán altibajos y tener varios en cada posición será muy importante para dar oxígeno a los que tengan un bajón.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?