NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARÇA

Las claves del “fracaso” azulgrana

De ganar la Copa y ser intratables en temporada regular a caer de mala manera en Euroliga y Liga Endesa. Estas son las razones del descalabro final del Barça.

Actualizado a

La temporada del Barça ha acabado, como dijo Mirotic, en un fracaso. Ganaron la Copa y durante buena parte del curso se mostraron intratables, siendo uno de los mejores equipos de Europa, pero en el tramo final se desinflaron. Acabaron perdiendo la Liga y cayendo en semifinales de Euroliga tras sufrir para entrar en la Final Four. Dicen que la victoria tiene muchos padres y que la derrota es huérfana, pero varias son las claves de la debacle azulgrana.

Algo se rompió en Belgrado. Las palabras de Jasikevicius tras perder la semifinal contra el Real Madrid, acusando a sus hombres de “falta de profesionalidad” sentaron como un tiro en el vestuario. Son varios los jugadores, algunos importantes, que han mantenido una relación distante con el técnico. Sus críticas a la plantilla, sobre todo en público, no sentaron nada bien a un grupo de jugadores que las ha sufrido a lo largo del año. El carácter del lituano, fuerte, no es del agrado de todos.

La vuelta de Higgins. Parece increíble que el regreso de un jugador de su talla pueda ser un problema para cualquier equipo pero la realidad es que el Barça funcionó bien sin el norteamericano en la rotación. Su inclusión supuso la vuelta de Laprovittola a la posición de base, de dos había rendido de forma notable y, por extensión, la pérdida de minutos de Jokubaitis. Además, obligó a Jasikevicius a descartar a uno de los extracomunitarios en cada partido. Habitualmente el damnificado fue Exum, pero en los dos últimos partidos de la final fue Hayes-Davis.

Los problemas físicos de los interiores. Con Oriola fuera durante prácticamente todo el tramo final de temporada y Sanli muy tocado físicamente, el Barça ha sufrido mucho bajo el aro. Con solo Davies de cinco y haciendo malabares con Smits, el juego interior del Barça ha quedado muy mermado en el tramo final. Con pívots de la talla y magnitud de Tavares delante quedó patente que el Barça estaba muy por detrás de sus rivales en ese aspecto.

Sin tiro exterior. El Barça ha sido durante buena parte de la temporada uno de los mejores equipos desde el triple de toda Europa. Pero eso cambió en el tramo final. La malísima racha de Kuric, que no metió un triple en todo el mes de mayo, sumado a los problemas físicos de Abrines mermó la capacidad anotadora del equipo.

El mercado afecta. Como todos los equipos, el Barça lleva meses trabajando en la confección de la plantilla de la próxima temporada. Con las entradas y con las salidas. En este segundo aspecto ha habido jugadores que han bajado notablemente su rendimiento, sabedores que no continuarán la próxima temporada. El caso más paradigmático es Brandon Davies, que se irá a Milán, pero también Calathes. Con Satoransky fichado, se publicó incluso una foto con Jasikevicius en Barcelona, el grecoamericano tiene pie y medio fuera de la plantilla. Jokubaitis seguirá un curso más antes de irse a la NBA y Laprovittola, si nada se tuerce, renovará.

Pocas respuestas desde el banquillo. Uno de los grandes problemas en este tramo final ha sido la incapacidad del cuerpo técnico de cambiar las dinámicas de los partidos. Cuando el Barça ha salido mal o ha tenido problemas evidentes (por ejemplo en el control del rebote) no han llegado soluciones desde el banquillo.

Sin participación de los jóvenes. Pese a que Jasikevicius sí contó con la participación de los más jóvenes antes de Navidad estos no han tenido minutos en los partidos decisivos. Nnaji ha sido el caso más flagrante, pues ante las bajas en el juego interior y sus buenas actuaciones cuando jugó podría haber tenido un papel más relevante. Lo mismo con Caicedo. No han participado.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?