CHAMPIONS | LENOVO TENERIFE

Los 'cinco bilbaínos' del Tenerife

Huertas, Todorovic, Borg, Sergio Rodríguez y Sulejmanovic, además del técnico Vidorreta, se sienten como en casa en la Final Four de la Champions tras ejercer como 'hombres de negro'.

0
Los 'cinco bilbaínos' del Tenerife
Emilio Cobos (CB Canarias)

Los caprichos del destino han llevado a cinco jugadores y un entrenador que militaron como locales en Bilbao a jugarse en esta ciudad el título de la Champions. Vidorreta es el más motivado porque forma una parte importantísima en la historia del baloncesto en la capital vizcaína. Y luego están Huertas, Todorovic, Borg, Sergio Rodríguez y Sulejmanovic. Txus y Marcelinho son los únicos que no pisaron Miribilla como anfitriones, su etapa se remonta a La Casilla y en el caso del entrenador, también al gigantesco BEC.

Txus y Marce empezaron una convivencia exitosa en la temporada 2007-08, tres años después del ascenso. Una campaña recordada en la que se dio un salto espectacular en cuanto a ambición. Se alcanzaron las semifinales de la Copa del Rey, con derrota ante el Baskonia, y los 'hombres de negro' llegaron a liderar la ACB en Navidad. Cayeron en el primer cruce del playoff ante un Barça que se metió en la final. También jugaron la Supercopa, en el BEC. El base brasileño firmaba una campaña memorable y era incluido en el Quinteto Ideal de la Liga. Se complementaba perfectamente con Salgado. Se instauraron los bailes al final de los partidos en el centro de la pista. 

"Es especial volver a un sitio en el que todos saben cómo disfruté del baloncesto. Hay muchos jugadores que, casualidad o no, han pasado por Bilbao y tuvieron un tiempo con la gente de Miribilla. Tendremos a buena parte o toda la afición con nosotros, espero que nos apoyen y un trocito de este premio sería para ellos", detalla el base brasileño en una entrevista con el Lenovo. Vidorreta completa a su lado: "Su salida fue el principio de mi salida de Bilbao". Esto último sucedió en 2010.

Huertas jamás olvidará aquella campaña, en la que llegó a La Casilla cedido por el Joventut. "Hubo una conexión especial con la gente del club y el cuerpo técnico, me abrieron los brazos. El ambiente en el vestuario, lo que disfrutamos juntos, jamás lo he vuelto a vivir. Nos hizo lograr más cosas de lo que la gente se esperaba". Vidorreta rememora que se pactó una renovación del director de orquesta, pero la Penya ejerció el derecho de tanteo y para esquivarla, el base, que no veía mucho futuro en Badalona, se fue el Fortitudo italiano. Después, ya se sabe, Baskonia en dos etapas, Barça, Lakers... y el reencuentro en Tenerife con Txus. "Al año siguiente de dejar Marce Bilbao, jugamos en Europa por primera vez. Él dio el gran cambio en la ambición del equipo y nos quedamos en semifinales de la Eurocup. Ese título no habría sido para el Lietuvos Rytas sino para nosotros si Marce llega a seguir en Bilbao".

Vidorreta, durante la sesión preparatoria de ayer en su añorada La Casilla

El preparador de Indautxu se retrotrae más en el tiempo, a cómo se gestó el fichaje. "No dudamos cuando surgió la posibilidad de traerlo cedido por el Joventut. Pensábamos que haría una pareja extraordinaria con Javi (Salgado) y su adaptación fue muy rápida. Sabíamos que tenía desborde, muchos pensaban que jugaba con cierta locura y fue lo contrario, era un base maduro, capaz de dirigir y anotar, así que él y Javi jugaban juntos muchísimos minutos".

Mirando a lo que están a punto de afrontar, el director de juego canarista marca una consigna clara: "Si queremos tener una oportunidad de ganar habrá que dejarlo todo y más", tiene claro el capitán aurinegro de cara a un encuentro, el de este viernes ante el Holon, para el que considera que "los dos equipos tienen bastante claras las ideas".

Tras él llegaron a Bilbao un Borg y Todorovic muy jóvenes. Aterrizaron con Sito Alonso en 2014 y estuvieron juntos tres años, dos con el actual preparador del Murcia y uno con Duran. Cubrieron la etapa posterior al ciclo negro en el que la entidad estuvo a punto de desaparecer. Jugadores de equipo que rindieron muy bien. Dejan llegó con 20 años cedido por Unicaja y finalmente se lo quedó en propiedad el Bilbao Basket. Era un equipo con Raúl López, Mumbrú, Bertans, Hervelle... nombres muy sonoros. Andjusic y Marko Todorovic también tenían mucha clase. Siguió una campaña más que el sueco y vivió la amargura del descenso en 2018, así que rescindió el curso que aún le quedaba. Luego vivió el drama de los quirófanos, en Murcia, la triada y dos años más tarde, ya con el Tenerife, otra vez la misma lesión. 

Otros dos que han vivido trayectorias paralelas estos últimos años han sido Sergio Rodríguez y Sulejmanovic. Llegaron a Miribilla tras el ascenso en 2019 y vivieron un año pletórico, con la participación en la Copa y el playoff en la burbuja de La Fonteta, a las órdenes de Mumbrú. Con el alero no hubo acuerdo para renovar y regresó al Tenerife, donde había estado mucho tiempo atrás. El pívot bosnio pagó la cláusula de rescisión ante un proyecto que le ofrecía más dinero.