BOSTON CELTICS

Juancho y su paso por Boston: "Fue duro, no había sitio para mí"

El pequeño de los Hernangómez, que ya ha debutado con los Spurs, dice no arrepentirse de su paso por los Celtics: "No era mi momento".

0
Juancho y su paso por Boston: "Fue duro, no había sitio para mí"
Omar Rawlings AFP

Juancho Hernángomez acaba de empezar una nueva página en su historia con la NBA. El jugador español ha debutado con los San Antonio Spurs, su quinto equipo en la liga norteamericana, el cuarto con el que juega (su paso por Memphis fue testimonial). De momento ha sido una primera toma de contacto breve, disputando 1 minuto y 43 segundos en la derrota ante los Brooklyn Nets (102-117). Una nueva página, decíamos, que seguramente espera que sea más provechosa que la última. Porque lo que Juancho ha vivido en Boston no estará entre las mejores experiencias de su carrera.

El ala-pívot ha pasado sin pena ni gloria por los Celtics. Lo que ha principio de temporada parecía una excelente noticia, llegar a una franquicia histórica, poder vestir una de las camisetas más importantes de la NBA y estar en un equipo con aspiraciones en el Este, se transformó con el paso de las semanas en un mal sueño. Juancho apenas ha contado para su entrenador, Ime Udoka, firmando los números más bajos desde que se fue a Estados Unidos: 18 partidos disputados, ninguno como titular, con una media de 5,3 minutos por partido. 1,1 puntos, 1,4 rebotes y un 16,7% en triples. Un desastre. Sin embargo, Juancho no parece guardar rencor por toda esta situación.

“Fue un momento duro. Siento que podría haber ayudado al equipo, estaba listo para la oportunidad, estaba muy emocionado de jugar para Boston, pero no funcionó como todos pensaban. Pero no me arrepiento. Es lo que es. Traté de ayudar a los jóvenes, tienen mucho talento, traté de ser un buen compañero allí y hacer todo lo que pude. Fue una gran experiencia. Gran grupo de muchachos, gran talento, pero no era el momento adecuado para mí. No había sitio para mí”.

Estas declaraciones las realizó al San Antonio Express News, donde contó la rocambolesca manera en la que se enteró de su traspaso a los Spurs: "Es una historia loca. Estuve cenando fuera el martes por la noche y no tenía mi teléfono porque alguien me lo robó después del partido de Filadelfia (14 de enero)”. No fue hasta que regresó a su casa cuando se enteró de lo que había pasado: "Mi hermano había tratado de comunicarse conmigo. ‘Oh, buena suerte en tu nuevo equipo. Va a ser increíble’. Le dije, ‘¿Qué? ¿Adónde voy?’ Dijo San Antonio y me puse muy feliz. Es una gran oportunidad para mí”. 

Por su parte, Udoka quiso explicar las razones por las que no había contado apenas con el español, del que curiosamente habló bastante bien: “Me encanta su enfoque, el trabajo que siguió realizando y su profesionalidad al animar a los muchachos. No fue nada que no hiciera. Fue más lo que hizo Grant Williams al principio al lanzar el balón y algunas de las cosas defensivas. Y, a veces, hemos jugado con equipos pequeños… Con suerte, para él, es una mejor situación en la que tendrá una mejor oportunidad”.