ACB | MADRID-BARCELONA

Laso recupera a Tavares y Rudy para recibir al Barcelona

Los dos se han recuperado del coronavirus y jugarán el Clásico. Causeur es baja tras pasar la COVID para controlar una anomalía renal que arrastra desde 2013. "Estoy bien", aclara.

0
Tavares, Rudy y Deck.
JAVIER GANDUL DIARIO AS

El Clásico del baloncesto español, correspondiente a la jornada 16, se celebra este domingo (18:30, #Vamos), 21 días después de la fecha fijada inicialmente, en este caso el aplazamiento se produjo por los positivos en el Barça. Un Madrid que llega lanzado, con dos derrotas menos que los azulganas en la ACB (y cinco victorias más, pero con tres encuentros más disputados), a una cita que puede resultar clave para el factor cancha en el playoff. Pablo Laso atendió a los medios después de que su equipo encadene 21 triunfos en 22 partidos y habló de activar a Gabriel Deck en la ACB (los trámites de inscripción, aunque hasta el domingo no se decidirá qué dos extracomunitarios son los elegidos de entre el alero argentino, Williams-Goss y Thompkins). Y anunció que Tavares y Rudy Fernández están recuperados tras pasar el coronavirus. Con Causeur, que en 2013 se le detectó en su etapa baskonista una anomalía en el riñón, el club es más cauto y el francés continuará de baja, aunque ha realizado parte del entrenamiento.

El escolta ha querido aclarar su situación médica y tranquilizar a los aficionados con un mensaje en las redes sociales: "Lo primero, estoy bien. Me hice unas pruebas después de pasar la COVID y me aconsejó el especialista ir con calma unos días para estar perfecto. Tengo la suerte de tener un equipo médico que me cuida y, en unos días, estaré compitiendo con el equipo".

Por otra parte, el técnico madridista ha alabado también la gestión en los despachos de los dirigentes del Madrid en los últimos meses: "Necesitábamos rearmarnos y lo que ha hecho mi club es de chapeau. Mi club sabía que el momento era difícil y dijo: ‘Vamos hacia delante con todo’. La plantilla actual es muy completa".

En el minuto 9 del Clásico, se le tributará un gran homenaje a Felipe Reyes.

Pablo Laso, en la rueda de prensa

Novedades en la plantilla. "En principio, cuento con todos, menos con Causeur, que en las últimas semanas estamos teniendo un poco de vigilancia con él, porque ha pasado la COVID y… conocéis su situación física con el riñón. En principio, es la única baja mañana. El resto se ha entrenado hoy, incluso Fabien ha hecho parte de la sesión. También hemos activado a Deck para jugar y decidiremos en el último momento quién lo hace mañana. Rudy y Tavares, que han sido positivos, ya están disponibles".

El actual juego interior, ¿el más completo de la era Laso? "No recuerdo cuando fue la última vez que tuve a todos los pívots disponibles, algunos percances fueron gordos. Ahora tengo mucha rotación, diferentes habilidades y la sensación de que cuando todos los jugadores estén al máximo, la mayoría de las situaciones que pides dentro del juego interior estarán completas. Si hablas de intimidación, tanto Tavares como Poirier son muy potentes y todos son buenos reboteadores. Tengo pívots que pueden abrirse y tirar de fuera, sobre todo Vukcevic, Thompkins, Randolph y Yabusele, de poste bajo… Estoy muy contento con el juego interior".

Las causas de tantas derrotas seguidas del Barça. "El calendario es muy exigente para todos, han tenido bajas como el resto de equipos y sus rivales han hecho grandes partidos: el Manresa, el Kazán… Hay una mezcla de todo, no soy yo quién para pensar nada. Soy el primero que dice que los resultados no tienen por qué marcar las dinámicas de un equipo. Es una pregunta más para el Barcelona, pero sigo viendo un conjunto muy potente, con muchas armas, muy buen tiro exterior, gente decisiva en el poste bajo, buenos defensivamente. Un equipo muy completo y a las pruebas clasificatorias me remito".

Las convocatorias con 17 jugadores y una gestión como en el fútbol. "Lo hablaba con un entrenador de fútbol de éxito, que me decía: ‘Tiene narices, y esto va en contra mía, que tengo un jugador que igual es de los mejores de la plantilla y aún no lo he puesto’. Lo entiendo y me pongo en su papel. Dejar fuera a cualquier jugador, me jode. Siempre pienso que lo puedo echar de menos. Que quite a uno de un partido no significa que no lo quiera, sino que por lo que sea otros me pueden dar más o, incluso, debe descansar, más ahora que vamos a jugar martes, jueves y domingo. Nunca es un menosprecio, que además suena muy duro. No es fácil, me gustaría tener a todos mañana porque puedo echar en falta cualquiera de las aptitudes de los que se queden fuera. Hay que llevarlo con naturalidad, porque es mi trabajo, aunque seguro que no contente a todo el mundo".

¿El Clásico de Liga es más trascendente que el de la Euroliga? "Clasificatoriamente, sí. En la Euroliga el primer objetivo es estar entre los ocho primeros en 34 jornadas y, si vas bien, piensas en quedar del cuarto en adelante para tener ventaja de campo, pero no hay más beneficios. En la Liga, no. Cada partido te coloca en una posición que puede ser importante. Si eres primero en la primera vuelta te da un día más de descanso en la Copa del Rey, si acabas líder, tienes la ventaja de campo en el playoff. Obviamente, el Barça es un rival directo y es importante para la clasificación".

“El rearme necesario” del Madrid. "Ahora siempre retrocedemos y pensamos en lo que había antes de la pandemia, para nosotros el último campeonato antes de la pandemia fue la Copa del Rey de Málaga (febrero de 2020). Teníamos un equipo muy bien armado en el tiempo, muy solidario, con jugadores muy decisivos y con un estilo y unas ideas claras. Fuimos campeones con uno de nuestros mejores momentos de baloncesto, aunque no el mejor. A partir de ahí todo se para con la pandemia y se cambian muchas situaciones: público, jugadores, formatos de competición… Mi equipo siempre ha sido competitivo, pero es verdad que ese camino nos hizo daño por lesiones, salidas a la NBA. Necesitábamos rearmarnos y lo que ha hecho mi club es de chapeau. Mi club sabía que el momento era difícil y dijo: ‘Vamos hacia delante con todo’. Siempre les he exigido al máximo a mis jugadores, pero es verdad que aspirábamos a mejorar la plantilla. Incluso al final de la temporada pasada no llegábamos casi a hacer la convocatoria por ir justos de jugadores. El rearme era necesario. Por mi manera de ser, siempre suelo estar muy contento con las plantillas que entreno, pero qué duda cabe que la actual es muy completa y espero que mis jugadores sigan creciendo".

Las fugas a la NBA, los que se quedan y los que vuelven. "Cada situación es diferente, hace más de diez años un entrenador me decía que la NBA nos estaba haciendo mucho daño porque se llevaba a los chavales muy jóvenes y al final ni jugaban bien allí ni aquí. Tenía razón, el mayor perjudicado era el propio jugador. Ahora, que ha habido una explosión de jugadores que han ido y han vuelto, lo que no me gustaría es que uno de los míos, y casi hablo más como padre, perdiera valor y no continuara su crecimiento. Es lo que siento. La NBA es muy atractiva por los contratos, la competición, la calidad de los jugadores, lo entiendo; pero a mí me gusta que los jugadores actúen a su mejor nivel, y a veces, en la NBA, dependiendo de la situación, del rol, de la preparación…, es difícil. También es muy difícil acertar en la decisión, al final es un tema muy personal. Nosotros como equipo debemos pensar en qué es lo mejor para el equipo y los jugadores ver qué es lo mejor para ellos y dónde se encuentran bien. Hemos vivido varias situaciones: Yabusele, Deck, Campazzo, Doncic… Siempre les hemos tratado de transmitir lo que significa estar en el Real Madrid y lo que ellos son capaces de darnos. Que quieran volver me alegra, quiere decir que los hemos tratado bien".

El momento de Gabriel Deck. "Necesita rodaje, sí, pero eso no significa que mañana no vaya a jugar, tampoco que lo vaya a hacer, aunque sea un jugador muy importante y haya que meterlo en dinámica lo antes posible. En Berlín lo vi bien. Conoce todo del equipo, al cuerpo técnico y dónde están los baños, está totalmente integrado. Si esperamos la reaparición de Randolph casi un año porque consideramos que es un gran jugador para nosotros, con Gaby vamos a pensar que ha estado lesionado diez meses, el tiempo que ha pasado en Oklahoma con la suerte, eso sí, de no haberse lesionado. En estos meses no le he visto jugar al baloncesto salvo en los Juegos Olímpicos. Va a necesitar su tiempo, pero eso no quiere decir que no juegue mañana. En Berlín nos ayudó, aunque no viéramos su mejor versión".

Homenaje a Felipe Reyes en el Clásico, en el minuto 9, con salida incluida a la cancha. "Le da un punto más de especial al Clásico, seguro. Felipe ha sido un grande del baloncesto español y, por su puesto, del Real Madrid. Ahora le tratamos diferente, él también a nosotros, está en otra posición (es embajador del club), pero creo que es un homenaje muy merecido por la gran trayectoria que ha tenido con nuestro club, por su comportamiento desde que llegó aquí el primer día. Solo tengo buenas palabras para Felipe. Mañana será un momento emotivo y merecido. Espero que vaya mucha a gente al campo para apoyar al equipo y disfrutar de este merecido homenaje".

Alberto Abalde: “La afición está muy ilusionada”

“Llegamos con muchas ganas. Es un partido que todos queremos que llegue y la afición está muy ilusionada. Estamos bien a nivel de resultados y somos muy sólidos. Pese a ello, tenemos un margen grande de mejora y estos partidos son retos que nos tienen que hacer crecer. No pensamos en la clasificación. El Barcelona es un equipo muy físico y que juega con mucho ritmo. Defiende muy bien y es muy intenso. Además, tienen muy buenos jugadores. Debemos hacernos fuertes en lo que hacemos bien, ser sólidos en defensa y en el rebote. Después, meter el ritmo que nos gusta”.