ACB | BILBAO-BREOGÁN

Iturbe: "No sé lo que pasó por la cabeza del responsable del Breo cuando decidió lo que hizo"

La presidenta del Bilbao Basket reitera que el partido del domingo se podía haber jugado si los técnicos se llegan a poner de acuerdo, pero solo Mumbrú estaba por la labor.

0
Iturbe: "No sé lo que pasó por la cabeza del responsable del Breo cuando decidió lo que hizo"
AIOL

Siguen manejándose dos versiones contrapuestas sobre lo que pasó el domingo en Miribilla, en el partido que debían disputar Bilbao Basket y Breogán, pero que fue suspendido a los 13 minutos de la hora fijada para su celebración porque no funcionaba el cubo de posesión de una de las canastas ni tampoco su recambio. El club local se puso manos a la obra y presentaba otro reloj de pista, pero en ese intervalo, hubo una reunión de los árbitros con los técnicos. No se alcanzó el consenso y se trasladó la situación al Juez Único, que decidió suspender el compromiso. 

El Surne sostiene que Mumbrú en todo momento mostró su predisposición a jugar, así que tuvo que ser Olmos quien vio mejor no hacerlo. "No sé qué pasó por la cabeza del responsable del Breogán para decidir lo que hizo", ha expresado extrañada la presidenta del Bilbao Basket en Radio Bilbao. Frente a la versión lucense de que querían jugar y la decisión se tomó unilateralmente por parte de la ACB, la que realmente tiene la potestad de dictar sentencia en ese momento, la mandataria saca las garras: "La verdad al final acaba saliendo y si hay mentiras, terminan cayendo".

La situación empieza a crisparse e incluso se escucharon el sábado gritos de "directiva dimisión" por parte de un reducido grupo de seguidores lucenses contra sus directivos. Pero no tiene por qué deteriorarse la relación entre ambas entidades. "Somos clubes hermanos", resuelve Iturbe.

La presidenta insiste en la película de los hechos, ya que llevan dos días "auditando todo lo que pasó" para presentar los alegatos y que el Juez Único, perteneciente a la FEB, decida. Lo primero es admitir el desliz: "Tenemos mucha parte de la culpa porque incumplimos, y la asumimos. Había un problema, aunque aportamos soluciones. Ante una avería así y la posibilidad de disputarse el encuentro con las alternativas que están a nuestro alcance, si un entrenador dice que no se juega, no se juega. Se puede jugar hasta sin marcador".

La ACB revisó el 29 de septiembre los marcadores de Miribilla y el 18 de noviembre también hizo una comprobación del recinto. Los dos relojes de suelo para casos de emergencia reposan en La Casilla, a diez minutos en coche del recinto principal. "Es una instalación adherida, un almacén cercano, que esto no es Manhattan", se molesta Iturbe. De todos modos, se han adquirido hace tiempo unos marcadores nuevos, y se está a la espera de que los envíe la firma suministradora oficial Mondo; no han llegado aún por los problemas de abastecimiento que hay debido a la crisis de los semiconductores.

De momento, se está devolviendo el precio abonado por las entradas, a través de la aplicación del Bilbao Basket o en la sede del club tras el pago en metálico o con tarjeta. La del domingo ha sido la mejor taquilla de la temporada hasta el momento. La multa oscilará entre 600 y tres mil euros y el Bilbao tiene claro que "se volverá a la casilla de salida", el partido se va a disputar y no se lo van a dar por perdido. El antecedente del Breogán-Joventut en 2018, con una suspensión similar saldada con multa y el abono de los gastos de desplazamiento de la Penya, les respalda.