ACB | BILBAO-BREOGÁN

Cruce de comunicados Bilbao-Breo

El Surne alude a que se propuso a los técnicos disputar el partido con los aparatos de una sola cara de 24 segundos "sin alcanzarse consenso al respecto", pero los lucenses niegan que rechazasen jugar.

0
Cruce de comunicados Bilbao-Breo
ACB MEDIA

Cruce de comunicados entre Bilbao Basket y Breogán, con solo dos horas de diferencia, tras la suspensión del partido del pasado domingo entre ambos equipos por un problema técnico en Miribilla. No hubo partido en la cancha hace tres días, pero empieza a haberlo en los despachos. El club local va detallando una serie de hechos que marcan su firme voluntad por que todo transcurriese conforme a lo previsto o, en todo caso, con algún plan B al torcerse la noche. Es más, el pasado miércoles jugó un amistoso sin llevar la anotación ante el Iraurgi de LEB Oro "en el que se testaron los instrumentos electrónicos y de medición que deben cumplir con arreglo a las Reglas Oficiales de Baloncesto de FIBA para competiciones de Nivel 1 sin que se detectase incidencia o problema de conectividad alguno". 

Todo iba bien durante los entrenamientos del sábado de los dos equipos, una vez recogido y limpiado el reciento tras la velada de la noche anterior de Kerman Lejarraga. El cubo de la polémica que desgrana las posesiones de 24 segundos generó instantes antes del salto inicial  problemas de conectividad. Ese dispositivo había sido revisado por parte del proveedor oficial de la competición (Mondo) el pasado 29 de septiembre a instancias del Bilbao Basket y se realizó la revisión rutinaria de la ACB el 18 de noviembre, ambas sin incidencias. De todos modos, tiempo atrás se compraron nuevos aparatos, ya que uno de los actuales había dado algún problema esta temporada, principalmente ante el Zaragoza. 

El club que preside Isabel Iturbe también refleja en el comunicado, emitido cerca de las ocho de la tarde, que en las horas previas al encuentro y al enganchar la consola de silbato es cuando comenzaron los problemas de conectividad. Se decide sustituir el reloj por uno suplente almacenado en el Bilbao Arena, pero a las 19:30 horas, "sincronización de las luces del fin de posesión y partido provocó que el sistema ardiera". El cableado no iba. Entonces es cuando viene lo más importante y el punto de fricción entre Bilbao Basket y Breogán. Ambos mantienen que querían que se jugase y el club lucense que la suspensión fue una decisión unilateral del Juez único, pero los anfitriones dejan claro que no había ese acuerdo sobre que querían jugar. A todo esto, permanecían pendientes siete mil personas, entre ellas 500 que habían llegado desde Lugo. "Se planteó como alternativa disputar el partido utilizando aparatos de una sola cara de 24 segundos. Los árbitros explicaron la alternativa a los entrenadores de ambos equipos sin alcanzarse consenso al respecto", constata el Surne.

El Bilbao Basket pide disculpas por este contratiempo y está a la espera de la resolución del Juez Único, además de dar a conocer el proceso para el reembolso de las entradas. Hay un antecedente cercano a este contratiempo, con el propio Breogán implicado, así que no se espera una sanción más allá de una multa económica y el pago de desplazamiento, manutención y alojamiento del equipo anfitrión con el Breogán. Algunos seguidores lucenses recriminaron la suspensión a directivos celestes.

En otro comunicado, emitido dos horas más tarde, el Breogán se desmarca de la decisión de suspender el choque y reitera que se considera "gravemente perjudicado". Va más allá: "Tanto el club como el entrenador en todo momento se mostraron dispuestos a disputar el partido, no solo por motivos deportivos, sino también por el gran número de aficionados desplazados". Si ambos querían jugar ¿por qué el Surne esgrime que no hubo consenso con los entrenadores? Olmos no estaba por la labor de continuar, aunque deportivamente no parecía un mal escenario para él con tres jugadores aún por acoplar en el contrario y 500 personas animando a su equipo.

El recién ascendido a la Liga Endesa insiste en que "la decisión de suspensión del encuentro entre el Surne Bilbao Basket y el Río Breogán fue tomada por la dirección de Competición de ACB, que es la única que, en íntegra atribución de sus funciones según la normativa vigente de aplicación, puede hacerlo".