LEB ORO

La LEB Oro no será un paseo para el Girona de Marc Gasol

El regreso de Gasol a Girona se vistió en un envoltorio que no será el habitual, aunque hablemos de una auténtica leyenda. La LEB quema.

0

El regreso de Marc Gasol al baloncesto español de clubes deja la LEB Oro en una situación totalmente novedosa. Aunque su primer partido no se viera por televisión por problemas técnicos con la señal, una piedra contra el propio tejado de la una competición con más ganas que fuerza para progresar, el conseguir a un doble campeón del mundo y exNBA conocido en muchos rincones del planeta es más que un golpe en la mesa. Los ojos estaban puestos en el torneo con el descenso del Estudiantes, que lo disputa por primera vez en su historia, pero se redobla la atención al ver inscrito a uno de los mejores deportistas de la historia de España. Esto supone varias cosas, muchas positivas para la LEB Oro y para el club en el que juega y que además preside, pero dejar reposar la irrupción de Marc Gasol en esta liga será clave para ver el verdadero contexto. 

En su primera tentativa el pívot barcelonés arrasó con lo que tuvo por delante. Incluso con el prometedor Aday Mara, pívot nacional de sólo 16 años al que el Zaragoza ha cedido en Huesca. El conjunto oscense no fue rival y, pesando un parcial inicial muy negativo, cayó por 42 puntos: 89-47. La faena fue de vítores para Gasol, que dejó una tarjeta excepcional: 19 puntos y 16 rebotes para 39 de valoración en sólo 22 minutos. Es un panorama ideal, pero sólo si se mira la superficie. Levitec Huesca ha ganado sólo uno de los diez partidos disputados y comparte la última posición con el Palma. El test era únicamente una toma de contacto, quedan muchas pruebas por pasarle a ese todoterreno. 

Es evidente que la experiencia de Marc es sideral en comparación a muchos de los que serán sus rivales en la LEB Oro, pero no hay que desmerecer a los que conocen como la palma de su mano un torneo cuando vas a jugarlo. Esta segunda división del baloncesto español, gestionada por la FEB, está llena de partidos que se pueden volver encerronas. El próximo rival del Girona es el Palencia, un claro candidato al ascenso. 

Girona ha sufrido en esta primera franja de la temporada. Carles Marco, que fue compañero de Pau en la Selección en su día, fue despedido por los malos resultados. El equipo viene de atrás. El récord clasificatorio es de 3-7 tras diez citas, muy negativo. Hay trabajo para Marc, sus compañeros y Jordi Sagartal, el nuevo entrenador. La contrarreloj comienza ahora y terminará en mayo, cuando se concretará el primer ascenso (para el mejor clasificado de la fase regular), o en junio, cuando se sabrá el segundo ascendido (para el ganador el torneo a ocho bandas entre los otros mejores situados en la tabla). De los 18 conjuntos, casi todos te pueden dar un susto. 

Gasol deberá exprimirse. Su plantilla no es de alto nivel porque el proyecto de ascenso continúa siendo a varios años vista, no inmediato, a pesar de que el presidente se haya tenido que meter a jugar. Cuenta con dos directores de juego con experiencia en la ACB como son Josep Franch y Albert Sàbat, un alero alto destacado en sus inicios en la liga neerlandesa como Olaf Schaftenaar, el ex-Joventut Pol Molins y el ex-Barcelona Jaume Sorolla, algo más de experiencia en ligas de la FEB tiene Gerard Sevillano y menos el letón Kaspars Vegvagars y el danés Mads Stürup. En la posición de '5' el que acompañan Karamo Jawara, que está en su quinta temporada en la LEB, y Eric Vila, un joven que ha estado en tres universidades de la NCAA durante los últimos cuatro años y también puede actuar fuera de la pintura. 

RELACIONADO | El legado de Marc Gasol en Girona