BROOKLYN NETS

Pippen atiza a Durant: "Superar a LeBron requiere más esfuerzo"

La leyenda de los Bulls, Scottie Pippen, situó a Kevin Durant por detrás de LeBron James y le acusó de no saber lo que un equipo necesita para la victoria.

La leyenda de los Bulls, Scottie Pippen, situó a Kevin Durant por detrás de LeBron James y le acusó de no saber lo que un equipo necesita para la victoria.
ELSA AFP

En la NBA todo el mundo tiene una opinión, eso ya lo sabíamos. Pero lo peor es que hay determinadas personas que nunca se cansan de darla. Es el caso de Scottie Pippen, una leyenda del baloncesto y todo un seis veces campeón de la mejor Liga del mundo. Siempre a la sombra de Michael Jordan, con el que no guarda una relación especialmente estrecha hoy día, Pippen se ha dedicado desde hace tiempo a reivindicar sus éxitos, comparar a equipos del presente con otros del pasado y opinar sobre todo lo que pasa en la competición norteamericana. Su última aportación al mundo ha sido sobre Kevin Durant, al que ha comparado (sin mucho sentido en estos momentos) con LeBron James y al que ha puesto un escalón por debajo del Rey.

"Superar a LeBron James requiere un poco más que el esfuerzo de un individuo. LeBron es un jugador de equipo completo que comprende el equipo y la victoria. ¿Ha llegado Kevin Durant a ese nivel? Los Bucks le mandaron a casa", aseguró Pippen en declaraciones recogidas por la CBS. "Para decir que ha superado a LeBron, creo que tiene algo que aprender todavía qué es lo que se necesita para que un equipo llegue a la victoria. Hay que darle mucho crédito a Brooklyn. Perdieron a Kyrie, James Harden probablemente estaba por debajo del 50%... Simplemente no vimos al mismo jugador. Pero aún así, fue una gran serie".

Kevin Durant ha promediado 26,9 puntos, 7,1 rebotes y 5, asistencias en su retorno a la actividad, tras un año parado por su rotura del tendón de Aquiles. Y su nivel ha aumentado en playoffs: 34,3 puntos, 9,3 rebotes y 4,4 asistencias. 35,4+10,6+5,4 con casi un 50% en tiros de campo en la serie ante los Bucks, en la que ha promediado casi 43 minutos por noche, disputando la totalidad del séptimo y último partido, los 48 minutos del tiempo reglamentario más los cinco de la prórroga. 53 en total, una heroicidad saldada con derrota a pesar del 48+9+6 de la estrella, que lucho contra viento y marea por las dificultades físicas de James Harden y la baja de Kyrie Irving.

Pues bien, nada de eso parece valer para Pippen, que en lugar de alabar las enormes virtudes de Pippen, se dedica a alimentar un debate con LeBron que ya hace tiempo que está dormido y que no interesa ni a Durant ni a su homólogo en los Lakers. Con el que por cierto, se lleva muy bien. En definitiva, otra salida de tono de uno de estos jugadores del pasado que se dedican a recrdar tiempos que supuestamente fueron mejores y desprecian los actuales con opiniones variadas y alguna que otra sobrada. Algo común, por otra parte, con los mismos jugadores actuales. Es parte buena de la NBA, que todo el mundo puede opinar. La parte mala es, claro, que hay gente que opina demasiado. Por lo que sea. Y siguen, siguen, siguen...