EUROBASKET 2021

La euroburbuja funciona

De momento no se ha detectado ningún contagio. Se realizarán 900 PCRs y 2.300 tests de antígenos a lo largo del Eurobasket.

Un periodista se realiza un test de antígenos.
Alberto Iranzo.

Otra vez Valencia. Otra vez una burbuja que funciona. Si hace un año la fase final de la ACB se disputó sin ningún sobresalto, en esta ocasión es el Eurobasket el que se está celebrando en La Fonteta, sin ningún contagio, más allá de los que se produjeron en la Selección (Alba Torrens o Tamara Abalde) antes de iniciarse la competición.

Para ello, todos tienen que poner de su parte. Las jugadoras y técnicos, con una disciplina estoica; los aficionados, viendo los partidos con mascarilla y distancia; los periodistas, pasando un test de antígenos cada vez que entran al pabellón o acudiendo a la zona mixta con un palo selfie para hacer las preguntas... Todo imprescindible para que la burbuja no se pinche. "Se siguen los protocolos de la FIBA escrupulosamente", señala la doctora Elena Isla, coordinadora de los servicios médicos de la FEB.

Sin duda, los equipos son los que más esfuerzo hacen. De la cancha de entrenamiento al hotel y del hotel al pabellón para jugar los partidos. Cada equipo en una planta, en el mismo hotel, utilizando el ascensor lo mínimo y sin mezclarse en comidas ni zonas comunes. Eso sí, en los últimos días han podido pasear, durante una hora al día, siempre el grupo al completo, en un parque cercano al hotel que se habilitado y cerrado a los ciudadanos, para que las jugadoras estén algún tiempo al aire libre.

De momento, tanto en la sede de Valencia como en la de Estrasburgo el campeonato se está celebrando sin problemas. Aunque el próximo jueves habrá otra prueba de fuego. Cuatro nuevos equipos se trasladarán de Estrasburgo a Valencia para disputar las semifinales. "Los cuatro equipos que viajan a Valencia vienen de una burbuja, viajan en chárter y se meten en otra burbuja", explica Elena Isla. La clave de todo son los tests de diagnóstico. En total se harán 900 PCRs y 2300 de antígenos.

Los detalles están medidos para que las jugadoras no tengan contacto con nadie de fuera de la burbuja. En caso de lesión, en L'Alqueria se pueden realizar algunas pruebas como ecografías y otras pruebas de diagnóstico. Si se necesitara una resonancia existe un convenio con una clínica privada. "En ese caso la jugadora se desplazaría en un vehículo de la organización y allí no tendría contacto con ninguna persona", termina la doctora Isla.