REAL MADRID

Felipe Reyes, el Espartaco de España: adiós a una leyenda

El jugador del Real Madrid pone punto y final a una dilatada carrera deportiva. Se va el eterno capitán blanco y una de las principales referencias del baloncesto español.

Felipe Reyes, jugador del Real Madrid, pone punto y final a una dilatada carrera deportiva. Se va el eterno capitán blanco y una de las principales referencias del baloncesto español.
PEPE ANDRES DIARIO AS

Se va una leyenda. El segundo partido de la final de la Liga Endesa no supuso solo la eliminación y el título liguero del Barça, también el final de una carrera histórica, una de las mejores que ha habido en el baloncesto español. Felipe Reyes anuncia su retirada con 41 años y una carrera llena de éxitos, que incluye 10 medallas con la Selección española absoluta y un palmarés de blanco absolutamente extraordinario, siendo el capitán del Real Madrid en una de las etapas más exitosas que el club de la capital ha tenido durante su larga historia.

Felipe Reyes, profesional desde 1999, cambió el Estudiantes por el Real Madrid en 2004. Con el club estudiantil conquistó la Copa del Rey del 2000 y el subcampeonato liguero en 2004. De blanco, su palmarés aumentó considerablemente: siete Ligas ACB, seis Copas del Rey, dos Euroligas, seis Supercopas de España, una Eurocup y una Copa Intercontinental. En total, son 23 torneos oficiales con el Real Madrid y 24 totales, si contabilizamos el conseguido con el Estudiantes, club con el que se formó y con el que llegó a la élite del baloncesto español.

A nivel individual, el currículum del ala-pívot no se queda corto: ha conquistado hasta en dos ocasiones el MVP de la temporada ACB, en 2009 y en 2015; además, fue MVP de la final en 2007. Felipe ha estado cuatro veces en el mejor quinteto del campeonato doméstico, la última de ellas en 2015, mismo año en el que repitió galardón en la Euroliga. Ese fue su mejor año a nivel individual y personal, con el Real Madrid conquistando la máxima competición continental tras una espera de 20 años, un éxito que estuvo muy cerca de conseguir los dos años anteriores (dos finales) y que volvió a conquistar en 2018.

Además de todo eso, Felipe es el jugador que más partidos ha disputado y más rebotes ha capturado de la historia de la Euroliga, y también el que más partidos contabiliza en la Liga Endesa. Con el Real Madrid también contabiliza récords: es el profesional con más partidos y robos de balón, además de el más veterano de la historia en vestir la camiseta blanca, algo que ha hecho ininterrumpidamente desde 2004, para un total de 17 temporadas.

Referencia en la Selección

El papel de Felipe Reyes también ha sido esencial en la generación más importante del baloncesto español, una que ha conquistado casi todos los títulos del panorama internacional. Perteneciente a una familia de baloncestistas como su hermano Alfonso, Felipe fue miembro de la camada llamada los Júniors de Oro, que conquistaron el Europeo de 1998 y el Mundial de 1999 de dicha categoría; en esta última, histórica, venciendo en la final a la poderosa selección de Estados Unidos.

Felipe debutó en 2001 en la categoría absoluta, con la que ha conquistado hasta 10 medallas, el segundo en la clasificación histórica junto a Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández, y solo por detrás de Pau Gasol, su compañero de generación. Además, tiene en su haber 236 internacionalidades, el tercero en el escalafón tras Juan Antonio San Epifanio, segundo con 239, y el ya mencionado Navarro, líder con 253. El ala-pívot puso punto y final a su idilio con la Selección en 2016, y hace lo propio en el Real Madrid cinco años después, tras una carrera profesional llena de éxitos y, por derecho propio, convertido en uno de los mayores referentes del baloncesto español. Leyenda.