DENVER NUGGETS

Campazzo: del Real Madrid a una oportunidad suprema en Denver

En apenas unos meses Facu Campazzo ha pasado de Europa a América. En la NBA ha ido de menos a más y con responsabilidad pese a ser novato.

Las sensaciones de Facu Campazzo deben ser, terminado un año loco, para darse con un canto en los dientes. No sólo ha cumplido su sueño, sino que se ha visto en un plano cercano al que pisaba en Madrid. En Denver le ha costado mucho, pero ha acabado el año siendo titular en los playoffs aunque la razón haya sido una desgraciada lesión de un compañero, Jamal Murray. Durante la primera parte de la temporada en la NBA estuvo sólo para tirar triples, y eso que Mike Malone le conocía y le apreciaba, pero ha evolucionado porque le han dejado algo de flexibilidad, ha sorprendido por la defensa a los que no sabían nada de él y puede estar contento. Su año deportivo comenzó en pandemia, en Madrid y sabiéndose fuera del equipo en cuanto recibiera la llamada de la mejor liga de baloncesto del mundo, puso una pica en las Montañas Rocosas y le dio la vuelta a una situación en la que no tenía el control total de lo que le estaba pasando. 

Los Nuggets se marchan eliminados y con la sensación de que con Murray los Suns, al menos, no les hubieran dado el meneo que les han dado en las semifinales de conferencia. Campazzo aguantó mucho mejor a Damian Lillard que a un Chris Paul que, por su enorme talento y la capacidad para dominar los cuatro partidos, hizo mover ficha a Malone y acabar la campaña quitando a Facu de la titularidad para probar con Monte Morris, algo que no tuvo mayor efecto.

Para el bueno de Facu Campazzo dar el salto a la NBA a los treinta años era un tren a no dejar pasar. Ha sido uno de esos novatos inusuales, como Jorge Garbajosa o su compatriota Pablo Prigioni lo fueron en su día. Te llega la chance y tienes que agarrarla. En el Real Madrid estaba siendo dominador absoluto y no hay que esconder que su baja, que no ha sido cubierta durante la campaña por deficiencias económicas pese a que estaba anunciada con antelación, ha dejado a los de Laso muy mermados. Pues en Denver no sólo pasó problemas de adaptación al idioma o al grupo, lo lógico en estos casos, también para desarrollar el juego por el que lo habían contratado. En los playoffs ha tenido la exposición necesaria para cambiar muchas opiniones que se le habían tirado en contra y ahora puede afrontar su segundo año de contrato con mayor soltura. 

La idea que Malone tenía en la cabeza, o así la transmitió, era jugar minutos de magia con Facu y Nikola. El argentino se los ha tenido que currar, no la magia sino el tenerlos, mientras el serbio, referencia inequívoca del equipo, ha terminado siendo el MVP de la Temporada en la NBA.

La rotación de exteriores de los Nuggets era un problemón para Campazzo, que se tenía que ganar el puesto pese al currículo. Una lesión antes de que se parara para el All-Star le complicó aún más las cosas, pero salió reforzado. Murray era el titular con Harris de escolta, Morris estaba por delante de él como base y Dozier era del agrado de los técnicos por lo que daba en defensa. Y faltaban minutos para Hampton, Howard y el propio Facu. La configuración cambió cuando Harris y Hampton se fueron en el traspaso de Aaron Gordon, el espaldarazo que anunciaba que ahí había un candidato al Anillo.

Las lesiones de Murray y Dozier, e incluso las molestias de Barton, abrieron camino forzado para el armador de Córdoba, que también se vio sin Monte Morris en algunos partidos importantes. Se ha quedado al mando desde que cayó Murray y las circunstancias son para aprovecharlas. 

Campazzo se fue del Madrid promediando 9,9 puntos y 7,1 asistencias en la Euroliga. En una temporada que también ha sido atípica en la NBA, recortada para volver en 2021 al calendario habitual de la Liga, ha ido creciendo poco a poco en los Nuggets y los números son una buena muestra de ello. De los 6,1 puntos y 3,6 asistencias de la fase regular, donde empezó 19 de los 65 partidos que tuvo, a 9,3 puntos y 4,1 asistencias en la fase final. No volviendo a los datos de Europa, pero acercándose. Se le arrinconó para que tirara triples y poco más cuando llegó y ha terminado, combinándolo con más funciones, en un 40% de acierto. La progresión es palpable

El argentino tiene contrato en vigor, ya que firmó por dos temporadas en diciembre del año pasado. Será, por tanto, carne de un posible traspaso, aunque no porque no se haya ganado ya el sitio en Denver. Este último ciclo ha servido como rampa de impulso a Facu también en estos términos, los contractuales, ya que en la 2021/22 empezará mucho mejor situado para ganarse un nuevo sueldo que le haga quedarse un tiempo más en la liga norteamericana. Muchas posibilidades abiertas para él

RELACIONADO | Campazzo señala las diferencias entre la NBA y el resto