SUCESOS

El presidente de la FIBA se aparta del cargo tras destaparse un escándalo de abusos sexuales

Hamane Niang ha decidido dar un paso atrás y dejar de ser el presidente de la FIBA hasta que acabe la investigación ahora abierta sobre Malí.

Hamane Niang

El presidente de la FIBA, Hamane Niang, va a dejar de serlo al menos temporalmente después de que se haya destapado un escándalo en la federación de Malí. Una investigación de The New York Times le salpica al ser él el que estaba al cargo del estamento cuando, según lo publicado, se dio un abuso sexual sistemático en mujeres, la mayoría adolescentes, durante los primeros años de este siglo XXI. 

RELACIONADO | La FIBA pinta mal...

Hamane Niang, político de 69 años con una larga vinculación al baloncesto, accedió en 2019 al cargo de presidente que había ocupado antes que él el argentino Horacio Muratore, un puesto que depende directamente del secretario general, Andreas Zagklis, y en consenso se ha tomado esta decisión al saber que el periódico estadounidense sacaría a la luz la información. 

Se acusa a Niang de pasar por alto, incluso estando presente, este tipo de abusos. Se pone un ejemplo detallado entre 2006 y 2007, en una discoteca de Bamako, en el que, en plena celebración, el presidente se habría reído mientras uno de sus más estrechos colaboradores, Cheick Oumar Sissoko, manoseaba los pechos de dos jugadoras menores de edad mientras bailaba con ellas. 

Hamane Niang, que ahora da un paso al lado hasta que la investigación que se ha iniciado en la federación internacional tenga resultados, no ha sido acusado de cometer estos abusos sino de permitirlos. El directivo estuvo a cargo de la nacional de Malí y también como Ministro de Deportes entre 1998 y 2011. 

La FIBA ha publicado unas consideraciones después de saberse el caso: 

"La FIBA ha recibido desde el 10 de junio varias denuncias sobre acoso sexual sistémico dentro de la Federación de Baloncesto de Malí. Al recibir dicha información, la FIBA compartió inmediatamente su contenido con el profesor Richard McLaren, oficial independiente, quien abrió una investigación sobre el asunto. Se espera que el informe se entregue poco después de los Juegos Olímpicos" 

"El secretario general de la FIBA ha notificado a la Federación Nacional de Malí que solicite su plena colaboración con la investigación. Las siguientes personas han sido suspendidas de todas las actividades de la FIBA mientras se lleva a cabo la investigación: el entrenador Amadou Bamba, el entrenador Oumar Sissoko y el oficial Hario Maiga"

"Se alega que el presidente de la FIBA sabía o debería haber sabido sobre los abusos sexuales en Malí, particularmente durante su tiempo al frente de esa federación desde 1999 hasta 2007. El presidente de la FIBA, que niega rotundamente las acusaciones, ha tomado la decisión de hacerse a un lado temporalmente mientras se lleva a cabo la investigación. También ha ofrecido su plena colaboración a la investigación. Mientras tanto, según las reglas de la FIBA, el primer vicepresidente de la FIBA, Saud Ali Al-Thani, lo sustituirá. La FIBA enfatiza el derecho del presidente a la presunción de inocencia y no hará más comentarios"

"FIBA tiene tolerancia cero para todas las formas de acoso y abuso y extiende su más sincera compasión por las víctimas de tal conducta. FIBA se compromete a garantizar que los informes de dicho comportamiento se tomen en serio y se investiguen adecuadamente"