1234T
RMA 20 16 16 23 75
BAR 15 18 29 27 89

Finalizado

LIGA ENDESA | PLAYOFF FINAL | REAL MADRID 0 - BARÇA 1

Higgins dinamita la final

El escolta del Barça rompe al Madrid con 14 de sus 26 puntos en el tercer cuarto para acaudillar un parcial demoledor de 0-17 que hizo saltar por los aires el primer duelo.

Hay jugadores predestinados, por talento, físico, trabajo, dureza mental y ambición, a escribir historias de éxito en el baloncesto. Deportistas rotundos, que marcan la diferencia entre llevar a su equipo por un camino corriente o empujarlo por uno más atrevido que conduce a la victoria. Y uno de ellos es el escolta estadounidense Cory Higgins, que este lunes cumplirá 32 años. El ahijado de Michael Jordan dinamitó la final (75-89) cuando su Barça no sabía si levantarse o zozobrar ante un Madrid con serios problemas para generar juego, con un perímetro agotado por el calendario, mermado por las lesiones y envejecido por los años, pero que a la vez era un bloque que abrasaba al enemigo en el rebote ofensivo (21 a 9). Números disparados también por el paupérrimo porcentaje local en el lanzamiento.

Higgins agarró por la solapa un duelo en el que primaban las defensas y lo hizo trizas a latigazos de clase en el uno contra uno. Hasta diez puntos seguidos para dar un volantazo de rally, 14 en el tercer cuarto y 26 totales con 8 de 11 en tiros de campo. Un talento boyante en la línea exterior del que carece el Madrid, una pieza desequilibrante que da títulos, o te acerca mucho a ellos (1-0 manda el Barcelona).

Higgins, Mirotic y Gasol, un trío decisivo en la victoria azulgrana.

La principal arma de destrucción blanca en este tramo vital del curso es el rebote. Lo sabía el Barça y no pudo defenderse del daño que la causó de salida (siete capturas ofensivas menos al descanso), un arranque pletórico (9-0) del campeón de la fase regular con Tavares como rey del escenario, Alocén de base y Abalde de vuelta tras dejar atrás el coronavirus. Y Tyus con un Mirotic que comenzó desacertado. Jasikevicius recurrió pronto a Gasol, que pisaba una final ACB 20 años después, y a Kuric. Entre los dos activaron al Barcelona.

Pau, ovacionado en la presentación por el Palacio, plantó cara a Edy en la batalla reboteadora y con su buena lectura de los espacios y de los cortes anotó un par de canastas sencillas. La entrada de Llull forzó otro repunte del Madrid (28-19), pero el duelo era de las defensas. Mal en ataque los azulgrana (y muy mal desde la personal) y peor el Madrid, con unos porcentajes bajísimos, que no alcanzaban el 40% en la primera parte (y descendieron hasta el averno del 34%).

Las dos faltas de Llull y las tres de Alocén llevaron a Abalde al timón, entonces los culés redoblaron la presión. Nadie le acompañó (más allá de Poirier con un par de asistencias), así que extravió dos balones y tuvo que jugarse algún otro al límite. Un nuevo arreón de Kuric, que disparaba dos cañonazos, igualaba el pulso a 32.

Sergio Llull se lamenta tras una entrada en la que los árbitros no pitaron falta.

Alocén y Garuba, cuatro faltas rápidas

En la reanudación, Alocén, Abalde y Tavares protagonizaban el canto del cisne: 44-37 y… el principio del fin. Alocén acababa de cometer su cuarta falta del todo evitable tras bajar el brazo en una penetración franca de Higgins. Le llegaba la hora al americano, a Courdon, su nombre completo, que iba a hacer saltar por los aires el primer duelo. Encadenó diez puntos y dio la vuelta al calcetín como un virtuoso amo de casa antes de guardarlo en el cajón. Un visto y no visto, la balanza cambió de sentido como si se hubiera desplomado una roca sobre uno de los platillos.

Con Higgins imparable (14 tantos sin fallo en el tercer acto: 4 de 4 de dos, 1 de 1 de tres y 3 de 3 desde el tiro libre), el Barça construyó un parcial de 0-17 en cuatro minutos que le catapultó hasta el 44-54. Y en esas aparecía Mirotic para rematar, que vio el campo abierto y sin vallas cuando Laso juntó en pista a Tavares y Poirier. El de Podgorica, frente a un oponente mucho menos móvil, voló libre como un pajarillo para enchufar de tres. Una solución de emergencia del técnico que no funcionó, forzada por la cuarta falta de un Garuba intrascendente (-6 de valoración). Pecados de juventud, como la cuarta personal de Alocén.

El arranque del último periodo confirmó que no habría emoción ni reacción, lo corroboró Brandon Davies al imprimir un poste gigante con un matazo sobre Poirier. La ventaja de cancha del Real se había quedado inerte en el tercer cuarto, el título anda ahora en manos del Palau. Este martes, al filo de la medianoche, un triunfo más le daría al Barça su primera Liga en siete años, la primera desde 2014. En la apertura de la final mostró más argumentos, más plantilla y más talento; menos rebote, eso sí. Lo tiene a tiro, aunque el Madrid todavía no ha caído, deberá derribarlo y cuesta más de lo que parece.

Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
22 30 16 11 3 8 0 0 1 1 56% 2/3 7/13 0/0 6 1 26
6 21 7 3 1 2 2 2 1 0 44% 2/3 1/5 1/1 3 4 5
7 19 4 5 2 3 0 1 0 0 33% 0/0 2/6 0/0 0 1 3 -
44 18 2 1 1 0 2 2 0 0 50% 0/0 1/1 0/1 0 4 -2 -
12 15 7 1 0 1 1 1 2 0 40% 2/2 1/6 1/2 1 4 -2
1 22 12 3 1 2 0 2 0 0 50% 1/2 1/3 3/5 2 1 9
23 19 8 3 0 3 3 0 0 0 29% 1/1 2/5 1/8 3 4 3 -
5 19 10 2 1 1 2 2 2 0 55% 4/4 0/1 2/6 3 3 9 -
16 15 1 1 1 0 0 0 0 0 25% 1/2 0/1 0/1 1 5 -6 -
17 14 5 8 6 2 2 0 0 0 38% 1/2 2/4 0/2 2 1 11
20 7 3 3 3 0 0 2 1 0 29% 1/2 1/4 0/1 1 1 -1 -
11 2 0 0 0 0 1 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 1 s.c.
Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
22 30 26 1 0 1 0 1 1 1 76% 8/10 6/9 2/2 6 2 27
33 27 9 7 0 7 1 0 3 0 38% 3/6 0/2 2/5 4 3 13
99 23 12 4 0 4 4 1 0 1 43% 1/5 4/7 1/2 5 4 12
0 22 13 2 1 1 1 2 1 0 69% 5/7 4/5 0/1 6 2 15
8 18 6 6 2 4 2 2 0 1 57% 3/4 0/1 1/2 2 3 9
24 25 10 1 0 1 1 0 0 0 36% 0/0 2/5 2/6 2 2 5
16 16 8 8 2 6 0 1 0 2 71% 2/2 3/3 0/2 1 0 16
21 15 0 1 0 1 1 1 1 1 0% 0/0 0/0 0/0 0 1 2
10 13 2 3 1 2 0 0 0 0 100% 0/0 1/1 0/0 0 1 4
9 7 0 0 0 0 0 1 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 1 3 -3 -
2 2 0 0 0 0 1 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/1 0 1 -1 s.c.
18 2 3 2 2 0 0 0 0 0 50% 0/0 0/1 1/1 0 0 4 s.c.