NBA | PLAYOFFS 2021 | NETS-BUCKS

Los periódicos de N.Y. calientan el Bucks-Nets: "Bambi se pone duro"

Tras la victoria de Milwaukee en el tercer partido de la serie (2-1), los medios de la Gran Manzana utilizan la ironía para caldear el ambiente.

La prensa de Nueva Yok calienta el Bucks-Nets: "Bambi se pone duro"
Benny Sieu USA TODAY Sports

Los Bucks han alzado la voz. Siguen con todo en contra, pero han mostrado su voluntad de no rendirse. Tras dos derrotas apabullantes frente a Brooklyn Nets, su contador en la serie ya no está a cero: 2-1 y nuevo partido en Wisconsin. En cuanto al marcador se refiere, un resultado que podía entrar dentro de las previsiones; las sensaciones, sin embargo, han quedado muy alejadas de ello. Los de Giannis Antetokounmpo han ganado, sí, pero llevando sus posibilidades al límite y tras dos caídas sin grises: negras, muy negras. Cuando han sumado los de Mike Budenholzer ha sido sudando; cuando lo han hecho los de Nash, divirtiéndose. Ahora, por supuesto, queda por ver el efecto anímico de la victoria. En la NBA, cada partido de playoffs es un mundo y cualquier detalle puede virar la dinámica más marcada.

Tras el 115-107 y el 125-86 en Brooklyn, Milwaukee prometía guerra. Los Bucks, a pesar de ese mantra negativo que les abraza en la fase final, son un aspirante al anillo... y su público aún lo siente así. Hubo de todo. Con el 30-9 de inicio, por supuesto, euforia e ilusión. Tras el partido, un vaso medio vacío que los más optimistas pueden ver, simplemente, en el medio. Durante el mismo, tensión, mucha tensión. P.J. Tucker y Kevin Durant, en una jugada a cuatro minutos de terminar el tercer cuarto, encarnaron buena parte de ella. Tras una persecución sin descanso, el primero cometía falta sobre el segundo y, ante la decisión arbitral, se encaraba con el jugador de los Nets. Durant, de primeras impasible, respondía tras escuchar alguna de las provocaciones del jugador de los Bucks, quedándose ambas caras a escasos centímetros y generando una imagen que, al instante, se hacía viral. Al mismo tiempo, el público del Fiserv Forum se volcaba con su jugador y, por ende, en contra del rival: "Fuck KD, fuck KD", se escuchaba.

Una caldera en ebullición que el domingo, 21:00 (hora peninsular), volverá a encenderse. Mientras tanto, lejos de bajar su temperatura, recibe más leña. Parte de ella, procedente de la prensa, claro. Los medios de Nueva York, aprovechando la imagen que dejaron Tucker y Durant en el partido, han hecho su aportación. Entre los titulares, uno del Daily News que puede enfurecer especialmente a los aficionados de Milwaukee. "Bambi se pone duro", titula, acompañando la mencionada instantánea. Un mensaje directo a lo más hondo de la cultura de los de Wisconsin. La traducción literal de buck, pues, no es otra que la de "macho cabrío", tal y como se infiere del propio logo de la franquicia, formado por un ciervo de grandes cuernos. "Feer de deer" ("teme al ciervo"), sin ir más lejos, es uno de sus gritos de guerra. Con todo ello, se deduce, la intención del titular, cargado de ironía, no es otra que ridiculizar el enfado y el carácter mostrado por los Bucks en el último partido de la serie, señalando al equipo, pese a la victoria, como un rival inofensivo, haciendo referencia al pequeño cervatillo de Dinsey

Y el fuego no termina ahí. Durante el intercambio verbal entre Tucker y Durant, un guardia de seguridad de la plantilla de los Nets irrumpió con mucha fuerza en la discusión, con un fuerte empujón sobre el jugador de los Bucks. Según Joe Vardon, de The Athletic, era el guardaespaldas de la propia estrella de Brooklyn: "Cuando quedaban menos de cinco minutos del tercer cuarto, Durant y P.J. estaban cara a cara, hablando acaloradamente, como si estuvieran molestos. El guardaespaldas personal de Durant, que está en la nómina de los Nets, fue a separarlos y empujó a Tucker", asegura.

La serie prometía emociones fuertes y se habían resistido, pero ya pueden estar aquí. Sobre la pista, un nuevo escenario. Tras dos marcadores muy altos, los de Wisconsin, en el tercer partido, consiguieron dejar a los Nets en 83 puntos. Ambos equipos llegaban a la eliminatoria con el ataque por bandera, pero, ahí, los de Budenholzer han visto que el talento rival les supera "Defensa primero. La defensa gana partidos y gana campeonatos. Si tenemos que estropear el juego, tenemos que estropearlo. Pero cuando se trate de eso, queremos ser agresivos con todos", advertía Jrue Holiday tras el encuentro. Durant e Irving, tras superar el 50% en todos los registros en el segundo partido, se quedaron en, solamente, un 40% en tiros de campo de Kyrie como mejor noticia. Por ahí pasan, seguramente, gran parte de las opciones para Antetokounmpo y compañía. Cazar a las dos máximas estrellas (con Harden esperando) o ser cazado. Y el ciervo tiene el orgullo tocado.