EUROBASKET FEMENINO

"Celebrar el Eurobasket de Valencia es la primera medalla"

La Selección femenina se presentó en sociedad antes de poner rumbo a Valencia, la base de operaciones para preparar el Eurobasket y los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Celebrar el Eurobasket de Valencia es la primera medalla"
JAVIER GANDUL DIARIO AS

La Selección femenina afronta en este 2021 su verano más ambicioso. Con el retraso olímpico por la pandemia, las jugadoras disputarán dos campeonatos (el Eurobasket de Valencia y los Juegos de Tokio) en menos de dos meses. El equipo se concentró en Madrid el pasado sábado y hoy pondrá rumbo a Valencia, que será la sede de operaciones en este verano mágico. Desde el día 23 y hasta el inicio del Eurobasket disputará seis partidos de preparación (dos frente a Francia, Nigeria, Bélgica, Turquía e Italia). Un equipo que conserva la base de los últimos años (Laia Palau, Silvia Domínguez y Laura Gil han ganado las siete medallas consecutivas), pero que también contará con algunas ausencias: Laura Nicholls ha renunciado por motivos personales, Anna Cruz se despidió de la Selección a principios de año y Marta Xargay decidió tomarse el curso 2020-21 sabático.

"Este campeonato es tremendamente especial y no sólo porque se juegue en casa o porque se pueda conseguir el tercer oro consecutivo. En época de pandemia todo es más difícil y la forma de vencer es el cariño y el amor que se tiene a este equipo. Lograr que este Eurobasket se mantuviera es nuestra primera medalla. Este equipo ha competido contra sus propios límites", comentaba Jorge Garbajosa, presidente de la FEB. "Estamos en un año complicado. Todo lo que tenéis por delante es un verano de retos e ilusiones. Esperemos que sigamos disfrutando con vosotras", añadía Ignacio Jiménez, director de comunicación de Endesa.

También estuvo presente Rodríguez Uribes, ministro de Cultura y Deporte, "un hombre de baloncesto", decía sobre él Garbajosa. "Ver a España jugar en Valencia es un paso más en la vuelta a la normalidad. Sois un foco de luz en la barricada". La Generalitat ha garantizado que permitirá, como mínimo, 3.000 espectadores en La Fonteta. "La Selección femenina se está cargando la brecha de género", destacaba Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid.

En Valencia, del 17 al 27 de junio, defenderá el título logrado en Belgrado hace dos años. En aquella cita se colgó su segundo oro seguido (el cuarto en su historia y el tercero en seis años), algo que nadie había logrado desde la extinta URSS, que encadenó 17 campeonatos seguidos entre 1960 y 1991. Los de Tokio serán los quinto Juegos para la Selección femenino y los cuartos para Laia Palau, que estuvo en Atenas 2004, Pekín 2008 y Río 2016, donde se colgó la plata, la primera medalla olímpica de la historia.

"El reto es considerable. Logrando dos oros consecutivos, creo ya cumplimos bastante. Este año jugamos en casa, es una responsabilidad enorme pero también una ilusión. Os gusta mucho pedir, pero nosotras intentaremos dar el máximo y a partir de ahí vendrán los resultado", dijo Laia Palau, que alcanzará los 300 partidos con España en esta preparación. Palau no se pierde un verano con la Selección desde el pleistoceno y da la clave del éxito de este equipo: "La humildad. Queremos ganar siempre, pero afrontamos los campeonatos de cero. Hay un cambio generacional, pero las que vienen lo llevan dentro".

Mondelo tendrá que hacer cinco descartes antes de comenzar el Eurobasket. Astou Ndour, en plena WNBA con Chicago Sky, se reincorporará a la Selección unos días antes del inicio del campeonato. "Es fácil entrenar, pero es difícil confeccionar la lista. Pero eso es positivo. Siempre se queda alguien que podría estar. Te cuesta también hacer descartes, pero eso es bueno. Hay gente que viene pisando fuerte y que nos da no sólo presente sino futuro", avisa Mondelo. "En la maleta tenemos que llevar ilusión. Es un verano muy exigente, pero lo que tienen que llevar es eso. Es uno de los secretos del éxito y así llevan estas jugadoras siete medallas seguidas y a ver si conseguimos la octava, sea del color que sea. Porque otra medalla sería un éxito".

Pero también hay regresos, como el de Alba Torrens, que se perdió el Eurobasket de 2019 por lesión. "Para mí es volver a casa. Siempre ha sido especial y este año no es diferente. La ilusión es el motor que nos mueve. Cogemos la responsabilidad y la exigencia. No podemos prometer resultados, pero vamos a dar lo mejor de nosotras mismas".

Diez después de acabar la LF Endesa, las jugadoras se concentraron para preparar el Eurobasket. "Hemos tenido poco tiempo para descansar, pero espero que vayamos poco a poco recuperando las fuerzas", decía Silvia Domínguez. "Esa energía que lo mismo nos falta nos la va a dar la ilusión", reconocía Cristina Ouviña. Por delante tienen tres meses, dos campeonatos y, esperemos, la octava y novena medallas consecutivas. "Podemos convertir esta historia en leyenda", sentenciaba Mondelo.