LIGA ENDESA

Los criterios del Gobierno para la vuelta del público a la ACB

Los pabellones de la Liga Endesa podrán contar con aficionados en las gradas siempre y cuando su comunidad autónoma esté en nivel de alerta 1.

El WiZink Center con público durante el playoff de la Liga Endesa entre el Real Madrid y el Barcelona de la temporada 2018-19.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Los últimos partidos de la temporada regular de la Liga Endesa y sus playoffs contarán con público tras meses de gradas vacías: la última vez que los pabellones de baloncesto tuvieron público en el campeonato nacional fue el domingo 8 de marzo. Así lo ha confirmado José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura y Deporte, este lunes. La asistencia, eso sí, se basará en los protocolos desarrollados por la institución pública y solo se permitirá en aquellas comunidades autónomas que se encuentren, como máximo, en nivel de alerta 1.

Ahora mismo, Comunidad Valencia (Valencia Basket), Galicia (Monbus Obradoiro), Canarias (Herbalife Gran Canaria y Lenovo Tenerife) y Murcia (UCAM) se encuentran en esa fase. Andorra (MoraBanc) también podrá tener público en su pabellón, según la normativa del Principado.

Y, en principio y según lo anuncio en redes sociales, gallegos, valencianos y murcianos están ya en marcha para abrir las puertas de sus pabellones. El Obra recibe el miércoles al UCAM Murcia (18:30); los taronjas, el sáado al Urbas Fuenlabrada (20:00); y los universitarios, al Casademont Zaragoza el domingo (17:00).

Protocolos anti-COVID

Los protocolos del Ministerio establecen que solo estará permitido ocupar el 25% de la capacidad del pabellón con 1.500 aficionados como máximo. La separación entre espectadores será de 1,5 metros. Estos deben llevar una mascarilla FFP2 sin válvula, no podrán consumir alimentos ni bebidas (excepto agua que se facilitará en distintos puntos del recinto) y se sentarán en sectores independientes, que tendrán acceso propio y unas franjas horarias preestablecidas.

Las entradas y salidas estarán señalizadas al igual que los aseos, garantizándose que se cumplen en ellos las medidas de distanciamiento, higiene y prevención, y siempre evitando las aglomeraciones. Antes de entrar en el pabellón, el público deberá pasar un control de temperatura.