NBA | RESUMEN DE LA JORNADA

Locura total en el Oeste: ¿cuántos quieren perder este fin de semana?

Muchas cosas en juego a dos jornadas para el final de la regular season... y muchos partidos en en los que parece más útil encajar una derrota que llevarse el triunfo. Estas son las cábalas.

Primero, veamos lo que pasó en cinco partidos con ramificaciones para los puestos de playoffs y play in de la Conferencia Oeste. Y después veremos qué significa… o qué puede significar.

DETROIT PISTONS 91-DENVER NUGGETS 104

Muchos pensaban que los Nuggets se dejarían ir en Detroit, pero no lo hicieron. Y no reservaron a Nikola Jokic. Michael Malone, de hecho, no ha descartado que el pívot juegue también en el último partido de la temporada, en Portland. El serbio solo estuvo en pista 26 minutos pero tuvo tiempo de hacer un triple-doble (20+15+11), más lustre para las estadísticas de la temporada en la que va a ser MVP de la NBA. Que se dice pronto. Los Nuggets han ganado tres partidos seguidos a domicilio antes de acabar, también fuera de casa, en Portland… otro partido que muchos creen que no deberían ganar. Y están 47-24. Son terceros del Oeste y dependen de sí mismos. Markus Howard, rookie no drafteado, anotó 20 puntos como titular por primera vez en su carrera, y durante muchos minutos cruzó canastas con Deividas Sirvydis, que después se lesionó y, cosas del final de temporada, dejó mermados a unos Pistons que pueden sonreír por el gran nivel de Diallo (esta vez 18+12+3) desde su llegada. En 20-51 y con once derrotas en trece partidos, los de la MoTown (16% en triples, 6/37) están en 20-51, solo por delante de los Rockets (17 victorias).

OKC THUNDER 93-UTAH JAZZ 109

Aplastante victoria de los Jazz (66-92 al final del tercer cuarto), todavía sin Donovan Mitchell pero con todos los demás, y liderato de la Liga casi en el bolsillo. Mike Conley jugó 16 minutos, Clarkson sumó 18 puntos, Bogdanovic 22 y Gobert, 16 con 18 rebotes. En los Thunder, 18 puntos y 6 rebotes para Gabriel Deck, 19 puntos para Svi Mykhailiuk y 18 para Maledon. Los de OKC están 21-50, tratan de ser uno de los tres peores de la NBA (mirando al draft) y llevan nueve derrotas seguidas, 23 en 24 partidos (solo han ganado a los Celtics) y 26 en los últimos 28. De un 19-24 al actual 21-50. Tremendo.

HOUSTON ROCKETS 122 L.A. CLIPPERS 115

Los Clippers dieron descanso, pensando en los playoffs (y seguramente en sus caminos), a Kawhi Leonard, Paul George y Patrick Beverley. Y perdieron contra unos Rockets que pueden ganar porque ya han hecho sus deberes: 17-54, el peor balance de la temporada garantizado, un lujo tras la salida de James Harden y ante un draft muy prometedor. Fue solo el segundo triunfo en catorce partidos para los texanos, en los que ahora mismo Kelly Olynyk, así están las cosas, es capitán general: 20 puntos, 9 rebotes, 11 asistencias. Tate anotó 20 puntos, Khyri Thomas 17 con 5 asistencias (acabó lesionado), Brooks 15… En los Clippers, 23 puntos de Kennard, 13 asistencias de Rondo, 13 puntos y 5 rebotes de DeMarcus Cousins (contra sus ex) y, por fin, regreso de Serge Ibaka. Y a toda máquina: 15 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias en 17 minutos. El primer partido del español de origen congoleño después de dos meses de baja. Los Clippers (47-24) son cuartos del Oeste, con el mismo balance de unos Nuggets que tiene la mano por el desempate.

GRIZZLIES 107-KINGS 106/WARRIORS 125-PELICANS 122

Dos partidos que podrían haber sido dramáticos en la pelea por el play in pero que no tuvieron ninguna trascendencia porque Pelicans y Kings se habían caído ya de la batalla (los Spurs serán décimos del Oeste) y Warriors y Grizzlies cierran la temporada con un duelo entre ellos, en San Francisco. Los dos están con un idéntico 38-33 y también se decidirá el desempate particular en ese duelo entre ellos, el domingo (21:30, hora española). Así que no iban a cambiar nada estos partidos previos que ambos equipos dedicaron a dar descanso a sus principales, y de forma masiva. Ganaron, pero daba lo mismo: el que se lleve el duelo del domingo será octavo y el que pierda, noveno. No es poca cosa. El octavo tendrá una vida extra (puede perder el primer partido del play in) y se medirá a Lakers (casi seguro) o Blazers. El Lakers-Warriors es muy deseado por mucha gente pero no está asegurado. Pueden estropearlo los Grizzlies, que quieren evitar el noveno puesto, que obliga a ganar dos partidos sin fallo para estar en playoffs, el segundo a domicilio.

Ese será, por lo tanto, casi un partido de play in… justo antes del play in de un Oeste en el que las cuentas son una locura. El periodista Matt Moore ha tratado de resumirlo ante la tormenta de escenarios que se abren a solo dos jornadas (sábado y domingo) del cierre de la regular season.

Por arriba, los Jazz tienen casi asegurado el primer puesto, del Oeste y de la Liga. Y la ventaja de campo en todos los playoffs, Finales incluidas. Tras ganar a los Thunder están 51-20 por el 49-21 de los Suns. Así que los de Salt Lake City serán primeros si ganan en su último partido a los Kings, en Sacramento, o si los Suns pierden uno de los que tienen pendientes, los dos en San Antonio contra unos Spurs que serán décimos y jugarán el play in desde la cola.

Por detrás de Jazz y Suns, es un caos: Nuggets y Clippers se repartirán los puestos tercero y cuarto. Están empatados, pero los Nuggets tienen el desempate a favor, así que serán terceros si ganan el último partido, en Portland. Los Clippers juegan contra los Thunder. De los cuatro citados, solo los Blazers pueden tener interés en ganar. Y depende también de lo que hagan los Lakers hoy en Indiana. Son sextos pero no han asegurado huir del play in: si los angelinos ganan sus dos partidos (Pacers y Pelicans), los de Oregón caerán al séptimo si pierden con los Nuggets. Y estos pueden tener pocos alicientes por ganar: ser tercero da ventaja de campo en una posible semifinal de Conferencia, un factor importante. Pero ser cuarto permite evitar sí o sí a los Lakers, a los que nadie quiere ver antes de tiempo, hasta una hipotética final de Conferencia. Y jugar la semifinal contra los Jazz, seguramente, y no contra los Suns, para muchos un rival más duro de cara a los playoffs que los de Snyder (difícil saberlo, en todo caso).

Pero, tras su victoria ante los Pistons, a los Nuggets puede no valerles con perder para quedar cuartos: si los Clippers pierden con los Thunder, dará igual lo que hagan los de Malone. Y los Clippers ya demostraron en Houston que piensan en dar descanso a sus estrellas… y, seguramente, en no forzar un duelo angelino, que ya no se dará seguro en primera ronda. Pero hay más: los Thunder también parecen interesados en perder con los Clippers para asegurar un empate por el tercer peor balance de la temporada y no perjudicar sus cuentas de cara a la lotería del draft. Pero alguien tiene que ganar ese Thunder-Clippers…

Así que Jazz y Suns serán primero y segundo, seguramente en ese orden; Nuggets y Clippers tercero y cuarto y los Mavericks serán quintos o sextos y jugarán contra Nuggets o Clippers. Los Blazers pueden ser quintos, sextos o séptimo y los Lakers, sextos o séptimos. Un baile tremendo en el que todos miran a todos de cara a las dos últimas jornadas.