RETABET BILBAO BASKET

Huskic no acaba el año en Bilbao

El pívot (2,10 metros y 29 años) llegó cedido desde el Burgos en noviembre y, cuando queda un poco más de una semana para acabar la Liga, es despedido. No llegó a cuajar

Goran Huskic, ante Martínez y Bolmaro, durante el Retabet Bilbao-Barcelona de la Liga Endesa.
AIOL DIARIO AS

Goran Huskic y el Retabet Bilbao Basket han alcanzado un acuerdo de desvinculación por lo que el serbio deja de pertenecer a la disciplina del club. El pívot (2,10 metros y 29 años) deja el conjunto vasco, al que llegó cedido en noviembre desde el Hereda San Pablo Burgos, a falta de tan solo cuatro partidos para acabar la temporada, algo más e una semana, síntoma de que Mumbrú ha quedado muy decepcionado con su comportamiento. Desde el principio vio para aportar su calidad en un puesto muy cojo por el flojo rendimiento de Jones, la blandura de Dos Anjos y la lesión de Balvin. Pero sólo lo ha hecho a cuentagotas. El balcánico ha disputado 21 encuentros en los que ha promediado 5,1 puntos y 2,3 rebotes en 13:25 minutos sobre la cancha.

Huskic nunca he llegado a encajar en la dinámica del grupo. El pívot tuvo una grave lesión el año pasado y después sufrió el coronavirus, así que estaba bajo mínimos en cuanto a ritmo. Sólo en contadas ocasiones exhibió su gran capacidad para distribuir juego en ataque desde el poste alto. Su salida coincide con la presentación oficial de otro pívot, Leonardo Totè. El italiano (23 años y 2,11 metros) aterriza desde el Fortitudo Bolonia y aportará energía y positivismo. Miniotas y Kulboka ya volvieron ante el Granca  mientras que Balvin lo hará en el importante duelo del sábado en Miribilla contra el Fuenlabrada.

Final de temporada

El Bilbao Basket cada jornada cuenta con menos balas para salvarse, sobre todo tras la derrota contra el Herbalife Gran Canaria. Las cuentas son claras: debe ganar tres de sus últimos cuatro encuentros para mantener la categoría, siempre y cuando el Movistar Estudiantes no gane frente al Hereda San Pablo Burgos. Si es así, necesitaría un pleno de victorias.

Y el calendario no es fácil. Tras recibir al Fuenla, llegará el turno del Burgos tan solo tres días después. A continuación, viaje al WiZink Center para enfrentarse con el Real Madrid. Para concluir, cierra la temporada en casa contra el Joventut. El líder, dos equipos de playoff y un conjunto salvado y sin nada que perder.