LIGA FEMENINA ENDESA

El Laboratorios Ynsadiet Leganés es baloncesto de élite

El equipo madrileño competirá la próxima temporada en la Liga Femenina Endesa tras realizar una campaña casi perfecta, con solo una derrota.

Las jugadoras del Laboratorios Ynsadiet Leganés celebran el ascenso a Liga Femenina Endesa.
FEB

El Laboratorios Ynsadiet Leganés es un cántaro que de tanto ir a la fuente ha acabado por romperla. Porque tras nueve temporadas en Segunda y cuatro intentos fallidos, el equipo madrileño logró en abril el ascenso a la Liga Femenina Endesa. Y lo consiguió a lo grande, con un balance total de 28-1 entre la fase regular (25-1) y la de ascenso (3-0), en el curso más difícil de siempre por el coronavirus. “Ha sido toda una hazaña porque tienes una planificación y la COVID te lo cambia todo. La adaptación ha sido fundamental”, analiza para AS Antonio Pernas, entrenador del equipo, que continuará hasta 2023 tras aterrizar en el banquillo en el verano de 2019.

La adaptación no ha sido la única arma para firmar, casi, una campaña perfecta: “Hay pocos secretos. Elaborar una buena plantilla, con jugadoras competitivas y margen de mejora... El trabajo diario, la dinámica de las jugadoras entre ellas y el nivel de competición que tuvieron durante la fase de ascenso”.

La única espina, aquel último partido de la fase regular en Murcia, contra el UCAM Primafrío Jairis, que recibió a las pepineras en un pabellón lleno y ruidoso. “Nos vino bien esa derrota: aprendes que no te puedes despistar y las chicas reaccionaron muy bien. Fue un punto de inflexión”, recuerda el madrileño, que tuvo en noviembre, en Melilla, el palpito de que este año sí que sí: “Esto pinta bien’, me dije. Era una prueba importante, llevábamos dos meses entrenando y si apretamos un poquito las cosas, podíamos tener una oportunidad”.

"El empeño de mucha gente"

El ascenso es un enorme espaldarazo para un proyecto que surgió en 2006 en un municipio muy deportivo. Fútbol, voleibol, balonmano e, incluso, tenis de mesa compiten por el favor de cerca de 200.000 personas. Sin embargo, el club de José Jacinto Ramos no se amilanó frente a esos gigantes y tras 15 años de duro trabajo, ya está en la élite del baloncesto español. “Esto ha sido el empeño personal de mucha gente que ha empujado. Será un curso de aprendizaje porque el salto es bastante importante: el nivel profesional y la exigencia han crecido mucho”, comenta el presidente. “Tengo ilusión y ganas. Es una Liga muy bonita de jugar. También hay vértigo: hasta que no empecemos a entrenar y a jugar, no sabremos el nivel que tenemos para competir”, continúa Pernas.

A pesar de la alegría, Ramos tiene claro que ahora no hay que frenar. El sueño no debe ser “efímero” y reclama el apoyo de las instituciones y de los ciudadanos de Leganés: “Se tienen que dar cuenta de que van a tener un equipo de élite, altamente profesional en una de las competiciones más importantes de Europa, y que eso requiere instalaciones de uso casi permanente, una estructura...”. Pide, en definitiva, “un paso adelante”.

Cantera y futuro

Lo que sí está claro, es que el ascenso ha dado un impulso a una cantera que ha pasado de solo 50 jugadores en la escuela a casi 600 repartidos en 26 equipos desde el primera nacional masculino y femenino hasta el baby basket los últimos años. “Lo hemos notado automáticamente. Estamos desbordados y eso nos alegra. Las familias nos llaman todos los días. Tenemos muchas peticiones, sobre todo, de niñas, que quieren hacer baloncesto y eso es de lo que se trata. Es un proyecto muy local, muy identificado con Leganés porque entendemos que debe ser así: apostamos por la imagen de la ciudad. Por los niños y las niñas de la ciudad”, prosigue el presidente.

El Leganés compartirá la bandera de la Comunidad de Madrid en LF con el Movistar Estudiantes. El conjunto colegial es un espejo en el que fijarse: en su vuelta esta temporada a Primera se clasificó para la Copa de la Reina y para el playoff tras cerrar la fase regular en 5ª posición. “Ojalá podamos hacer ese papel, pero vamos a ir pasito a pasito. Hacer una plantilla competitiva y disfrutar”, cierra Pernas.