NBA | CONFERENCIA ESTE

Los Celtics culminan el desastre

Otra derrota de los Celtics contra Miami y play in asegurado junto a Hornets, Pacers y Wizards. Los Bulls se quedan sin opciones y los Nuggets serán como mínimo cuartos del Oeste.

Cuando no es el año, no es el año. Y este no es el año de Boston Celtics. Eso quedó claro hace mucho. Entre lesiones, ausencias por protocolos sanitarios (más que ningún otro equipo) y, esto es lo menos coyuntural y lo más preocupante, los desequilibrios de un roster que Danny Ainge no ha sido capaz de mejorar en los últimos tiempos, los Celtics se han caído en el Este. Primero se vio que, después de ser finalistas de Conferencia en la burbuja de Miami, no estaban a la altura de los otros ogros de su lado del país: Sixers, Bucks, Nets. Después alternaron momentos terribles con pequeñas llamadas a la esperanza, pero solo los más optimistas hablaban, en la segunda mitad del curso, de un equipo capaz de cambiar de cara y dar sustos de verdad en playoffs. Finalmente, cayó lesionado Jaylen Brown para toda la temporada, y las últimas luces se apagaron en el Garden.

Ahora la realidad es que los legendarios Celtics están condenados al play in. NI la propia NBA se esperaba estrenar formato con las dos franquicias más históricas, Lakers y Celtics, metidas en este trance. Pero hacia eso vamos. La escenificación de los Celtics ha sido incontestable: con opciones claras de escapar de esa ronda previa, perdieron por 22 contra los Bulls y han perdido después dos partidos seguidos, básicamente duelos directos, contra los Heat en el Garden. Recibiendo en ellos 129 y 130 puntos. El balance ahora es 35-34. Eso son los Celtics: básicamente un equipo en el 50% de victorias, nada más. Salvo milagro ahora imposible de vislumbrar, carne de cañón cuando en cuanto lleguen las primeras curvas peligrosas en los cruces.

Miami Heat, aunque ha estado en las mismas peleas, es otra cosa. Ahora con 10 victorias en 15 partidos, ha asegurado (38-31 tras el doblete contra los Celtics) el billete para playoffs. Y no solo eso: el finalista presiona a Hawks y Knicks en busca de las posiciones cuarta y quinta. Si escapara de la sexta, evitaría una primera ronda contra Nets o Bucks. El equipo de Spoelstra pinta a peligroso de verdad en playoffs a pesar de haber pagado durante este curso la fatiga de la burbuja de Florida, con muy poco descanso tras perder las Finales contra los Lakers.

Si los Celtics  (121-129 final) no tenían a Brown, los Heat siguen sin Oladipo (esperan contar con él en playoffs) y se quedaron en el descanso sin Jimmy Butler tras un golpe en un ojo de Marcus Smart (32-19 con él, 6-12 sin él esta temporada). Los Cetlics tenían el partido a tiro (56-62) cuando llegó ese golpe de suerte, pero lo desaprovecharon miserablemente: 77-93 todavía en el tercer cuarto, 84-105 a nueve minutos del final. Pérdidas tontas (más en la mitad del tercer cuarto que en toda la primera parte), demasiadas faltas que concedieron tiros libres a los Heat y unas desconexiones defensivas aberrantes que concedían tiros fáciles a los exteriores (Dragic, Herro, Robinson…) o dejaban a Adebayo emparejado con defensores pequeños. Los Heat metieron el 59% de sus tiros y el 53% de sus triples. Adebayo acabó con 22 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias, Robinson con 22 puntos, Dragic con 17, Herro con 24 y 11 rebotes, Nunn con 18…

En el Garden unos días abuchean y otros piden a Tacko Fall en pista. Cada uno pasa el trago como puede. Ainge no ha dado profundidad a un equipo con un banquillo cuestionable y que vive de Tatum (esta vez 33+8+6), Kemba Walker (36+7+4) y, sin Brown, la ayuda de Fournier (20+4+8). Débil (una cantinela eterna) en el puesto de pívot, con pocos puntos y poca jerarquía en el banquillo, un plan defensivo que casi nunca funciona… no, no es el año de unos Celtics abocados al play in, y parece inevitable ya, a reflexiones serias después de una temporada muy, muy, muy decepcionante en Boston. Insisto: salvo milagro ahora mismo imposible de atisbar.

Los Hornets caen pero estarán en el play in

Una jornada muy definitoria en el Este también metió en el play in a los Hornets pese a su derrota contra los Nuggtes (112-117). Celtics, Hornets, Pacers y Wizards son los que estrenarán formato en la Conferencia, está por ver en qué posiciones porque ahora los de Carolina son octavos pero igualados con los Pacers y con solo un partido de ventaja sobre los Wizards. Para los Nuggets fue un triunfo útil: 45-24, todavía en lucha por el tercer puesto (a un partido de los Clippers) pero, sobre todo, con el cuarto garantizado como mínimo. Es decir: ventaja de campo seguro en primera ronda.

Los Hornets son un buen equipo que ha tenido muchos problemas con las lesiones. En un partido caliente, muy igualado y con jaleo arbitral (expulsión de James Borrego incluida), un +12 de los visitantes ya en el tercer cuarto se comprimió hasta el 106-107 con menos de dos minutos por jugar. Pero los Nuggets salvaron el pellejo, con triples importantes en el último cuarto de Facundo Campazzo (8 puntos 6 asistencias, 3 robos) y otro partidazo de Nikola Jokic (poniendo el lazo al MVP: 30+11+6) y Michael Porter Jr (30 puntos, 6 rebotes, 6 triples). En los Hornets, 7 triples y 31 puntos del explosivo Devonte’ Graham y un mal día de LaMelo Ball: 5 puntos, 12 rebotes, 7 asistencias, 1/9 en tiros, 5 pérdidas.

La cabeza del Este sigue sin resolverse

Los Sixers van a ser, si no pasa nada raro, líderes del Este de cara a los playoffs por primera vez desde 2001, cuando jugaron las Finales contra los Lakers. Pero la posibilidad de sellar matemáticamente esa plaza en esta jornada se les escapó en Indiana (103-94), en un partido en el que Joel Embiid fue baja por enfermedad y acabó la racha de los de Doc Rivers en ocho triunfos seguidos. Los Pacers pelearon muy duro en el último cuarto y con tres triunfos en cuatro partidos (33-36 ahora) aseguraron su presencia en el play. In. Tal y como ha ido la temporada, no es poca cosa.

Los Sixers, sin hacer gran cosa, estaban empatados a falta de 4:34 (92-92) pero solo anotaron desde ahí dos tiros libres de Tobias Harris. Los Pacers escaparon con nueve puntos de Caris LeVert (acabó en 24 con 7 rebotes y 5 asistencias) en un partido en el que llegó el noveno triple-doble de Domantas Sabonis en una temporada fantástica (16+13+15). Con orgullo, los Pacers se aferraron al partido y lo cerraron bien al final ante un rival en el que Harris sumó 27 puntos y 5 rebotes y Ben Simmons, 20+8+7. Pero poco más.

Los Bulls pierden de vista el play in

Los perseguidores de los Sixers, además, ganaron. Los Nets (ahora 45-24) superaron a los Bulls (29-40), que dejaron su intento milagroso en tres triunfos seguidos y ya tienen a tres partidos y el décimo puesto y su última esperanza de play in. Ha sido un tramo final de temporada muy decepcionante para unos Bulls que dispararon sus expectativas con la llegada de Nikola Vucevic.

Los Nets jugaron sin James Harden y se quedaron sin Kyrie Irving por un golpe en la cara. Aún así (107-115 final) tenían controladísimo el partido (74-93) al final del tercer cuarto, antes de que los puntos de Zach LaVine (acabó con 41) llevaran la ventaja a once puntos (91-102) con casi cinco minutos por jugar y obligaran a un último esfuerzo a los de Steve Nash. Kevin Durant sumó 21 puntos y 8 asistencias en un buen partido colectivo (Blake Griffin, Joe Harris, Bruce Brown, Nic Claxton, Jeff Green…) de unos Nets que tras perder cuatro partidos seguidos enlazan ahora dos victorias y están a dos partidos de los Sixers y con uno de ventaja sobre los Bucks. En los Bulls, Vucevic se quedó en un 5/18 en tiros (12 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias) y Coby White sumó 16 puntos. Decepcionante, muy decepcionante segunda mitad de curso de los de Illinois.

Los Bucks, finalmente, cumplieron el expediente sin brillo contra Orlando Magic (114-102), un equipo que busca su posición en el draft (21-48) y que da minutos a los Hampton, Cole Anthony… sin los cinco sentidos puestos en el partido, los de Budenholzer permitieron que su rival siguiera más o menos vivo hasta casi el final. Ahora en 44-25, siguen a un partido de los Nets en busca del segundo puesto y el factor cancha en una semifinal de Conferencia que sería tremenda (contra Sixers o Nets). Giannis Antetokounmpo sumó 27 puntos, 12 rebotes y 5 asistencias y pusieron trabajo Brook Lopez, Portis y DiVincenzo (19 puntos) en un mal día en el tiro de Middleton (3/15, 11 puntos) y Jrue Holiday (5/15, 15).