NBA | LAKERS 123 - SUNS 110

Sin noticias de LeBron James

El alero de Los Angeles Lakers se perdió su cuarto partido seguido por lesión, el número 25 esta temporada. Se desconoce cuándo volverá a las canchas.

LeBron James, de calle, durante el partido entre Los Angeles Lakers y los Phoenix Suns en el Staples Center.
KEVORK DJANSEZIAN AFP

LeBron James se perdió esta madrugada ante Phoenix Suns su cuarto partido seguido por culpa del tobillo. Es el 25º encuentro de baja en una temporada atípica para él: será la que menos juegue de siempre con un mínimo de 43 y un máximo de 47. Podría haber llegado a los 57 si el curso tuviera los 82 habituales y no los 72 por la pandemia. Su tope por abajo eran los 55 que disputó en la 2018-19, la primera en los Lakers. Su minímo hasta aterrizar en Los Ángeles era de de 62 en la 2011-12 con Miami Heat, pero con truco: la fase regular solo tuvo 66 duelos por el lockout.

Sus problemas físicos son una rareza en una carrera que alcanza las 18 temporadas y un total de 1.308 partidos (72,6 de media). Pero algo normal ya con 36 años y 38,2 minutos de media en sus piernas. “Ya nunca estaré al 100%”, admitió a principios de mayo LeBron, que renovó el pasado invierno hasta 2023 con el objetivo de acercarse al legado anotador de Kareem Abdul-Jabbar y tener la opción de jugar junto a su hijo mayor, Bronny.

También para enfundarse otro anillo más en el dedo. Ese que cubriría todos los dedos de una mano y que le dejaría a tan solo uno del Michael Jordan. Una misión, la del campeonato, que comparte con los Lakers, que salieron del ostracismo, de los peores años de la historia de la franquicia, con la llegada del Rey y la Liga de la pasada temporada en el complejo de Walt Disney en Orlando (Florida).

"Todavía no sabemos nada"

Sin embargo, su participación está en duda para la recta final (incluso playoffs) de un curso que amenaza con el play in, ese inventó que si no te toca, te parece una genialidad, pero que si eres el agraciado, escupes sobre ella. Cosas del momento. "Todavía no sabemos nada de LeBron. Avanza día a día", dijo Frank Vogel, entrenador de los Lakers, sobre su pupilo. Palabras de prudencia. Sobre todo, tras su último retorno, interrumpido por una recaída (jugó solo dos partidos tras perderse 18 seguidos, el récord de su carrera) que ha hecho saltar las alarmas en los Lakers.

La preocupación es por el tobillo derecho de LeBron James, que lo mantuvo fuera durante seis semanas y lo ha vuelto a poner fuera de combate. Y no va a mejorar mucho ", asegura Adrian Wojnarowski (ESPN). "Tendrá que jugar con incomodidad en la postemporada. No se recuperará hasta verano. Así que hay una carga aún mayor sobre Anthony Davis aquí. Pero aún queda la pregunta: cuánto de efectivo puede ser LeBron James".

Palabras que parecen no preocupar a sus compañeros. "Por lo que vi, LeBron estará bien. Créeme: estará bien", comentó a su vez Anthony Davis, la gran estrella laker en ausencia de James. Más optimista se mostró Kentavious Caldwell-Pope: "Estará preparado para los playoffs".