OKLAHOMA CITY THUNDER

Deck convence en Oklahoma: "Es como si hubiera estado aquí toda la temporada"

Mark Daigneault, entrenador de la franquicia, se muestra satisfecho con lo mostrado por el jugador argentino hasta el momento. Clave para su futuro.

Deck convence en Oklahoma: "Es como si hubiera estado toda la temporada aquí"
Sue Ogrocki AP

Después de la odisea, ha llegado la calma. Gabriel Deck ya es uno más en la NBA. Sólo ha jugado cuatro partidos hasta el momento, pero han sido suficientes para ganarse los primeros halagos en tierras americanas. Si bien es cierto que los resultados de su franquicia, Oklahoma City Thunder, no han acompañado (ni acompañarán, al menos en el corto plazo), su rendimiento individual, entendido dentro del proceso de aclimatación que todo jugador debe pasar, no ha sido nada malo. 18,3 minutos, 9,3 puntos, 5,3 rebotes y 2,5 asistencias impregnan su casillero de promedios. Su último partido, frente a Sacramento Kings, el mejor: 16+3+3. Hace de todo y casi todo bien, tal y como ya había demostrado en el Real Madrid, aunque aún lejos de sus mejores noches vestido de blanco, muy recientes. De momento, más que suficiente. Al menos, para su entrenador, Mark Daigneault, que ya le ha alegrado los oídos por primera vez: "Me sorprende lo arriesgado que es. Es muy complicado venir y encajar en un equipo que no conoces. Es muy agresivo para jugar, si lo ves en el campo, piensas que ha jugado con nosotros toda la temporada. Me ha impresionado mucho dentro del campo", confiesa en declaraciones para el periodista Leandro Torres, de El Comercio.

En su experiencia norteamericana, Deck aún no conoce la victoria. Los Thunder, bajo la dirección de su general manager, Sam Presti, se encuentran en uno de los procesos de reconstrucción más profundos, y peculiares, de la historia de la competición. 34 selecciones para el draft, 17 primeras rondas y 17 segundas, aguardan, de aquí hasta 2027, para dar forma a un proyecto sin parangón. En medio de todo ello, Gabi quiere encontrar su sitio, ya que no lo tiene asegurado. Ha llegado a Oklahoma con un contrato no garantizado, que le liga a la franquicia hasta el final de la presente campaña, pero no para el futuro. Podrá firmar otros tres años, pero, para ello, deberá convencer a los propietarios de la organización, como parece que está haciendo. "Es un gran valor, alguien que había conocido antes por la TV, lo había visto en el Real Madrid y en la selección de Argentina. Es un buen jugador, tiene un Basketball IQ muy alto y es bueno tenerlo aquí con nosotros", añade su actual técnico. De momento, su novia, tal y como informó el periodista Mauricio Codocea, de Clarín, aún no ha viajado a Estados Unidos con él. En primer lugar, porque sólo quedan dos semanas de temporada regular; en segundo, porque aún no se pueden hacer planes de futuro.

Encaja en el sistema

Su aportación, con el partido frente a los Kings como actual ápice, va de menos a más. Como debe ser. "Gabriel volvió a tener una buena noche. Se ve mejor en cada partido y se involucra mucho en el juego. Nos gusta su capacidad física, hace parecer que es mucho más grande de lo que es. Es un chico humilde y gran compañero de equipo", explicó el técnico de los Thunder tras la mejor actuación de 'Tortu' hasta el momento. "Encaja bien con nuestro sistema. Él ha estado muy bien en estos partidos, pasando y reboteando", añadió Darius Bazley, compañero de equipo.

En su primer partido, con 14 minutos sobre la pista, Deck se mostró tímido, aunque dejó una asistencia por detrás de la espalda para demostrar que, pese a ello, no le falta el descaro que demanda la competición. En el segundo, más liberado, vivió una dura barrida, una de esas derrotas de época: 95 a 152 frente a Indiana Pacers. En el tercero, sin embargo, el equipo, caracterizado por su juventud, reaccionó; perdiendo, sí, pero de forma muy distinta (120 a 123 ante Phoenix Suns, uno de los mejores equipos de la temporada). "Veníamos de una terrible derrota terrible y el equipo mostró un carácter único, me quedo tranquilo con ello", declaró, satisfecho, Daigneault tras el duelo. De nuevo, con palabras gratas para Deck, a quien considera, por su estilo, una pieza que encaja en su puzle: "Gabi, como el resto de nuestro equipo, está en la capacidad de aprovechar las transiciones para conseguir puntos. En la NBA, si quieres eficiencia ofensiva, tienes que buscar las transiciones. Sabemos que las defensas son muy sofisticadas y, para quebrarlas, debemos buscar transiciones. Quizás no con tantos jugadores, aunque el volumen ayuda, pero sí conociendo la ventaja de atacar sin tener a la defensiva contraria establecida. Sobre Gabi, es algo que puede aprovechar". Como su paso por la mejor liga del mundo.