Perfumerías Avenida
64
Valencia BC
67
Finalizado

LIGA FEMENINA | AVENIDA 0 - VALENCIA 1

Carrera silencia Salamanca

La pívot forzó la prórroga (el público se tuvo que marchar por el toque de queda) y metió un 2+1 que adelanta al Valencia Basket en la final. El domingo, el segundo partido (12:30).

Carrera silencia Salamanca
FEB

El guion estaba escrito ya esta temporada: si el Perfumerías Avenida y el Valencia Basket se enfrentan hay prórroga. Y así fue. Hayes no acertó el tiro que hubiese puesto el 1-0 para las de Salamanca y el partido se decidió en el tiempo extra. Y sin público. El toque de queda en Castilla y León (22:00) provocó que la gente que había en las gradas este jueves en el Würzburg se marchara a casa antes de tiempo. Lo mejor para ellos es que no vieron la derrota de su equipo. Raquel Carrera, la heroína de la Eurocup, tumbó al equipo charro con un 2+1 (64-67).

El Perfumerías Avenida no falla en una final de la Liga Femenina desde 2005, 15 seguidas, mientras que para el Valencia Basket era la primera. A pesar de su inexperiencia, el equipo taronja salió mejor. Era su primera final de Liga, pero la tercera ya está temporada donde alzó la Eurocup y perdió en la Copa de la Reina frente al Uni Girona. Valencia se ha acostumbrado en poco tiempo a codearse con las mejores. Y no desentona para nada. Ouviña puso el +5 valenciano con un triple (2-7) y el Avenida fue todo ese primer cuarto a remolque. Las muñecas no estaban finas (4/13 en tiros de campo en el asalto inicial) y Leticia Romero aprovechó un despiste defensivo para cerrar el cuarto 10-15.

En el segundo periodo, las de Rubén Burgos se quedaron clavadas en los 23 puntos (17-23) y el Avenida encadenó un par de acciones buenas para colocarse por delante por primera vez en el partido (25-23). Lo hizo con un triple de Karlie Samuelson, la mejor del equipo azulón en esa primera parte (8 puntos). Milic, que promediaba en estos playoffs 17 puntos, estuvo gris. Con ella en pista, al descanso, el Valencia había hecho un +14 (26-31 en el luminoso).

Ver al Valencia es ver, en parte, a la Selección que disputará este verano el Eurobasket y los Juegos Olímpicos. Y tiene muy buena pinta. Ouviña, elegida mejor nacional de la competición, sigue en estado de gracia; Leticia Romero está completamente recuperada (se rompió el cruzado al principio de la pasada temporada), Queralt Casas siempre da un plus en los dos lados de la pista y Raquel Carrera es un futuro, ya muy presente (19 puntos al final). Entre las cuatro habían anotado al descanso 19 de los 31 puntos del equipo valenciano (45 de 67 al final). Y su enorme peso en el equipo siguió también después del parón, pero el Avenida mejoró mucho en la segunda parte. Hayes entró en el partido y en unos buenos minutos de Vilaró el equipo charro se puso 10 arriba (51-41, min. 33), pero Raquel Carrera culminó la remontada desde el tiro libre (56-56) y el partido se fue a la prórroga.

La pívot gallega volvió a ser decisiva en el tiempo extra. Un robo trabajado entre Ouviña y Casas acabó con canasta de Carrera y tiro adicional, que no falló. Al Avenida le quedaban 3,5 segundos para intentar forzar la prórroga, pero Hayes se comió la posesión sin tirar. El Valencia puede celebrar el domingo (12:30, Teledeporte) en casa su primera Liga.

RESUMEN

Perfumerías Avenida (10+16+19+11+8): Silvia Domínguez (3), Hayes (14), K. Samuelson (11), L. Samuelson (12) y Hof (6) -cinco inicial- Leo Rodríguez (3), Cazorla (2), Milic, Vilaró (7) y Alarie (6).

Valencia Basket (15+16+10+15+11): Ouviña (9), Allen (2), Casas (8), Trahan-Davis (11) y Gullich (2) -cinco inicial- Romero (9), Gómez (5), Juskaite, Carrera (19) y Pina (2).

Árbitras: Paula Lema, Sandra Sánchez y Mª Ángeles García. Eliminadas por cinco personales Hof, de Perfumerías Avenida, y de Allen, por Valencia Basket.

Pabellón: Primer partido de la final de la Liga Endesa de baloncesto femenino disputado en el pabellón salmantino de Wúrzburg, ante los 700 espectadores que se permitían por las medidas sanitarias. El público tuvo que abandonar el pabellón al jugarse la prórroga y cumplirse la hora decretada por el estado de alarma.