EUROLIGA

La Euroliga, muy complicada para el Valencia y el Joventut

Jordi Bertomeu, mandamás de la Euroliga, ha recalcado en los últimos días que los equipos españoles deben clasificarse gracias a la EuroCup.

Valencia - Joventut
M.Á. Polo ACB PHOTO

La resolución de la fase regular de la temporada en la Turkish Airlines EuroLeague y la disputa de las semifinales de la 7Days EuroCup ha sido momento para que se le vuelva a preguntar a Jordi Bertomeu, CEO de la Euroliga, por las dos invitaciones que se cursarán en verano para la máxima competición de cara a la siguiente edición. Esos dos son los últimos huecos que va a haber, salvo sorpresa, en la Liga y serán solventados con la elección de dos equipos a gusto de la ECA. 

En Bolonia, donde se jugaba una de las series decisivas de la EuroCup, le preguntaron por ello la semana pasada. "Ya hemos dicho claramente que el recorrido natural para llegar a la EuroLeague es la EuroCup. Pero además tenemos que trabajar particularmente con los países de la Liga Adriática, forman parte de un territorio muy importante para el baloncesto. En este momento la manera de entrar para equipos que sean de Francia, España, Italia, Alemania, Grecia y Turquía es la EuroCup", aseguró. 

Las licencias de la Euroliga tienen plaza fija. A las once ya habituales (Real Madrid, Barcelona, TD Systems Baskonia, Anadolu Efes, Fenerbahçe Beko, CSKA, Panathinaikos Opap, Olympiacos, AX Armani Exchange Milan, Maccabi Fox Tel Aviv, Zalgiris) se unen ahora el Bayern y el ASVEL de cara a la próxima década y el Alba para los próximos dos años. El Mónaco y el ganador de la serie entre Unics y Virtus tendrán también billete. Quedan dos plazas para llegar a dieciocho.

El Zenit, por el patrocinio de Gazprom, tiene muchas papeletas para entrar. El otro equipo, según lo que dice Jordi Bertomeu, debería de ser de la ABA, donde Estrella Roja y Partizán tienen las de ganar. 

Esto desbarata los planes del Valencia Basket, que ha disputado la Euroliga este año y, pese a los esfuerzos en el nuevo pabellón, su cantera y la inversión realizada se quedaría fuera. El Joventut, también con un proyecto ambicioso y que se quedó a las puertas de las semifinales de la EuroCup, lo estaría de igual manera.