RETABET BILBAO BASKET

Rousselle jugará en Málaga aunque arrastra molestias

Tocado en el tendón de Aquiles, hará el esfuerzo, mientras el Bilbao Basket busca un recambio. La cita ante Fuenla, aplazada por el COVID en los madrileños. Mumbrú: "Parece una subasta de partidos"

Rousselle jugará en Málaga aunque arrastra molestias
AIOL DIARIO AS

El puesto de base no está siendo un campo de flores este año en Bilbao. Hakanson lleva una temporada para olvidar entre lesiones y el COVID. Y Rousselle arrastra problemas en el tendón de Aquiles, que le han impedido ejercitarse estos días, y no se descarta que pase por el quirófano. Es una dolencia que no deja de darle la lata desde hace tiempo. El base francés, uno de los capitanes, pleno de implicación y todo raza, se había comprometido con el cuerpo técnico a hacer un esfuerzo esta semana ante Unicaja y Fuenlabrada, pero finalmente se ha aplazado el compromiso ante los madrileños. La temporada está a punto de acabar para él. Chema de Lucas ha destapado las molestias del director de juego, que se llevaban en el mayor de los secretos en la entidad, incluso Mumbrú esta mañana ha afirmado tajante que todos están bien. El club busca un recambio en el mercado de bases para lo que queda de Liga. El Bilbao Basket lleva este año ya los fichajes, una vez iniciado el mismo, de Miniotas, Jenkins, Aminu (este ya fuera de Bilbao tras concluir su contrato temporal), Huskic y Kljajic.

El Bilbao Basket iba a jugar seis partidos en tres semanas después de descansar doce, pero un brote de COVID en el Fuenla hace que se aplace la cita del sábado en Miribilla ante los madrileños. Todo un galimatías que está enloqueciendo la ACB. "lo importante ahora mismo es que los jugadores y cuerpo técnico del Fuenlabrada se recuperen lo antes posible, que no haya secuelas y no haya que lamentar nada", ha señalado Mumbrú esta mañana. "Parece una subasta de partidos por la Gran Vía", ha lanzado en tono irónico sobre estos bailes de fechas. No le va mal al equipo el aplazamiento, porque solo tenía 48 horas para preparar un compromiso clave por la permanencia, aunque reflejó que no cambia en absoluto sus planes respecto al partido del Carpena porque lo iban a afrontar con la intención de "darlo todo" sin pensar en el 'Fuenla'. "Se trata de lograr victorias. Con un equipo de tu misma liga te juegas mucho más como el 'average' o ver qué equipo queda más tocado, pero nuestro partido es Unicaja y veremos el siguiente cuál será. No podemos pensar más allá porque nos estaríamos confundiendo", explicó.

Han sido días duros por la derrota ante el Manresa y los triunfos de rivales directos como Fuenla y Betis, pero el técnico mira al frente: "Somos un equipo que no nos venimos muy arriba con las victorias, ni abajo con las derrotas. Tratamos de hacer nuestro trabajo y sudar la gota gorda hasta el último segundo. Hay que seguir en esa línea y, aunque llevamos días sin competir y nos faltará ritmo, lo tenemos que asumir", concluyó Mumbrú, "Nosotros intentamos preocuparnos de las cosas que podemos controlar. Es normal que otros equipos ganen. Lo asumimos, pero tenemos ocho partidos por delante y tenemos que competir cada uno al máximo", recalcó. El Unicaja de Katsikaris amenaza mañana, con un perímetro "con el rifle preparado para poder matarte".

El Unicaja, sin el ala-pívot Carlos Suárez, el pívot congoleño Yannik Nzosa y el base israelí Gal Mekel, los tres lesionados, recibe al Bilbao Basket tras diecinueve días sin competir, aunque la cita es importante por la aspiración de los malagueños de estar en la fase por el título y de los vizcaínos por salir de los puestos de descenso.

El equipo andaluz, que disputó su último encuentro ante el Hereda San Pablo Burgos (93-101) el pasado 27 de marzo en el Martín Carpena, no pudo enfrentarse la pasada jornada en Málaga al MoraBanc Andorra al quedar aplazo el partido tras detectarse dos positivos en coronavirus en el conjunto visitante. En los 31 partidos entre ambos en la fase regular de la ACB, hay un balance de veinte triunfos y once derrotas favorable al Unicaja. Unos datos más favorables para los costasoleños aún si se cuentan solo los partidos en Málaga, donde el Unicaja salió victorioso en doce de sus quince partidos disputados. La última vez que venció el RETAbet en Málaga en la fase regular fue hace once años, en 2010, con triunfo por 66-77, aunque dos años antes, cuando se enfrentaron en la Euroliga, los bilbaínos también triunfaron en el Martín Carpena (55-59). Será un duelo especial para el alero francés Axel Bouteille, quien se enfrentará a su exequipo, en el que militó media temporada antes de incorporarse al Unicaja, y también para el base Alberto Díaz, que jugó cedido en el conjunto bilbaíno en 2014.

Katsikaris ha avisado de que el RETAbet Bilbao Basket es "un equipo que está buscando victorias para mantenerse". "Sabemos el peligro que hay", dijo en rueda de prensa el griego, quien detalló sobre el conjunto bilbaíno que llegará a Málaga "a darlo todo" porque "tiene la urgencia de encontrar victorias", con lo que el Unicaja debe de estar "preparado" para ello. El técnico señaló que estar diecinueve días sin competir puede ser perjudicial porque "la preparación general del día a día no es no es lo mismo que jugar partidos", aunque puntualizó que la intención es "jugar un partido sólido".