MOVISTAR ESTUDIANTES

El Movistar Estudiantes se lanza a la formación de entrenadores

El conjunto colegial imparte el curso 'Los Primeros Pasos del Entrenador'. "Para sacar buenos jugadores necesitamos buenos técnicos", dice Borrás, coordinador de cantera.

Jota Cuspinera, entrenador del Movistar Estudiantes, da instrucciones a sus jugadores.
ACB Photo

La historia del Movistar Estudiantes está ligada a la formación. Fernando Martín, Felipe Reyes, Jaime Fernández, Darío Brizuela, Adams Sola… Jugadores, de ayer y de hoy, que han crecido en algún momento de su carrera en las categorías inferiores de un club que presume de más de 2.000 niños y niñas dentro de la mayor cantera inclusiva de Europa. Educación deportiva y social que sería imposible sin el trabajo de los entrenadores.

Su formación siempre nos ha parecido fundamental porque para sacar buenos jugadores necesitamos buenos entrenadores y, para ello, necesitamos formar a la gente que tenemos”, explica Pablo Borrás, coordinador de la cantera del Estudiantes. “E históricamente ha existido. Con debates, reuniones técnicas… que han permitido que técnico como Jota (Cuspinera), Pepu (Hernández), Mariano de Pablo, Aíto (García Reneses)… hayan salido de la cantera”.

Pero no existía una formación específica. Académica. Y, por ese motivo, se pusieron en marcha dentro de la la Escuela de Entrenadores dos cursos esta temporada. Ambos con el sello, la filosofía y la metodología colegial. El primero, en noviembre, dirigido a los jugadores de la cantera júnior bajo el nombre de Formación Básica para Futuros Entrenadores. Los Primeros Pasos del Entrenador es el segundo. Orientado para gente de fuera de club, todavía está en marcha y con la posibilidad de apuntarse de manera íntegra o a alguno de sus 9 clínics online de manera individual. Total o por partes, para las dos opciones existe una plataforma con los contenidos y un foro de discusión.

"Tocar temas báscios es fundamental"

“Se lo recomendaría a todos los entrenadores porque aunque llevemos diez o quince años en un banquillo, tocar temas tan básicos es fundamental. Hay que reciclarse, reflexionar sobre lo qué estás haciendo. La base es clave para todos los niveles: desde el primer ladrillo a la chimenea”, continúa Borrás. “Hay algún entrenador ACB que se ha apuntado al curso, pero tenemos de todos los niveles: desde un chico de 17 años hasta de 50. Gente que cree en el baloncesto de formación”.

La figura del entrenador y su entorno, los conceptos, el diseño de la tarea, la preparación del partido… son algunos de los clínics que se imparten en un curso donde Adolfo Fito González y José Manuel López actúan como ponentes. A los dos entrenadores de la cantera estudiantil, que han pasado por todas las categorías del club (desde minibasket hasta el primer equipo femenino), se suma un experto en la materia como invitado a cada uno de los clínic.

“Todos son importantes, aunque conceptos y fundamentos son más motivantes. Atraen mucho”, asegura Borrás. “También los que tienen que ver con el partido, su preparación, el scouting… son atractivos. Planificación y la figura del entrenador son importantes y tienen muchos matices: el feed back de la gente que ha participado demuestra que ha gustado mucho”.

La pandemia ha provocado que las clases sean diferentes. Ya no hay presencialismo, sino pantallas de ordenador y cámaras. Se pierde la interacción cercana, pero se gana en libertad horaria. “Tenemos algún entrenador que se ha apuntado de Sudamérica y escribe en el foro a hora intempestivas. Esto es una ventaja porque haces el curso cuando mejor te venga”, subraya el coordinador de una cantera que ha vivido un curso muy especial por el coronavirus.

Cantera y campus de verano

Las medidas sanitarias lo han impregnado todo, desde los entrenamientos hasta la competición, que no se ha desarrollado de la manera tradicional. “Nosotros hemos trabajado de la mano con el Ramiro, con los grupos burbujas que se creaban en el colegio, porque la seguridad nos parece lo más importante”.

El siguiente reto para el club, los campus de verano: el XXI Campus Las Estrellas del Deporte, que tendrán lugar durante todo el verano en el polideportivo Magariños, y el XXII Campus La Cima del Baloncesto, del 28 de junio al 23 de julio el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada.

“Los urbanos se van a realizar con mayor normalidad que los del año pasado… y ya funcionaron muy bien en el Magariños y en Guadarrama, con reducción de ratios, distancias, higiene… y todos los protocolos. Además, con la vacunación, que esperamos que para julio esté muy avanzada, no habrá ninguna problema”, explica Borrás. “En el pernocta (Sierra Nevada) siempre hay dudas. Sopesamos las medidas como test rápidos antes de la salida y, como estamos aislados, si damos negativos, todos más tranquilos”, concluye.