REAL MADRID

Ya es oficial: el Real Madrid ficha a Vincent Poirier

Vincent Poirier ya es jugador del Real Madrid. El pívot abandona la NBA y formará parte del equipo de Pablo Laso. Suplente de lujo para Edy Tavares.

Vincent Poirier ya es del Real Madrid. Todo el mundo lo sabía, pero ahora se ha hecho oficial. El pívot francés ha llegado a un acuerdo con el club blanco hasta 2024 y abandona la NBA de forma definitiva para ponerse a las órdenes de Pablo Laso y ayudar al equipo en la competición doméstica (no podrá disputar la Euroliga esta temporada ya que no entra en el plazo de inscrito). El Madrid reacciona pues, a la salida de Gabriel Deck, y encuentra un suplente de lujo para Edy Tavares, además de fortalecer el juego interior en el plano defensivo y tener un auténtico muro con una gran reputación en Europa, atado para el futuro inmediato.

Después de un año de planificación complicada por culpa de la pandemia y en el que han llegado además mazazos en lo deportivo como la grave lesión de Randolph y las salidas con destino a la NBA de Facundo Campazzo y Gabriel Deck, el Real Madrid se está moviendo en el mercado para reforzar el equipo. Ya tenía atado a Thomas Heurtel, el base francés que salió de forma polémica del Barcelona y ahora apura la temporada (sin Euroliga) en el Asvel Villeurbanne para poder estar en los Juegos Olímpicos. Y hay otra alta, su compatriota Vincent Poirier, que además no esperará al verano y se pondrá ya a las órdenes de Pablo Laso. El Real Madrid tenía cerrada la llegada del pívot galo para la temporada 2021-22, pero los acontecimientos se han precipitado por la salida de Deck y el hecho de que estuviera sin equipo y entrenando por su cuenta en Estados Unidos.

El Real Madrid se ha movido rápido para llevarse a la que de otra manera iba a ser una de las grandes joyas del mercado en Europa toda vez que su regreso desde la NBA parecía cantado después de quedarse sin equipo. El Barcelona ya lo quiso (como el propio Real Madrid) y se había rumoreado que en el Efes ya se trabajaba para hacerse con él. Sin embargo, Poririer recala en Madrid, donde va a formar con Edy Tavares una tremenda pareja de pívots: emulando a Ralph Sampson y Hakeem Olajuwon, jugadores de los Rockets en los 80, podríamos estar hablandp (salvando las distancias, claro) de unas nuevas torres gemelas.

Poirier (un 2,13 de 27 años internacional con Francia) fichó por el Baskonia en el verano de 2017. Su segunda temporada en Vitoria fue espléndida. En Euroliga, 11,9 puntos, 8,3 rebotes y 17,7 de valoración media. Fue máximo reboteador y entró en el Segundo Mejor Quinteto de la competición. En el verano de 2019, con este impulso, se desvinculó del equipo alavés (le quedaba un año de contrato) y firmó con los Celtics para intentar la aventura americana, que ha sido más breve de lo que el propio jugador pensaba en un inicio.

Al francés no le ha ido bien en la competición norteamericana. En los Celtics jugó 22 partidos y 130 minutos totales. En esta temporada, con los Sixers, ha jugado 10 partidos y 39 minutos. Sus medias totales han sido de 5,3 minutos con 1,5 puntos y 1,2 rebotes. Y ha conocido el amargo trance que supone el mercado NBA: los Celtics lo enviaron a los Thunder en una operación menor el pasado noviembre. Semanas después entró en el traspaso que mandó a Danny Green a Philadelphia y a Al Horford (con Theo Maledon y los derechos de Vasilije Micic) a OKC. Con escasa presencia en unos Sixers muy bien armados en su juego interior, antes del cierre de mercado fue enviado a los Knicks en la operación a tres bandas que llevó a George Hill a los Sixers. Y los neoyorquinos cortaron su contrato sin que ninguna franquicia lo reclamara después. Así que quedó como agente libre sin restricciones… y sin ofertas. Su regreso a Europa empezó a parecer cantado y el Real Madrid ha sido el más rápido para cerrar un fichaje de primer nivel.