1234T
RMA 18 26 23 32 97
GBC 15 15 16 23 71

Finalizado

LIGA ENDESA | 29ª JORNADA

El Madrid tiene una misión: arrolla al colista y mira a Europa

Los blancos no fallan ante el Gipuzkoa, que sucumbió en el segundo cuarto. Descansa Tavares, Tyus firma su mejor partido con el Real y el perímetro dicta sentencia.

El Real Madrid tiene una fecha marcada en el calendario, la del próximo jueves, la que le enfrentará al Fenerbahce y la que decidirá su futuro en la Euroliga. Lo hará ante un rival sin, con total seguridad, una de sus principales figuras, Jan Vesely, y con el manto de la duda arropando a otra, Nando de Colo. Lo hará también dependiendo de sí mismo: si los de Pablo Laso ganan, estarán en los playoffs de la máxima competición continental. Es inevitable mirar la fecha de reojo, aún más cuando el contrario, que llega lanzado, está en disputa por el factor cancha; pero también hay que mirar al frente. Y ahí, hoy, estaba un Acunsa GBC que aguantó lo que aguantó: un cuarto. En el segundo, el Real despegó y ya no aterrizó (97-71), con un vuelo que espera mantener hasta el final de la semana. Los de Laso tienen una misión que traspasa la frontera nacional, pero no se olvidan de lo que hay dentro de ella: un liderato que proteger y que el próximo domingo, además, puede decantarse definitivamente. Nuevo Clásico, oportunidad de redención y, posiblemente, con invitado sorpresa: Pau Gasol quiere reaparecer en un escenario a su altura.

Hoy, no estaba Tavares, que ya forzó ante el Olympiacos y se quedó a buen recaudo. Alocén, que llegaba con alguna que otra molestia en un dedo de su mano izquierda, fue cambiado al mínimo signo de peligro, ya en el tercer cuarto (67-46). Y Gabriel Deck, Fabien Causeur y Trey Thompkins descansaron. No está la cosa como para tontear con las bajas, ahora que, al parecer, no han sido suficientes para parar el crucero internacional. Los que están, están, contra viento y marea, aunque hoy se encontraron aguas tranquilas: las de un colista que intentó golpear mediante Radoncic, el mejor de los suyos - de lejos - con 19 puntos y 25 de valoración, pero que se quedó en un par de toques de atención durante el primer acto (18-15). Ahí murió su partido y ahí empezó el vendaval blanco, por tierra y por mar, con Tyus y Laprovittola como capitanes generales y el perímetro como bandera.

La línea de tres se convirtió en un martirio constante para los visitantes. Un altillo desde el que se disparaba y disparaba, y acertaba y acertaba. El Real pasó de encestar uno de cinco intentos en el primer cuarto a seis de once en el segundo (44-30). Al final del partido, 14 de 31, un 45% en la precisión que, de ser por Rudy y Lapro, hubiera sido mucho mayor. El primero, cuatro de cuatro, con algún que otro baile antes del tiro y con ese rango tan suyo y al alcance de tan pocos; el segundo, cuatro de ocho, siendo también la brújula de la tripulación (siete asistencias) y el líder en ausencia del gigante que, cuando está, todo lo acapara. Todo ello, junto a un Vukcevic que, a cada minuto sobre la pista, acumula más tiempos para conjugarse en presente (7 puntos y 3 asistencias); y un Abalde que ya hace mucho que ha echado raíces (17+5+3).

Tyus acude a la llamada

Por encima de todo el mundo, sin embargo, la noticia estaba en Alex Tyus. Ese pívot que llegó para dar descanso a un Edy al que, según el propio Laso, iban a "matar" a base de atracones de reloj. Hoy, Walter tenía que reposar, sí o sí, no como otras veces, atento a los incendios más peligrosos. Tyus le hizo olvidar, si es que eso es posible: 20 puntos, con un 90% de precisión, y 7 rebotes para 26 de valoración. Versión imperial. Similar a la que, no hace tanto, campeó por esa Europa que ahora asoma y que le convirtió en verdugo blanco en 2014. Llega a tiempo para subirse al barco.

El banquillo, mientras tanto, disfrutaba. Ya llegará el sufrimiento. A tres minutos del final, tiempo muerto y, en el lado visitante, pese al marcador, ningún grito. El silencio de la derrota. En este caso, el de aquel que ha hecho lo que ha podido, pero no le ha dado. Faggiano, tímidamente, fue el único que intentó acompañar a Dino; Okouo, el alma del primer acto, fue la metáfora perfecta del partido guipuzcoano y Magarity, lo que quedó de orgullo. Siendo colista y ante el líder, la cuesta es de Tourmalet. Pablo Laso, sin embargo, es Pablo Laso: aunque llueva o brille el sol más intenso. Un parcial de 0-5 (67-51) al inicio del último acto hizo que su voz retumbara, hoy especialmente, en un WiZink vacío. Lo rompía Tyus con un mate, el quinto para él en el partido: su partido. No era un gran pase, pero hoy lo hacía todo especialmente y raramente (al menos para lo visto hasta el momento) bien. Garuba, que no deja de asumir peso, se sumaba a la fiesta del triple para enterrar cualquier indicio de rebeldía. La misma que le caracteriza y la que los blancos deberán mostrar el jueves. Hay que marcar en verde ese número del calendario. Es la misión.

Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
8 30 18 5 0 5 7 0 0 0 64% 4/4 1/2 4/8 3 1 27
7 27 20 7 2 5 1 1 0 2 92% 2/2 9/10 0/0 1 3 26
20 26 8 2 1 1 3 0 2 0 40% 1/1 2/5 1/4 3 2 10
16 23 3 6 1 5 1 2 1 0 25% 0/0 0/1 1/3 3 1 8
6 20 17 5 0 5 3 2 0 0 71% 5/5 3/5 2/4 3 1 21
5 19 12 2 1 1 0 1 0 0 80% 0/0 0/1 4/4 4 3 13
11 18 7 3 2 1 1 1 0 1 40% 2/4 1/3 1/3 2 2 5
44 14 6 2 2 0 0 2 1 0 60% 1/2 1/2 1/1 2 3 4
9 12 4 3 0 3 2 0 0 0 33% 0/0 2/5 0/1 0 0 5
12 11 2 3 0 3 1 0 0 0 20% 0/0 1/2 0/3 2 0 3
1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0 s.c.
14 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0 s.c.
Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
3 31 10 1 0 1 5 2 0 0 50% 0/0 2/4 2/4 3 1 12
8 31 19 11 6 5 0 3 2 0 62% 7/9 6/10 0/2 6 2 25
14 20 2 5 3 2 0 2 1 1 25% 0/0 1/3 0/1 0 3 1 -
7 16 0 4 2 2 3 0 1 0 0% 0/0 0/2 0/1 0 4 1 -
5 10 5 0 0 0 0 0 0 0 33% 0/0 1/2 1/4 0 4 -4 -
6 24 5 1 0 1 2 1 0 0 18% 0/1 1/5 1/5 1 1 -2 -
11 23 11 4 2 2 1 0 0 0 47% 4/4 2/6 1/5 3 0 9
2 19 10 7 3 4 0 1 0 0 50% 0/0 5/10 0/0 0 3 8
1 13 9 2 0 2 0 1 0 0 63% 3/3 0/0 2/5 1 2 6
9 11 0 2 0 2 1 0 0 0 0% 0/0 0/2 0/2 1 3 -3 -