DETROIT PISTONS

Los Nets, a reventar la NBA: muy cerca de fichar a Griffin

El ala-pívot y los Pistons han llegado a un acuerdo para rescindir su contrato. Brooklyn y el seis veces All Star ya negocian su incorporación.

Blake Griffin es agente libre sin restricciones. Tal y como avanzaba el periodista Adrian Wojnarowski, de la ESPN, el seis veces All Star y Detroit Pistons han llegado a un acuerdo para rescindir el contrato (buyout) que les vinculaba. Ya es oficial. La noticia, a pesar del historial del jugador, no es ninguna sorpresa. Griffin, que este año promedia 12,3 puntos, 5,2 rebotes y 3,9 asistencias, lleva sin jugar desde el pasado 14 de febrero. Diez partidos seguidos sin disputar ni un solo minuto que se deben a un acuerdo amistoso entre franquicia y jugador: ambas partes estaban interesadas en separar sus caminos y, de esta forma, se daban el tiempo necesario para encontrar la mejor solución.

A partir del próximo domingo, cualquier equipo de la NBA podrá negociar con el jugador para incorporarle a su plantilla. Según el propio Wojnarowski, a día de hoy, Brooklyn Nets, Golden State Warriors, Miami Heat y Portland Trail Blazers son los equipos más interesados en hacerse con sus servicios. A dichas franquicias, Marc Stein (The New York Times) añade a los Lakers. De manera que, y siendo muy posible, las dos franquicias angelinas podrían verse enfrentadas en la puja. El alero arrastraba un contrato de dos años: esta temporada, debía ingresar 36,6 millones de dólares y, la siguiente, otros 39 (opción de jugador). En total, 75,6 millones que, en caso de traspaso, eran una apuesta arriesgada. Con las nuevas condiciones (agente libre), en cambio, se vuelve una opción apetecible para cualquier contender. Según Shams Charania (The Athletic), del monante total, el jugador ha perdonado 13,3 millones.

Griffin ya no es lo que era, pero puede seguir aportando (tal y como indican sus promedios actuales). Las lesiones, que le llevan maltratando desde tiempos inmemorables, le han obligado a cambiar su juego, pasando de tener el mate como seña de identidad a no hundir el aro ni una sola vez durante la presente campaña; pero sus características y, sobre todo, su experiencia, siguen siendo muy valoradas. En la carrera por hacerse con todo ello, Brooklyn parece partir con ventaja. Ya que, más allá de la posibilidad de utilizar parte de su Taxpayer Mid-Level Exception, también cuenta con la Disabled Player Exception procedente de la lesión de Spencer Dinwiddie (desgarro parcial en el ligamento cruzado). Según Charania, tanto la voluntad de la franquicia (obviamente) como la del jugador es que este sea el acuerdo que se termine firmando. De ser así, Griffin se reuniría en Brooklyn con James Harden, Kevin Durant y Kyrie Irving, haciendo aún más temible la constelación de estrellas.

El ala-pívot y la franquicia dirigida por Dwane Casey se encontraban en momentos vitales muy distintos. Los Pistons, que actualmente son últimos en el Este y ostentan el segundo peor récord de la competición (10-26), atraviesan un proceso de reconstrucción profundo. Su último movimiento, el traspaso de Derrick Rose a los Knicks, es la mejor muestra. Un caso muy similar al actual: mutuo acuerdo gratificante para todos los involucrados. Esta está siendo la política de Troy Weaver, nuevo general manager de la franquicia. En su mente, el futuro pasa por jugadores como Killian Hayes, Sekou Doumbouya o Saddiq Bey, jóvenes talentos que ya están acumulando minutadas importantes. Griffin, como Rose, no entra en ese perfil. Y Griffin, como Rose, a sus 31 años, quiere apurar sus opciones de lograr una gesta de mayor techo. En cualquiera de las franquicias interesadas podría ver cumplidos sus deseos.