NBA | ROCKETS 84 - GRIZZLIES 133

Ridículo de los Rockets

Los de Houston pierden su 11º partido consecutivo y lo hacen a lo grande: por 49 puntos y con el peor porcentaje de la historia de la franquicia.

Hay veces que la ausencia de un jugador se hace tan notable que es imposible no decir que su equipo le echa muchísimo de menos. Ese es el caso de Christian Wood y los Houston Rockets. El ala-pívot se lesionó el 4 de febrero y aquel día el récord de su equipo era 11-10, después de ganar bien a los Memphis Grizzlies (115-103). 24 días y once partidos después el paisaje en Houston es dantesco. Wood no ha vuelto a jugar desde entonces y los Rockets no han vuelto a ganar. Son 11 derrotas consecutivas con la de esta noche, precisamente ante los Memphis Grizzlies.

Si aquel lejano ya 4 de febrero ganaron a los de Tennessee por 12 puntos, el resultado de hoy deja claro todo lo que ha cambiado en este tiempo. Porque la cuesta abajo en la que se encuentran los texanos parece haber tocado fondo esta vez. Si no es así, lo siguiente sería lo nunca visto. ¿Cómo superar un desastre como el de anoche, con un resultado de los que te dejan marcado para siempre? 49 puntos, ni más ni menos, fueron los que les sacaron al final del encuentro los Grizzlies. Un equipo que venía de perder tres partidos seguidos. Un desastre sin paliativos.

Hay una serie de datos, a favor de los visitantes y en contra de los locales, que deja claro lo excepcional de lo ocurrido. Los Grizzlies nunca habían ganado un partido con tanta diferencia y su banquillo jamás había anotado tanto: 85 puntos repartidos entre ocho jugadores, con Justice Winslow (20), Brandon Clarke (16) y De'Anthony Melton (14) como máximos anotadores. En el lado contrario, el 27,7% de acierto en los tiros es el peor porcentaje de la historia de los Rockets y John Wall (que acabó con 16 tantos) es el segundo jugador de los Rockets en los últimos 25 años que acaba un cuarto anotando sólo una canasta lanzando al menos diez veces (el otro es James Harden). La 11º derrota seguida de los Rockets es su peor racha desde que perdiesen 15 seguidos en 2001. Así están las cosas por Houston donde, efectivamente, tienen un problema.