MOVISTAR ESTUDIANTES

El Movistar Estudiantes calienta para la Copa de la Reina

El equipo colegial viaja este martes a Valencia para disputar el segundo torneo del KO de su historia. "Vamos con ilusión", dice Alberto Ortego, su entrenador.

Las jugadoras del Movistar Estudiantes, con María Espin en el centro, celebran la victoria ante el Casademont Zaragoza en Liga Femenina.
Juan Pelegrin/CB Estudiantes

El Movistar Estudiantes disputará la segunda Copa de la Reina de su historia en Valencia (del 4 al 7 de febrero). Y lo hará 16 años después de la primera, y con dos coincidencias: la sede y el entrenador. Alberto Ortego (Madrid, 1971) era, como ahora, el entrenador de las Women in Black en La Fonteta, sede también del torneo del KO en esa edición.

Las rivales en cuartos también tienen una misma denominación de origen: Cataluña. En 2005, fue el CBF Universitari de Barcelona. En 2021, el Uni Girona, actual líder de la clasificación con 24 victorias en 27 partidos. Un rival muy complicado para unas colegiales que, cabe recordar, son recién ascendidas a la categoría y van cuartas en la tabla con una temporada de matrícula de honor: 16 triunfos de 25 posibles. Nada mal.

“Esto es deporte y a un partido pueden pasar muchas cosas. Pero sí que es cierto que en Liga Femenina hay menos sorpresas que en ACB: aquí un 15ª es impensable que gane a uno de los de arriba. Sabemos que uno de los tres primeros va a ganarla. Es prácticamente imposible que uno de los de abajo, vayas a ganar a Pefumerías, Girona y Valencia. ¿Qué puedes ganar un partido de esos? Sí. ¿Puedes ganar los tres? También te puede tocar el Euromillón un año, pero es complicado”, señala el madrileño en la rueda de prensa telématica antes de marchar este martes a Valencia con dos grandes dudas: Leslie Knight y Jana Raman, ambas afectadas por el coronavirus, una enfermedad que ha golpeado a la plantilla desde el arranque de 2021.

"Vamos sin presión"

“No llegamos en nuestro mejor momento. Desde que empezamos el año, hemos tenido demasiados parones por la COVID. Nos ha tocado vivirlo ahora. Son pocas sesiones de entrenamiento, pero no sirve de excusa ni de queja: es lo que hay”, continúa Ortego. El Estu solo pudo jugar dos partidos en enero, con un parón de 21 días entre el último de diciembre (Campus Promete) y el primero de enero (Quesos El Pastor), y otro de 13 desde el 29 de enero (Cadí La Seu) hasta el 11 de febrero (IDK). En la última semana, por el contrario, han disputado tres: Gran Canaria, Al-Qázeres y Casademont Zaragoza. El resultado, dos victorias, la última muy convincente contra las aragonesas: 83-54.

“Después del partido contra el Zaragoza, las sensaciones han mejorado. Veníamos de no hacer buenos partidos, pero se volvió a ver a ese equipo que no da un balón por perdido, ese ADN que hemos tenido durante toda la temporada y, en ese sentido, más optimistas que hace cinco días porque esas sensaciones volvieron a aparecer. Nos ha venido muy bien para afrontar la Copa con ese ánimo que habíamos perdido”, subraya el técnico, que sabe que no tienen nada que perder en este torneo: “Tenemos mucha ilusionado por vivir la Copa. Vamos sin presión. Si se dan las circunstancias, estamos acertadas… puede que se alineen los astros. Debemos estar compitiendo los 40 minutos y llegar a los últimos con opciones”.