NBA | LAKERS 102 - BLAZERS 93

La vuelta de Schröder azuza a los Lakers para que no se hundan

El base alemán, de baja la última semana por el protocolo contra el coronavirus, limitó el poder de los exteriores de los Blazers y anotó 22 puntos.

Dennis Schroder
Harry How AFP

Los Lakers pueden respirar. Están vivos. Así lo demuestra el partido más que correcto realizado ante los Blazers, uno de los equipos a los que ganaron en las eliminatorias de la burbuja de Florida la pasada temporada para proclamarse campeones. Lo hacen, en parte, porque tienen más efectivos. Al fichaje de diez días de Damian Jones para cubrir, aunque sea en entrenamientos, la baja de Anthony Davis, ya descartado para el All-Star, se suma que Dennis Schröder está ya disponible para el cuerpo técnico después de pasar unos días aislado por contacto estrecho con un positivo por coronavirus. La falta de estos dos jugadores ha dejado a los angelinos hechos unos zorros en los últimos encuentros, mala presencia rematada en la pista del líder de la NBA, Utah, hace dos días. 

La presencia del base alemán, fichado el pasado verano y que cubre dos huecos a la vez (Rajon Rondo y Danny Green, dos perfiles extremadamente distintos), fue el salvavidas de los Lakers. Ha sido importante en el inicio de campaña y se ha notado muchísimo cuando ha faltado, también porque Caruso y Horton-Tucker no han dado el paso adelante esperado en el momento en el que el titular no ha podido jugar. Con el regreso de Schröder se ha visto el poder para contener a un equipo que no tiene a McCollum pero sí a otras amenazas exteriores como Trent o Simons. A la estrella que les queda a los Trail Blazers, Damian Lillard, le quedó el tener que forzar más de lo debido. El All-Star de Portland anotó 35 puntos e hizo lo que pudo, que no fue poco, pero le faltó ayuda para batallar con los Lakers. 

La primera parte sí fue realmente igualada, con los Blazers incluso un puntito por encima gracias a su frescura. La facilidad de Kanter para hacer números la catapultaba en las estadísticas, aunque luego Gasol y Harrell terminarían siendo más decisivos que él. Lillard sumaba con regularidad. Al descanso, victoria visitante. 

El segundo tiempo cambió de pronto. Marc encestó un triple y metió un mate para darle la vuelta rápido al electrónico y pasó el testigo a Schröder, que con la batuta hizo lo que quiso pese a que tenía a Lillard enfrente. La diferencia fue creciendo a favor de los locales en ese tercer cuarto, con los de Sotts pasando una crisis para anotar con fluidez. Se fueron diez arriba los Lakers sin que hubiera solución para ello. 

Desde el 65-65 los Lakers metieron 36 puntos y los Blazers sólo 20. LeBron James, autor de 28+11+7, cerró el encuentro con sus canastas y dejó sin respuesta al rival. 

El más destacado de Portland fue Damian Lillard, que acabó con 35+7. Su rival principal, Dennis Schröder, aportó 22 tantos a Los Ángeles para cortar la mala racha.