NBA | GOLDEN STATE WARRIORS 130 - CHARLOTTE HORNETS 121

Draymond Green: 19 asistencias para un monstruoso triple-doble

Golden State Warriors gana a Charlotte Hornets y enlaza tres victorias seguidas por primera vez esta temporada. El ala-pívot también hizo 11 puntos y 12 rebotes.

Draymond Green y LaMelo Ball hablan tras el Golden State Warriors-Charlotte Hornets.
Thearon W. Henderson AFP

La octava fue la vencida. Golden State Warriors doblegó a Charlotte Hornets (130-121) y logró por primera vez esta temporada enlazar tres victorias consecutivas. En las otras siete ocasiones que pudo hacerlo, falló. Y lo hizo, además, con cierto aroma a venganza tras la derrota en Carolina del Norte del pasado 20 de febrero por solo dos puntos y con expulsión incluida de Draymond Green.

El ala-pívot se tomo justa venganza. Fue el más inspirado de la franquicia de la Bahía y cerró el duelo con su primer triple-doble de la temporada, el 25º de su carrera (récord histórico en Golden State), con 11 puntos, 12 rebotes y ¡19 asistencias! Es la máxima de su trayectoria en la NBA y la mayor cantidad de pases realizados por un warrior desde las 19 de Baron Davis frente a Memphis Grizzzlies en enero de 2008. Más de 13 años. Nada mal.

La actuación de Draymond Green

"Desmenuzó la defensa"

En el primer cuarto ya sumaba ocho, seis de ellas para mates de Kelly Oubre, que terminó el partido con 27. Green era el líder de un equipo que conectaba, con 16 pases para sus primeras 17 canastas. “Comenzó bien desde el principio. Simplemente desmenuzó la defensa. Está en la cima de su juego en estos momentos. Creo que ha estado jugando cada vez mejor durante las dos últimas semanas”, dijo sobre su papel Steve Kerr.

“El vestuario está tranquilo, eso es una buena señal. Hemos ganado tres seguidos y nadie está feliz. Sabemos que podemos jugar mejor y es una señal de que creemos que hay más por venir”, continuó el entrenador, que pudo aprovechar a un Curry más acertado: pasó de 24 puntos con un 33% en tiros de campo frente a Indiana a 29 con un 53% esta madrugada. Bienvenido de nuevo. Charlotte siempre estuvo a merced de los Warriors. Siempre por debajo en el marcador, poco importaron los 24 tantos de Rozier y los 22 de LaMelo Ball. Monk, que salió del banquillo, alcanzó los 25.